Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La sequía golpea duramente a los transformadores de frutas y hortalizas

Desde principios de año, una grave sequía afecta a varias zonas europeas productoras de frutas y hortalizas debido a la persistente falta de precipitaciones, combinada con olas de calor desde mayo. Por desgracia, no se vislumbran tendencias positivas.

El hecho es que la sequía está provocando pérdidas en las cosechas de hasta el 50%, dependiendo del cultivo y de la zona de producción.

La severa sequía en Francia, Hungría, Italia y España es extremadamente preocupante. Allí, los niveles de agua de los ríos ya han alcanzado un mínimo histórico. Las pérdidas de rendimiento también afectarán gravemente a Bélgica, los Países Bajos, Portugal y Rumanía, pero en cierta medida también a Alemania, Polonia, Eslovenia y Croacia.

Para algunos cultivos, como las zanahorias, las espinacas o los guisantes, no es posible el riego por goteo, y el riego por aspersión quemaría las hojas. En los casos en que el riego ha sido teóricamente posible, a menudo se han establecido restricciones en el uso del agua o incluso prohibiciones de riego. Para los productores que han podido regar más para limitar la pérdida de rendimiento, el coste del riego ha aumentado mucho.

En cuanto a la fruta de verano, se produjeron fuertes pérdidas de rendimiento en melocotones, albaricoques y sandías, y en 2021 la cosecha de albaricoques y melocotones fue escasa (las previsiones de la cosecha de peras y manzanas europeas son medias por el momento).

La mayoría de los cultivos de otoño también se ven afectados
Si las precipitaciones siguen siendo escasas en otoño, la gran mayoría de los cultivos de otoño, de los que también depende la industria de la transformación, se verán afectados. En el caso de las variedades de coles tardías, el rendimiento de los cultivos se verá reducido.

Impacto negativo en los costes de producción
La materia prima requerida solo está disponible en cantidades reducidas e irregulares y las fábricas no trabajan a plena capacidad, lo que conlleva un aumento de los costes de producción por tonelada para 2022.

Para la próxima cosecha de 2023, los transformadores están preocupados: después de un año tan difícil para los agricultores, ¿podrán los transformadores contratar suficientes hectáreas, y a qué coste? El sector está haciendo todo lo posible para satisfacer la demanda en la medida de lo posible. PROFEL seguirá vigilando de cerca la situación y ofrecerá una actualización en cuanto se conozcan más detalles sobre el impacto del cambio climático.

 

Para más información:
PROFEL Secretariat
Tel.: +32 2 500 87 59
Email: profel@profel-europe.eu 
www.profel-europe.eu 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor