Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

"Pronto, los fruticultores deberían poder cosechar y podar con el mismo aparato"

En el futuro, los fruticultores podrán disponer de un único robot que les ayude a cosechar, podar y desherbar durante todo el año. En los Países Bajos, el proyecto Next Fruit 4.0 de Agro Food Robotics está desarrollando una cizalla automatizada que recurre al análisis de imágenes para seleccionar las frutas y ramas correctas.

A los productores de manzanas, peras, bayas y otras frutas a veces les faltan manos. El problema se agrava durante la temporada de cosecha, pero la mano de obra también escasea para otros trabajos. "Hay una gran necesidad de automatización", afirma Jochen Hemming, investigador de Agro Food Robotics. "Por desgracia, a las cosechadoras de fruta aún les queda desarrollo por delante, y además, son muy caras".

Como parte del proyecto Next Fruit 4.0, Hemming y sus colegas están colaborando con empresas fruteras y de robótica en el desarrollo de un robot multifuncional. Al fin y al cabo, el proceso de recolección solo dura unas semanas, pero el mismo carro con el mismo brazo robótico podría realizar tareas en el huerto más a menudo.

"Creemos que un robot debe poder hacer algo más aparte de recoger. También debería hacer cosas como desbrozar, podar y ralear las flores. Los agricultores estarían mucho más dispuestos a comprar un robot así", explica Jochen.

Robot con múltiples manos
Este robot multifuncional consistirá en un vehículo autónomo con un contenedor y un brazo robótico. El agricultor podrá colocarle distintas manos. También tendrá un sistema de detección que tomará fotos que el robot analizará mediante inteligencia artificial.

Durante la recolección, podrá desplazarse, localizar la fruta madura, retirarla del árbol y colocarla en el contenedor. Parece sencillo, pero no lo es. "El problema es la gran variación que existe en la naturaleza. Ninguna manzana o pera es igual, y un árbol es una intrincada estructura tridimensional. El robot debe ser capaz de lidiar con eso".


Foto, WUR: Robot multifuncional del proyecto Next Fruit 4.0

Método para la recogida de peras
El desarrollo de pinzas para manzanas está a un nivel muy avanzado en todo el mundo; no así el de las peras. Por ello, los investigadores están centrando sus esfuerzos en ello. "Recoger peras y manzanas requiere métodos distintos. El tallo de la pera debe permanecer unido; de lo contrario, la fruta se pudre más rápido. Para que la recolección se lleve a cabo de manera correcta, no solo es importante la posición de la fruta, sino también su orientación", continúa Jochen. También interesa averiguar si un sensor de fuerza podría ayudar a la pinza en este trabajo de precisión.

Durante el último año, los investigadores han estado recopilando imágenes de los huertos y han desarrollado un software que permite localizar las peras en los árboles. La pinza se ensayará por primera vez al aire libre durante la cosecha de este otoño.

Las tijeras de podar saben dónde cortar
Hemming no solo colabora con los productores de peras, sino también con los de grosellas. Ellos son los que más necesitan un robot que pode automáticamente los arbustos de bayas en invierno. Así pues, los investigadores están construyendo primero una podadora de arbustos de bayas y luego harán otra para manzanos y perales, cuyas estructuras de ramas son mucho más complejas.

"El gran reto de la poda es lograr que el robot reconozca la madera anual y la bienal. Su color y sus botones florales difieren ligeramente. Estamos investigando si un sistema de cámaras podría reconocer dicha diferencia y si se podría utilizar un conjunto de parámetros para determinar qué ramas debe podar el robot". Las primeras pruebas comenzarán pronto.

Funciones añadidas
El proyecto Next Fruit 4.0 se desarrollará entre 2020 y 2024. Jochen espera que la pinza para peras y el podador de bayas, manzanas y peras funcionen ya eficazmente para entonces. Mientras tanto, los investigadores y las empresas seguirán estudiando la posibilidad de que el robot tenga aún más manos.

"Se podría utilizar un robot de este tipo para la pulverización de precisión para el control de enfermedades localizadas. Cuantas más funciones se pueda combinar, mejor. Solo será realmente viable económicamente si es capaz de hacer algo más que cosechar y podar", concluye.

Fuente: WUR


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor