Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Los mercados africanos o asiáticos podrían cubrir el hueco que han dejado Bielorrusia o Egipto para la exportación de manzanas polacas

"El Gobierno debería tomar más medidas para evitar esta horrible situación"

Los exportadores de manzanas polacas van camino de una temporada agitada. Al no estar ya disponibles dos mercados importantes, el hueco que ha quedado tendrán que cubrirlo nuevos mercados. Mientras, dado que los costes energéticos están aumentando a paso ligero, algunas empresas polacas podrían tener que ralentizar sus actividades o abandonarlas por completo.

Jakub Krawczyk, gerente de exportación de la exportadora polaca de manzanas Appolonia, dice que la temporada de la manzana se está poniendo en marcha poco a poco, y ahora mismo, los pedidos son en su mayoría del mercado nacional. "En estos momentos, la demanda no es fuerte porque la temporada acaba de empezar. Hacemos entregas a los supermercados nacionales todo el tiempo, pero, en general, la exportación está empezando ahora y ya veremos qué mercado es el mejor receptor. Por suerte, nuestros socios han acordado algunos programas con nosotros, como cada año, así que hemos cubierto cierto porcentaje de la producción para los países europeos".

Puesto que Egipto y Bielorrusia ya no son mercados fiables para las manzanas polacas, Krawczyk dice que el gran objetivo es alcanzar nuevos mercados en potencia esta temporada. "Nuestra mayor preocupación es la falta de grandes oportunidades de ventas a países como Bielorrusia y Egipto. Estos dos países han sido los mayores receptores de nuestros productos en los últimos años y, como vender allí está prohibido o es casi imposible en estos momentos, estamos intentando abrir nuevos mercados o destinar más a los socios con los que hemos trabajado en otros territorios. Esperemos que algunos países africanos o asiáticos llenen el vacío que ha quedado y que, al final, las ventas terminen moviéndose. Todo el mundo está deseoso de poner un pie en mercados como Oriente Medio, lo cual podría ser una buena solución este año porque el color de la Gala es fantástico este año".

Appolonia también está sintiendo la presión del coste cada vez más alto de la energía. Se desconoce aún cuáles serán las tarifas energéticas en el nuevo año, explica Krawczyk. "Desafortunadamente, no hay buena solución para el creciente coste de la energía. Nuestras facturas energéticas han subido un 500 por ciento y la mayoría de nuestra producción y de nuestro almacenamiento depende de dicha energía. Y todavía hay un gran interrogante sobre cuáles serán las tarifas de la energía a partir de enero de 2023. Podemos decir honestamente que la situación es bastante dramática ahora mismo. Tenemos algunos planes sobre la mesa, pero o son muy caros o podrían tardar hasta uno o dos años en completarse, y no podemos esperar tanto porque el problema existe ahora mismo. Desde luego, cambiará nuestro precio de almacenamiento y podemos afirmar sin ninguna duda que el precio será alto".

El precio de la energía está alcanzando niveles que harán que algunas empresas abandonen a la mínima ralentización de sus actividades, confirma Krawczyk. "Hemos oído que algunas empresas que utilizan un alto porcentaje de energía en su producción dejarán de funcionar un tiempo o solo aceptarán un número limitado de pedidos. No les quedará más opción ya que, de lo contrario, no podrán pagar las facturas de la energía. Sabemos también que algunas empresas de otros sectores productivos van a cerrar por completo o van hacer despidos para reducir los costes de todas las formas posibles. Si las empresas no producen y la gente no tiene trabajo, el Gobierno no ingresará el dinero de los impuestos, así que, en nuestra opinión, el Gobierno debería poner en marcha más programas y medidas para evitar esta horrible situación".

Krawczyk opina que el precio de las manzanas debería subir tanto como el coste, pero no ha ocurrido en absoluto. "El mayor problema es que el precio no está aumentando adecuadamente al mismo ritmo que lo hace el coste. Si nos fijamos en cualquier otro producto, nos daremos cuenta de que no cuesta lo mismo que hace seis o doce meses. Por desgracia, el precio de las manzanas se ha detenido un poco en cierto nivel. Si los productores no cubren sus costes, se verán obligados a vender sus campos, máquinas o encontrar algún otro método de ganancias, que creo que no es la mejor opción. Teniendo en cuenta que muchos productores están continuando con el negocio familiar, en marcha desde hace generaciones, somos, con orgullo, el mayor huerto de manzanas de Europa, así que, pase lo que pase, deberíamos continuar con la tradición. ¿Cómo afectarán estos tiempos difíciles a nuestra producción? Tendremos que esperar para saberlo".

Para más información:
Jakub Krawczyk
Appolonia
Tel.: +48 785 342 930
Email: jakub.krawczyk@appolonia.pl       
www.appolonia.pl  


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor