Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

ASAJA-Almería reclama echar el freno a la propuesta de limitar el precio de ciertos productos básicos

"El tomate cuesta en el supermercado un 500% más que lo que cobra el agricultor"

“Desde que saliera a la luz la propuesta de la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo Yolanda Díaz para limitar el precio de ciertos productos básicos, las críticas y el malestar en el sector no han cesado debido a que se trata de otro golpe más que volvería a sacudir la rentabilidad de los productores agrícolas. La política económica que propone Díaz secundada por el ministro de Consumo, Alberto Garzón, radica en un pacto entre consumidores y distribuidoras para que la cesta de la compra, concretamente en unos treinta productos, tenga un límite en su precio y así combatir la inflación que nos acontece desde que se desatara el conflicto bélico en Ucrania”.

Sin embargo, para ASAJA-Almería este empeño de la ministra es una “aberración”, tal y como señala la presidenta provincial Adoración Blanque, quien es consciente de la inflación tan desmedida a la que está enfrentándose el país y asegura que “de todas las propuestas que se podrían haber realizado para atenuar los precios; limitar los precios de los alimentos básicos sin duda ha sido la más desafortunada, debido a que es la comprobación de un desconocimiento absoluto de la realidad del sector”. Por ello, la organización agraria reclama al ministro de Agricultura Luis Planas, encargado de la defensa del sector, que invite a la vicepresidenta a que haga una reflexión y revise la actualidad agraria, y entonces contemple las bases que plantea su propuesta.

Díaz señala los huevos, la leche, el aceite, los cereales, la fruta o las hortalizas como los productos básicos cuyos precios deben ser limitados. Sin embargo, según los datos recopilados por ASAJA-Almería, el tomate pera se está pagando en el mes de septiembre en origen a 0,40 euros el kilo y el consumidor lo está comprando a 2 euros de media, destacando con un aumento del 500%; en el caso del pimiento lamuyo rojo, su precio se ha elevado un 233% debido a que en origen se encuentra a 1,20 euros y en el supermercado a 2,80 euros. Igualmente, la lechuga romana se incrementa a lo largo de la cadena alimentaria en un 400%,y el pepino corto en un 236%.

Por lo que, si se revisan los precios en origen y los precios en supermercados, no son los productores los más beneficiados. “Estamos completamente de acuerdo en ayudar a las personas que lo necesiten, quizás rebajando los impuestos o el gravamen de esos productos básicos se remediaría parte de las consecuencias de la inflación; pero no a costa de desmantelar el sector”, afirma Blanque.

Para más información:
ASAJA-Almería
https://asajaalmeria.org


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor