Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Un equipo de investigadores colaboran en un proyecto para producir alcachofa fresca y de calidad durante todo el año

Un equipo del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas, centro mixto de la Universitat Politècnica de València (UPV) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), junto con la empresa BASF Vegetable Seeds, trabajan en un proyecto para producir alcachofa fresca y de calidad durante todo el año.

"La alcachofa es una excelente fuente de fibras alimentarias y antioxidantes. Conseguir extender su producción, garantizando su calidad óptima, aumentaría la venta y consumo de uno de los alimentos más saludables de nuestra dieta, como es esta verdura. Y en ello es en lo que estamos trabajando ya más de 20 años en nuestra empresa", ha apuntado Peter Visser, Director de I+D en alcachofa para BASF Vegetable Seeds.

En 2018, BASF Vegetable Seeds impulsó un estudio científico con el equipo de Francisco Madueño, investigador científico del CSIC en el IBMCP, para entender mejor las claves moleculares de la iniciación de la floración en alcachofa.

"Nuestro objetivo es identificar genes que permitan seleccionar variedades de alcachofa precoces, con floración temprana, para conseguir un periodo de producción más extendido en el año, especialmente en las cosechas precoces de antes del invierno, sin tener que forzar la floración de la planta con reguladores de crecimiento, como se hace hoy en día", ha subrayado Rick Berentsen, especialista en mejora molecular de la empresa BASF Vegetable Seeds. Para responder a este reto la empresa contactó directamente con el IBMCP.

El equipo de este centro mixto de la UPV y el CSIC lleva trabajando desde hace más de 20 años en el estudio de los circuitos genéticos que controlan la floración en especies modelo, como Arabidopsis thaliana. "De estas plantas modelo ya conocemos muchos de los secretos de las rutas genéticas reguladoras de la floración y eso es la base para conocer el funcionamiento de dichas rutas en otras especies como, por ejemplo, la alcachofa", ha indicado Vicente Balanzá, investigador del CSIC, IBMCP.

"Ya hemos identificado algunos muy prometedores, pero es necesario más tiempo y validación para estar seguros de que sean verdaderamente interesantes", apuntan Reyes Benlloch y Rick Berentsen. En este sentido, Francisco Madueño y Peter Visser concluyen que el camino para obtener variedades de alcachofa que no necesitan mucho frío en otoño es aún largo, "y todavía más nuestra visión o sueño de crear un abanico de variedades para cubrir una producción doméstica durante todo el año, pero ya hemos dado los primeros y prometedores pasos".

 

Fuente: europapress.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor