Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Luis Fernando Rubio, director de Procecam: "Se ha notado también la salida de Ucrania del mercado"

La caída de la oferta de cebolla de alrededor del 40% en España y el resto de Europa hacen subir los precios

La bajada de la superficie plantada de cebolla y el descenso de los rendimientos por hectárea en Europa han llevado a una reducción notable de la producción disponible de más de un 40% respecto a un año normal. La cebolla española también está experimentando una situación similar y sus ventas avanzan a buen ritmo y buenos precios desde que se inició la campaña.

“La campaña de cebolla 2022/2023 está siendo muy distinta respecto a la anterior, que fue realmente ruinosa”, cuenta Luis Fernando Rubio, director de PROCECAM, la Asociación de Productores de Cebolla de Castilla-La Mancha. La demanda es estable y la bajada de producción de alrededor de un 40% de la cebolla en España, así como en el resto de Europa, está conllevando un incremento en los precios”.

El cierre del canal horeca causa un exceso de cebollas españolas grandes

A diferencia de la temporada pasada, en la que se pagaron medias de precio de entre 8 y 10 céntimos de euro el kilo, este año la cebolla de calibre grande cotiza entre 35-37 céntimos de euro el kilo y entre 25-30 céntimos de euro en cebollas de calibre mediano.

“El año pasado los precios no nos permitieron cubrir los costes de producción, pero este año está siendo posible. Y es que, en tan solo un año, el coste de producir un kilo de cebolla se ha disparado hasta los 25 céntimos. La demanda está siendo más activa en calibres grandes, ya que son los que más escasean en toda Europa. De hecho, va a ser muy difícil encontrar calibres entre 60 y 80”, explica el representante de esta asociación.

La recolección de cebolla Grano de Oro, la de mayor conservación, está ahora en sus fases finales. “Si bien las lluvias de marzo y abril impidieron que se sembrara la cebolla en su época habitual en Castilla-La Mancha –principal zona productora en España–, el tiempo seco y con abundantes horas de sol que le sucedió no solo ha hecho que se anticipe el final de la cosecha, sino que ha influido muy positivamente en la calidad de conservación de las cebollas, así como en la reducción del calibre y de los rendimientos”, afirma Luis Fernando Rubio.

La superficie, los rendimientos y los calibres han decrecido en todas las zonas productoras de Europa, además, también se ha notado la salida de Ucrania del mercado, debido a la guerra, lo que contribuye a una oferta de cebolla muy por debajo de lo normal. “En los últimos años la superficie de cebolla se ha había incrementado significativamente en Ucrania, rebasando incluso a la de España, por lo que su ausencia en el mercado se está notando mucho. Sus cebollas abastecían bien a los mercados del Este de Europa y Asia y contaban con una buena calidad de piel y sabor. Por otro lado, Rumanía está creciendo en producción cada vez más”.

Las ventas de cebolla española en fresco se destinan al mercado nacional entre un 35-40% y se exporta en torno a un 30%, principalmente a Reino Unido, Alemania, Francia, Portugal, Italia y Marruecos, entre otros y destinándose el resto a la industria de procesado.

 

Luis Fernando Rubio
PROCECAM
Calle San Clemente, 50
02600 Villarrobledo. Albacete. España.
lfrubio@procecam.es
www.procecam.es


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor