Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

PIP Innovations

Un procesador de patatas holandés diseña una cortadora que resulta sorprendentemente multifuncional

PEKA Kroef es un procesador de patatas de los Países Bajos y, como tal, vio que era necesario optimizar el proceso de corte de patatas y mejorar su eficacia. "El mercado no contaba con una máquina que pudiera cortar los puntos negros de las rodajas de patata", comienza Bart Kroef. "Así que pensamos, ¿por qué no diseñar una nosotros mismos?". Y ahora, desde hace cuatro años, PEKA Kroef utiliza D-Blades: procesadoras basadas en el robot Delta de PIP Innovations.

La cortadora
"Un procesador óptico separa primero las rodajas buenas de las que tienen puntos negros, que se desvían a la cortadora. Utilizamos la tecnología de visión artificial y 3D, y el aprendizaje profundo para analizar con precisión el producto y controlar los robots Delta", explica Bart, propietario de PIP Innovations y director general de PEKA Kroef desde hace diez años.

"Estos están equipados con una cuchilla redonda y pueden cortar con precisión los puntos negros. Las rodajas defectuosas solían desecharse inmediatamente como alimento para el ganado. Eso es un desperdicio, por supuesto, porque esos puntos negros representan solo el cinco por ciento de las rodajas". Después de introducir varias innovaciones de PIP, la eficiencia global de PEKA mejoró entre un 52% y un 60%".

Triple ventaja
La D-Blade tiene un triple beneficio: aumento del rendimiento, progreso de la calidad del producto y posibilidad de introducir nuevos productos. En el segmento de las patatas, esta última ventaja se traduce en cosas como el procesamiento de patatas Hasselback. Sin embargo, la máquina también se presta perfectamente a procesar otros productos, como fresas y zanahorias.

Cuchillas duraderas
En los robots delta se pueden montar varios tipos de cuchillas: las que cortan patatas fritas, las que cortan patatas por la mitad o en cuartos, y las que cortan una cruz en las patatas asadas, las que descabezan patatas y fresas, o las que cortan zanahorias. Y la lista continúa. "En el sector de la zanahoria, las cuchillas duran solo seis meses, dependiendo de su uso. En PEKA Kroef, no hemos tenido que sustituir las cuchillas de nuestros productos para patatas en cuatro años", expresa Bart con orgullo.

Una máquina sencilla
"Mecánicamente, la D-Blade es una máquina muy sencilla, con una sola cinta transportadora, componentes electrónicos y dos o seis robots, según el tamaño de la planta de procesado", explica Jeroen Pannekoek, director general de PIP Innovations. "Dependiendo del cliente, la cortadora se amortiza en dos años en el caso de las patatas; en el caso de las fresas, nos atrevemos a decir que en una temporada". La sencillez se manifiesta también en un panel de control fácil de usar e intuitivo.

"No hace falta ser informático para manejar la máquina", añade Bart. "De hecho, intentamos que sea lo más sencilla posible para los clientes. Tenemos un enlace online para controlar el rendimiento de la máquina. Si algo amenaza con ir mal, nos ponemos en contacto con el cliente. A menudo, si hay un mal funcionamiento o un problema relacionado con el software, nos ponemos con ello antes de que se convierta en un problema real".

Codian Robotics ofrece el robot y VDL Systems construye la máquina. Ambas son empresas holandesas.

Eficiencia
"Todavía se utilizan muchas máquinas de procesamiento de fresas en las que hay que colocar la fruta manualmente. Eso, obviamente, aumenta los costes de mano de obra. E incluso en las cortadoras en las que se pueden introducir las fresas de forma aleatoria, sigue habiendo entre un 20 y un 30% de pérdidas. Nuestras pérdidas son menores que con el trabajo manual; además, trabajamos cinco veces más rápido. Cada robot, con la D-Blade, puede cortar entre cuatro y cinco patatas por segundo, igual de rápido o más que las máquinas convencionales. Pero estas nunca, por ejemplo, cortan las patatas peladas al vapor por la mitad", presume Bart.

"Dos empresas de zanahorias llevan 18 meses utilizando la D-Blad para descabezar y hacer porciones de sus productos, lo que se traduce en un aumento del 20% de la eficacia respecto a las máquinas existentes: del 60-65% al 80-85%. Y si la zanahoria está curvada, la cuchilla cortará en curvatura para un aprovechamiento óptimo del producto. Nuestros clientes de zanahorias funcionan así: primero se lavan las zanahorias, luego se eliminan los cuerpos extraños, el producto clasificado pasa a la cortadora y, por último, un clasificador separa los trozos malos de los buenos, redirigiendo las zanahorias que se pierden de nuevo a la D-Blade", continúa Jeroen.

Multifuncional
La multifuncionalidad de la D-Blade está atrayendo peticiones de todas partes. "El mes pasado cortamos pepinos, calabacines y coliflores. Estamos recibiendo peticiones de pescado, piña y melocotones. No tenemos tiempo infinito, pero ayudamos a pensar en nuevas aplicaciones. Por ejemplo, una empresa quiere una máquina para descorazonar coliflores. Tras el descorazonado, la coliflor se rompe en ramilletes de tamaño desigual y la empresa recibe pedidos de tamaños específicos. Así que podríamos ordenar a la D-Blade que clasifique la salida de la descorazonadora en diferentes tamaños. La D-Blade 've' los contornos de los ramilletes y decide entonces si los corta o no. Ahora mismo, eso se hace sobre todo a mano".

Clientes
Los procesadores basados en robots Delta de PIP Innovations también han despertado el interés de empresas extranjeras. "Una multinacional tiene una de nuestras D-Blades en una planta de procesamiento de fresas en Francia. A finales de julio, visitamos a un importante procesador de patatas Hasselback y asadas en el Reino Unido. Hace unas seis semanas, entregamos una cortadora a una empresa internacional del mercado de la patata en Estados Unidos, y estamos planeando una entrega a un procesador de zanahorias en California. Incluso hemos recibido una petición de Tasmania para un cortador de batatas. Actualmente es un producto muy popular, pero su forma es muy irregular. Eso no es un problema para la D-Blade; en un abrir y cerrar de ojos, determina cuántas veces debe cortarse la batata que pasa por debajo de su 'ojo'. Y, así, seguimos avanzando", concluye Jeroen.

 

PIP Innovations
Beukenlaan 61
5409 SX Odiliapeel
+31 88 0227 201
info@pip-innovations.com  
www.pip-innovations.com  


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor