Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Especial Moldavia: la opinión de Tony Derwael, de Bel 'Export

"No veo posibilidades inmediatas para las manzanas moldavas en Europa occidental, pero sí para las frutas de hueso"

En este especial sobre Moldavia, quisimos oír la opinión de alguien en Europa occidental sobre la historia moldava. Buscamos a un productor/distribuidor familiarizado con esta región del sudeste de Europa, su cultura y, sobre todo, el sector frutícola de este pequeño vecino de Ucrania. Por ello hablamos con Tony Derwael, el dueño de Bel 'Export, quien se ajusta a este perfil. "He estado allí más de una vez. Quería establecer algo para exportar a Rusia, pero al final no sucedió", explica Tony sobre su vínculo con Moldavia.

Bel 'Export es una empresa belga de cultivo y comercio que se centra en la fruta premium: su planta de envasado procesa 30 millones de kg de peras y 15 millones de kg de manzanas al año. La empresa también se vio muy afectada cuando, el 7 de agosto de 2014, Rusia impuso un veto a la fruta, la carne, el pescado y los productos lácteos europeos.

Rusia ha sido durante mucho tiempo el mercado más importante de la fruta moldava, pero, según Tony, los productores y exportadores de Moldavia siempre han estado pendientes del mercado de Europa occidental. "A veces, hemos tenido que importar ciruelas, y se las arreglan para llenar ese vacío. Ese producto es de excelente calidad".

Pocas manzanas moldavas en el mercado de la UE
"Las manzanas son otra historia. Las manzanas moldavas pueden tener un sabor maravilloso, pero veo pocas oportunidades para ellas en el mercado de Europa occidental. En primer lugar, la competencia de Polonia es demasiado feroz. Ese país tiene una gran oferta y puede suministrar el producto más barato. Transportar las manzanas desde Moldavia hasta aquí cuesta fácilmente 5.000 €, es decir, 0,25 €/kg, mientras que puedes conseguir Gala polacas libres de impuestos por 0,40 €/kg. En comparación, las Gala francesas cotizan de 0,80 € a 0,90 €". Cabe preguntarse si, una vez que se reanude el transporte marítimo desde el mar Negro, el transporte en contenedores frigoríficos –que sigue siendo tres veces más barato que el transporte por carretera– podría ofrecer una oportunidad para las exportaciones de frutas moldavas a Europa occidental.

¿Proteccionismo?
En cualquier caso, Moldavia no solo tiene que competir con productos polacos más baratos, sino que también se enfrenta –como se informó en los artículos anteriores– al prestigio del que gozan los productos de Europa occidental y meridional. "Los supermercados aquí ofrecen manzanas Gala, pero son invariablemente de Francia o Italia", dice Tony. En este sentido, la preferencia de los consumidores de la UE por los cultivos locales, que se debe a diversas razones –principalmente a cuestiones de sostenibilidad–, también apunta a una forma de proteccionismo real o implícito. "Francia y Alemania, los mayores mercados de Europa occidental, solo importarán productos cuando ya no tengan sus propias existencias".

Esta autopreservación fue evidente a mediados de junio. En Francia, los miembros de la ANPP (Asociación Nacional de Manzanas y Peras) y de la FNPP (Federación Nacional del Melocotón en Francia) se pronunciaron en contra de la propuesta de la Comisión Europea de duplicar los contingentes libres de aranceles de siete productos hortícolas moldavos, incluidas las manzanas. Estas asociaciones francesas no cuestionaron la admirable intención de este movimiento (apoyo a la economía moldava afectada por la guerra en Ucrania). Sin embargo, advierten de que el mercado europeo, en particular el de la manzana, puede desestabilizarse.

"No apoyo el proteccionismo; creo en el libre comercio y quiero incluir a los productores moldavos en esto. Pero no creo que la ampliación de las cuotas les ayude a exportar más manzanas a Europa occidental y septentrional de inmediato. Eso también se debe a que hay poco espacio en el mercado para sus variedades. Cultivan muy pocas Jonagold y, 40 años después, los belgas aún siguen muy interesados en esta manzana. No tienen ninguna Elstar, a la que los holandeses y alemanes están dedicados. Tienen otras variedades, a menudo más nuevas que las que tenemos aquí. Por cierto, Bélgica tiene que prepararse para cambiar la Jonagold por una manzana diferente. Esta variedad se acerca a su fecha de caducidad, mientras que la Elstar todavía tiene años por delante en los Países Bajos y Alemania".

Rumanía, Oriente Medio e India
"Entonces, ¿qué puede ofrecer Moldavia? Braeburn y Gala, por ejemplo, o Fuji. Veo oportunidades definitivas en el Reino Unido y Rumanía, el gran vecino de la UE en el oeste, donde la gente habla el mismo idioma. En ese sentido, duplicar las cuotas podría resultar útil, aunque Rumanía, con sus 19 millones de habitantes, tampoco es exactamente el mercado más grande".

Tony entiende que los cultivadores moldavos están interesados en exportar al Medio Oriente. "De hecho, veo que ese mercado sería una salvación para ellos. Ese mercado es lo suficientemente grande (unos 57,6 millones de habitantes en 2021, según las cifras del Banco Mundial, si se suman mercados potenciales como Israel, Arabia Saudita, Catar y las poblaciones de los Emiratos Árabes Unidos), y las variedades que Moldavia tiene para ofrecer son apreciadas allí. Hay cierta competencia de Sudáfrica y Estados Unidos".

"Pero creo que Moldavia tiene una ventaja competitiva con respecto a los tiempos y las tarifas de transporte. Incluso creo que el Gobierno europeo podría ser de ayuda. Podría seguir el ejemplo de los programas que USAID ha implementado con éxito durante décadas en antiguos países del Bloque Oriental, incluido Moldavia, a través de la asociación sectorial Moldova Fruct. Eso sería útil. Moldavia incluso tiene ventaja sobre nosotros en Oriente Medio porque no tenemos las variedades para exportar a la península Arábiga. Elstar y Jonagold son simplemente suaves".

"Las variedades de color rojo oscuro pueden ir a la India. He ayudado a algunos cultivadores moldavos transmitiendo información de contacto. India tiene muchas manzanas propias, pero no es autosuficiente. Produce casi tanto como la UE en su conjunto, pero tiene mucha más población (según los datos del Banco Mundial, el año pasado, la UE tenía 447 millones de habitantes y la India 1.393 millones, es decir, el triple). Egipto también es una opción, y creo que el Gobierno moldavo está trabajando para aprovechar ese mercado. Aunque Polonia, con su enorme cosecha de manzanas, también está allí".

Egipto –con una población de 104 millones de habitantes según el Banco Mundial– no es en absoluto un mercado pequeño; sin embargo, desde esta primavera, las exportaciones de fruta al país del norte de África se han vuelto más difíciles. Debido a la escasez de euros y dólares, el 1 de marzo de 2022 el Banco Central de Egipto impuso reglas de pago restrictivas. Esto afecta a muchas importaciones. El objetivo es gastar la moneda disponible exclusivamente en productos básicos como el trigo y la medicina.

Gran vino (y uvas)
Tony no ve a Europa occidental como un mercado de ventas inmediato para las cerezas moldavas. "Sus cerezas tienen unos tamaños más pequeños que los que demanda nuestro mercado". Sin embargo, elogia el sabor de sus uvas y vinos. "El vino moldavo es fantástico, lo que tiene sentido cuando tienes uvas tan deliciosas. Es una de las regiones más soleadas de Europa. Deberían considerar lo que exige el mercado europeo y responder en consecuencia. ¿Por qué no cultivar arándanos y otros frutos rojos?".

Turquía como competencia
Moldavia debe trabajar en aprovechar los mercados y construir una reputación porque la competencia está creciendo. E incluso si Rusia reabre sus puertas, el potencial de exportación será más limitado: Rusia está ampliando su propio cultivo y otros países como Turquía están ganando más participación en ese mercado. "Turquía se está consolidando en varios mercados. Próximamente competirá con Moldavia, como lo hace con nosotros. En Rusia, Turquía ya ha ganado parte de nuestra cuota anterior, y creo que, ahora, llenará el vacío dejado por el reciente embargo a la fruta moldava".

Reacciones incorrectas en 2014
Tony quiere concluir repasando los acontecimientos de 2014, tras la anexión de Crimea y las consiguientes sanciones mutuas entre Europa y Rusia. “Europa ahora ve que se equivocó al no tomar medidas duras contra el Kremlin. Si hubiéramos reaccionado más decididamente, el régimen ruso no se habría atrevido a invadir Ucrania. En ese sentido, resulta que nosotros, los fruticultores, también reaccionamos incorrectamente. Pero la Comisión Europea debería haber compensado temporalmente a los fruticultores, cosa que no hizo. Les falló a los agricultores. Aparentemente no podía permitirse ayudar, pero la pandemia demostró que cuando los políticos quieren, pueden encontrar recursos suficientes", concluye Tony.

 

Para más información:

Tony Derwael
Bel’Export
Neremstraat 2
3840 Borgloon (Bélgica)
Tel.: +32 (0)12 67 10 50
Móvil+32 (0) 475 723 022 
Email: belexport@belexport.com 
Web: www.belexport.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor