Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Se estima una producción de 1.090.000 toneladas de limón y de 76.000 toneladas de pomelo en España

Limón
La estimación de cosecha de limón de AILIMPO para la próxima campaña 2022/2023 prevé una producción en España de 1.090.000 toneladas, lo que supone un descenso global del 10% en comparación con la campaña 2021/2022 que se cierra con una producción final de 1.211.000 toneladas de acuerdo con el balance provisional que contabiliza la fruta exportada, procesada, comercializada en el mercado doméstico, así como las mermas de peso. El balance ha sido superior al inicialmente previsto en parte debido a una mayor producción de limón Verna por el fuerte incremento de calibres, y además hubo una importante cosecha de limones rodrejos en verano.

El descenso previsto se debe a las adversas condiciones meteorológicas en 2022 con episodios de lluvia importantes en marzo y abril que afectaron a la floración y cuaje en numerosas zonas de producción. Además, el verano ha sido especialmente caluroso, con un incremento de las temperaturas y ausencia de lluvia, que tiene como consecuencia un retraso en el desarrollo de la fruta, con calibres más pequeños en estos momentos. La merma se notará sobre todo en la variedad Verna con una caída del 22%, siendo en el caso de Fino un descenso del 5%. En todo caso, el ritmo de recolección y desarrollo de los calibres determinará el cálculo final de la cosecha.

España continuará en 2022/2023 siendo el líder mundial de exportación de limón fresco, y el segundo procesador de limón en zumo, aceite esencial y cáscara deshidratada a nivel mundial.

Pomelo
La estimación de producción de pomelo de AILIMPO para la campaña 2022/2023 señala una previsión de cosecha en España de 76.000 toneladas, un descenso del 10% respecto a la anterior campaña.

Impacto de las especiales condiciones meteorológicas en la cosecha de limón y pomelo 2022/23
En el gráfico se comparan, mes a mes, los datos de precipitaciones de 2022 con respecto a la media de los 20 años anteriores (periodo 2001-2021).

Como se puede apreciar, las precipitaciones en 2022 han sido mucho mayores a la media en los meses de marzo, abril y mayo, afectando, por tanto, las lluvias a la floración.

En el gráfico siguiente se indican el número de días de lluvia durante un periodo determinante en la floración y cuajado de la fruta (del 25 de febrero al 5 de mayo).

Tal y como se muestra a continuación, comparando los datos de temperatura media mensual de 2022 frente a la media de los 20 años anteriores, se muestra que las temperaturas de los meses de mayo, junio, julio y agosto de 2022, han sido muy superiores, ocasionando problemas para el cuajado de los frutos de pequeño tamaño y su posterior caída, así como una ralentización del crecimiento del fruto, lo que está provocando una reducción de los calibres al principio de la campaña.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor