Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

El sector del pomelo de Florida ha sufrido pérdidas mínimas de fruta tras el huracán Ian

Tras la llegada del huracán Ian, parece que el pomelo de Florida ha salido del paso con consecuencias mínimas. "Hemos tenido muchísima suerte", asegura Dan Richey, de Riverfront Packing Company. "La tormenta se nos estaba echando encima y después giró hacia el noreste, lo que nos salvó".

El pomelo de Florida se cultiva principalmente en la costa este del estado, en la región del condado de Indian River-St. Lucie. "Tuvimos vientos de entre 48 y 56 km/h, así que las ráfagas tiraron bastante fruta de los árboles; yo diría que en torno al 5 por ciento de media, porque algunos productores tuvieron un poco menos y otros un poco más. Pero no es nada que nos preocupe. No va a afectar a nuestro volumen envasado, así que nos sentimos muy pero que muy afortunados", expresa Richey.

Las fotos del sector del camino directo de la tormenta muestran los árboles bajo el agua tras el paso de Ian. Foto: Dan Richey.

En cuanto a lluvia, la región recibió aproximadamente 18 cm. "Como estamos muy diversificados geográficamente en cuanto a las zonas afectadas por la tormenta, los daños están muy aislados a esa franja. Hay grandes complicaciones en algunas zonas, pero nada que vaya a poner al límite al sector citrícola de Florida", indica, y añade que la región sí que se quedó sin energía durante más de un día.

¿Las naranjas son otra historia?
Aunque todavía es temprano, se informa de que las naranjas, que se cultivan más en la parte central del estado, sufrirán pérdidas considerables, al haber más fruta en el suelo y quedar anegados algunos campos de naranjos. "Si estabas en la trayectoria de la tormenta, seguro que habrás perdido una buena cantidad de fruta; eso, sin duda", dice Richey.

Richey dice que los que estaban en la trayectoria de la tormenta habrán perdido, seguro, una buena cantidad de fruta. Foto: Dan Richey.

Parte de la suerte del pomelo, no obstante, es el momento en que se produjo el huracán. "Si hubiera sido más tarde, habría sido peor, porque habría interrumpido la temporada de envíos. Si ya hubiésemos empezado a cosechar, habríamos tenido que parar una semana o 10 días porque, aunque la fruta tendría buen aspecto, si el viento la mueve estando en el árbol, podría presentar perforaciones o el tallo retorcido", explica. "Más tarde, la fruta hubiera sido más grande y más pesada, por lo que habría hecho falta menos viento para que cayese del árbol".

Sin embargo, los planes siguen en marcha para que Riverfront Packing comience la cosecha dentro de dos semanas, como estaba previsto. "Hay algunos daños menores en algunos almacenes de envasado, pero eso no retrasará su fecha de inicio", concluye.

Para más información:
Dan Richey
Riverfront Packing Company
Tel.: +1 (772) 562-4124
danr@riverfrontpacking.com  
www.scottcitrus.com   


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor