Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

El italo-holandés Claudio Papone lleva al mercado limones de los más verdes

Los limones comercializados por Agri Bio Italy son más verdes que verdes. Impulsado por la voluntad de hacer del mundo un lugar mejor, el italo-holandés Claudio Papone empezó hace dos años a ayudar a su amigo italiano Tommaso a desarrollar el mercado de estos limones ecológicos en el norte de Europa, empezando por los Países Bajos.


Claudio Papone

Y es que Holanda es la segunda patria para Claudio, que ha vivido allí durante 28 años. Actualmente reparte el tiempo entre los dos países, pues tiene casa tanto en Italia como en Países Bajos. Claudio llegó a los Países Bajos cuando tenía 17 años, sabiendo que sus padres se quedarían a vivir allí durante al menos 10 años. "Entonces opté por la vía difícil de la integración y decidí ir a una escuela holandesa. Fue muy duro los primeros dos años, pero, ciertamente, ha dado sus frutos", dice Claudio. 


Azienda Agricola Mottava, de Tommaso Gargallo di Castel Lentini 

Claudio habla y escribe el idioma holandés con fluidez y también ha captado algunas cosas sobre la mentalidad holandesa. "Los italianos son prolijos, en los Países Bajos he aprendido a ser breve y conciso. Estoy feliz por eso, porque me beneficia mucho". 

Cuando se trata de hacer negocios, el enfoque es diferente. "Los holandeses prefieren esperar y ver qué pasa. No revelan todos los detalles de inmediato. No es tan fácil ganar acceso. Luego, en el momento en que se encuentran los puntos en común, las negociaciones se aceleran y los detalles se hablan. A esas alturas de las negociaciones, los holandeses van directamente al grano y aceptan o rechazan sin más demora la propuesta hecha por la otra parte. Los italianos, en cambio, son muy abiertos, amigables y apasionados al principio. Luego, para llegar a un trato, tienen que 'bailar' el uno alrededor del otro, lo cual, simplemente, toma más tiempo".

Italia es uno de los líderes en agricultura y horticultura ecológica. La producción bío es estimulada por el Gobierno, pero también existe una conciencia muy fuerte entre los productores de que el cultivo ecológico es la única alternativa válida. En los Países Bajos, la situación es muy diferente.

"No es que los holandeses no valoren los productos bío, pero las ventas aún van rezagadas. Las organizaciones Bionext y BioNederland tienen como objetivo estimular la producción y el consumo de productos ecológicos. Como subsidiaria holandesa de una empresa italiana, decidimos asociarnos a estas entidades, ya que queremos darles nuestro apoyo total a organizaciones que se están esforzando por hacer que el futuro de nuestros niños sea sostenible".

"Además de estar convencidos de que los productos ecológicos son mejores para la tierra, también queremos aportar nuestro granito de arena en el ámbito social. En Italia damos trabajo a refugiados para que tengan un sitio donde vivir y puedan construirse un futuro en el país". 


Un carruaje da testimonio de la larga historia de la Azienda Agricola Mottava 

Larga historia 
Los limones del huerto de Tommaso son "más verdes que verdes". "La empresa tiene una larga historia. La tierra ha estado en manos de la familia durante más de 400 años y el estilo de vida siempre ha sido biodinámico. La familia ha sido uno de los pioneros en el cultivo ecológico, ya que fueron uno de los primeros productores en lograr el certificado ecológico y más tarde también el certificado Demeter en Italia". 

Los limones no se someten a un proceso de desverdizado con etileno. Hay cuatro períodos de cosecha. Los limones cosechados en invierno y primavera han tenido noches frías y, por lo tanto, desarrollan de forma natural su color amarillo. Los limones que se recolectan en verano se mantienen verdes con el sol de verano. "Los holandeses no están acostumbrados a ese color y piensan que estos limones no están maduros. Sin embargo, están deliciosos", asegura Claudio. Además, no se aplica ninguna capa protectora de cera, por lo que la cáscara también es apta para el consumo. 


La Azienda es un refugio seguro para los refugiados.

El hecho de que Agro Bio Italia no se centre en el mercado local se debe a las malas condiciones de pago de las empresas italianas. "Los plazos de pago son de 6 a 8 meses, lo cual dificulta sobremanera la buena gestión de la empresa. Al fin y al cabo, queremos disponer de los medios para cuidar bien a nuestros empleados". 

Agri Bio Italy tiene la intención de aumentar la producción hasta 1 millón de kilos por año. Por eso, la empresa decidió dar el paso al mercado del norte de Europa. Aunque el consumo de productos ecológicos es más alto en Escandinavia y Alemania que en los Países Bajos, Claudio se centra en el mercado holandés dadas sus raíces y contactos. Consciente de la mentalidad algo más rígida de los compradores en Países Bajos, Claudio sabe cómo moverse en el mercado holandés. "Además, casi todos los holandeses aman Italia y viceversa", concluye el comerciante. 


Los caballos son una parte importante de la empresa. 


Este artículo se publicó anteriormente en Primeur, revista profesional holandesa para el sector comercializador de frutas y hortalizas, volumen 36, número 9. 

Agri Bio Italy
Claudio Papone
Tel.: +31 (0)623534413 (Países Bajos)
info@agribioitaly.nl 
www.agribioitaly.nl 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor