Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Las consecuencias de la tromba de agua del 13 de octubre de 2022

La zona siciliana del ajo rojo de Nubia sufre otra inundación

"Podemos culpar al cambio climático, o al destino, pero lo cierto es que detrás de los efectos de las inundaciones está la mano del hombre con sus actividades, mejor dicho, con su inactividad en cuanto al mantenimiento de sus propias obras". Este es el comentario, duro y amargo a la vez, de Giovanni Manuguerra, a raíz de la tromba de agua que cayó en Sicilia, en la provincia de Trapani, y en particular en Salinagrande, pueblo vecino de Nubia, la conocida localidad del ajo rojo siciliano.

Las fotos, arriba y abajo, tomadas el día después de la inundación, son bastante elocuentes.

"El río Verderame ha saltado literalmente tanto que no entendíamos, en un primer momento, si se habían roto los diques o si se había desbordado al no poder contener la copiosa lluvia", prosigue el presidente de Coop RossoNubia. "El caso es que la falta de mantenimiento de los cursos de agua y acequias, que son competencia de la administración pública, ha contribuido en gran medida a inundar los campos de los alrededores, todavía saturados de agua hasta el punto de convertirse en enormes marismas, incluso en el territorio de la localidad de Nubia". 

El enorme caudal de agua que el suelo es incapaz de absorber. 

"Y así, como sucedió el año pasado, corremos el riesgo de no poder proceder con la siembra en el momento adecuado, con pérdidas tanto en los volúmenes de cosecha como en la calidad de la producción. Un daño enorme, si pensamos en el incremento enorme de los costes de producción, por lo que no tendremos la compensación adecuada", dice el entrevistado.

Las extensiones de agua reemplazan a los campos agrícolas.

"Claro que todavía es pronto para entender cuánto afectará este episodio climático a nuestros cultivos en campo abierto, pero se trata del principio según el cual, mientras que nosotros cumplimos con el deber de pagar impuestos, el órgano competente también debe hacer su parte", precisa Manuguerra.

Giovanni Manuguerra

"Aunque quisiéramos, no podríamos intervenir con obras que se hagan de forma privada, porque aquí se trata de obras hidráulicas públicas. Correríamos el riesgo de ser denunciados. Los daños a la población, con casas destruidas y bienes perdidos, son devastadores. Y, a pesar de todo, damos gracias al cielo de que no hay muertos que lamentar. Por eso estamos agradecidos a los servicios de rescate, pero por todo lo demás, nos sentimos abandonados", concluye el presidente. 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor