Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Millán Millán, director emérito del CEAM

“Impulsando la oportuna cubierta vegetal, se podría lograr que en unos 15 años retornasen las tormentas de verano"

El Comité de Gestión de Cítricos (CGC) organizó ayer una conferencia impartida por Millán Millán, director emérito del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM). Ayer, Millán Millán defendió recurrir a fondos europeos de resiliencia para promover políticas de reforestación con las que recuperar la calidad del suelo del litoral mediterráneo. Según describió, “impulsando la oportuna cubierta vegetal, reteniendo la humedad y actuando sobre la conformación del vapor de agua, sobre el ciclo de la lluvia, se lograría que en unos 15 años retornasen las tormentas de verano a las zonas de las cabeceras de cuenca”.

“Se atenuarían así los efectos del cambio climático en el arco Mediterráneo que –agravados por las altas temperaturas del citado mar– han alterado el régimen de precipitaciones, con inviernos más cortos e intensos y veranos más cálidos y largos y que han propiciado la repetición de lluvias torrenciales. Episodios que, se sabe, no alivian la sequía porque no recargan acuíferos debido a la propia degradación del suelo y a la urbanización de amplias zonas”. Y Millán puso como ejemplo a seguir lo logrado en la meseta Loess, donde el Gobierno chino ha transformado –levantando también pequeñas presas para retener el agua– una zona fuertemente erosionada en una inmensa extensión de tierra fértil, donde ya se producen a gran escala frutas y verduras.

El evento fue presentado por la presidenta del CGC, Inmaculada Sanfeliu, que agradeció la importante representación institucional y sectorial que se interesó por el acto con el que esta patronal también pretendía iniciar el programa para conmemorar su 50 aniversario.

La reciente celebración de la COP-27 por parte de Naciones Unidas ha servido para avalar las investigaciones que, desde hace décadas, venía realizando el CEAM. “El vapor de agua tiene un efecto invernadero mucho mayor que las emisiones de CO₂”, explicó Millán Millán, para acabar por insistir en que la reforestación “con árboles que den también rendimiento económico, como los nogales o cerezos de madera roja, permitiría reducir el problema del calentamiento en la atmósfera, disponer de más agua dulce, reverdecer el paisaje y suavizar el régimen de lluvias, con precipitaciones escalonadas y menos torrenciales, frenando la erosión”.

Todos estos estudios ya fueron avanzados hace décadas a la Comisión Europea, coincidiendo con el acceso de España a la UE en 1986. Entre las advertencias formuladas entonces, que acabarían por provocar la propia fundación del CEAM en 1991 y en las que se basó posteriormente la Directiva Marco del Agua ya se hablaba del “colapso de la agricultura mediterránea en las zonas costeras atribuido a los altos valores de ozono troposférico y su interacción con patógenos como los virus”, de la “desertificación en el Mediterráneo” o de la “pérdida de las tormentas de verano”.

Para más información:
CGC
www.citricos.org


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor