Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Yaniv Cohen, gerente general de la cooperativa Hadiklaim

La mitad de los dátiles Medjool del mundo crecen en palmeras israelíes

Cada año, se cultivan en el mundo cerca de 9,5 millones de toneladas de dátiles. Es la misma cantidad que, por ejemplo, de fresas. La cosecha del dátil comienza cada verano y los consumidores europeos esperan ansiosos los primeros de estos frutos de cultivo local, e incluso pueden disfrutarlos todo el año gracias a las importaciones. Con todo, los dátiles son relativamente desconocidos en gran parte de Europa.

Ariel Immerman es propietario de un almacén de envasado donde se empaquetan los dátiles de Hadiklaim (una cooperativa de productores israelí y el mayor proveedor mundial de dátiles Medjool). "Es posible que la gente de todo el mundo sepa qué son los dátiles, pero, con frecuencia, nunca los ha probado, mucho menos los Medjool". Hadiklaim, como líder del mercado, se propone cambiar esto.

Frescos, semisecos y secos
En todo el mundo, tan solo se cultivan 108.000 toneladas de dátiles Medjool al año, según el gerente general de Hadiklaim, Yaniv Cohen. Es apenas un tanto por ciento mayor que la producción total de dátiles en el mundo. Además, Hadiklaim también cultiva y comercializa otras ocho variedades. La cooperativa comercializa dátiles Bahri frescos y Medjool superfrescos, con un sabor único y una textura inolvidable.

Yaniv Cohen, gerente general de Hadiklaim

Hadiklaim vende también dátiles Deglet Nour, Medjool, Ameri, Deri, Hadrawi, Halawi, Hayani y Zahidi desecados mediante un proceso natural. La cooperativa comercializa la flor y nata del cultivo, los dátiles Medjoul, con la marca King Solomon, en su emblemático envase familiar de alta gama de color negro y dorado.

En las instalaciones de envasado, los dátiles se clasifican de acuerdo con dos factores: calibres, de los cuales hay seis –cuanto más grande el dátil, más caro– y piel (según lo suelta que esté). En este caso, cuanto más superficie y más unida a la pulpa esté, mayor es la calidad. Combinando ambas características, Hadiklaim llega a 16 categorías de calidad. Los dátiles más grandes con la piel y la pulpa totalmente unidas son los de calidad premium. "Somos una de las pocas empresas que dividen los dátiles Medjool en tantas categorías. Queremos que el producto correcto llegue al cliente correcto", explica Cohen.

Egipto en cabeza
En realidad, Israel es un productor de dátiles pequeño. De las 9.454.213 toneladas cultivadas en todo el mundo en 2020, según Faostat, Israel aportó tan solo 48.984 toneladas, apenas el 0,5% del total, colocándose en 18.º puesto en la clasificación mundial. Con casi 1,7 millones de toneladas, Egipto encabeza la clasificación, seguido de Arabia Saudí (más de 1,5 millones de toneladas), Irán (casi 1,3 millones) y Argelia (más de 1,1 millones de toneladas). Otros países con una producción significativa de entre 300.000 y 750.000 toneladas son, en orden de volumen de producción, Irak, Pakistán, Sudán, Omán, Túnez y los Emiratos Árabes Unidos. Marruecos cosechó más de 130.000 toneladas y Turquía algo más de 60.000 toneladas.


A la izquierda, sellado de los envases. A la derecha, una pesadora y llenadora automática.

Sin embargo, en lo que se refiere a exportaciones de dátiles, Israel únicamente se coloca por detrás de EAU, Arabia Saudí, Irak e Irán. En los países productores de dátiles, la mayoría se consumen localmente. Y hasta la mitad de los Medjool del mundo –un dátil originario de Marruecos– crecen en Israel. Eso es gracias a las condiciones edafoclimáticas ideales a lo largo del río Jordán, desde el mar de Galilea, pasando por el mar Muerto, hasta el mar Rojo.

"Y de esos, cosechamos y comercializamos 20.000 toneladas, en torno a una quinta parte de la producción mundial", añade orgulloso Cohen. "La estimación de cosecha global para el próximo año es de 122.000 toneladas-, en diez años, se prevé una cifra de 300.000 toneladas, casi tres veces más que hoy en día, pero seguirá siendo solo un 3 por ciento de la producción mundial de dátil. Muchos dátiles se venden por 1 $ o incluso por 0,50 $/kg. Los Medjool más baratos se venden por 4 $/kg; los más caros, por 12 $/kg. Los dátiles de calidad premium son 20 veces más caros que los más baratos, algo muy inusual en las frutas y hortalizas".

Expansión de la producción de Medjool
El gerente general de Hadiklaim dice que la nueva producción de Medjool crecerá principalmente en Egipto y Marruecos, países con estructuras de costes más bajas que Israel. "Por lo tanto, pueden comercializar este producto de una manera menos costosa. Tenemos que usar una estrategia de cultivo y marketing sofisticada para prepararnos para eso", explica. Actualmente, Hadiklaim exporta a 50 países. Este manjar de la cooperativa de productores israelí también llega a regiones como América y Asia, que ha incrementado considerablemente sus ventas en los últimos cinco años.


Envase de 5 kg

La automatización garantiza la eficiencia
De acuerdo con Immerman, Israel goza de la mejor región de cultivo de Medjool del mundo, pero los trabajadores son bastante caros y difíciles de encontrar. "Podíamos enviar los dátiles a otra parte para envasarlos de forma más económica o teníamos que modernizarnos y automatizarnos. Escogimos deliberadamente lo segundo. Hadiklaim tiene alrededor de una docena de plantas de envasado, "algunos más grandes que otras", apunta.

Además de la eficiencia, la seguridad alimentaria es otro de los motivos para automatizar y robotizar las instalaciones de envasado. "Estamos invirtiendo constantemente en procesos innovadores. Hemos decidido elevar los estándares de seguridad alimentaria de nuestros almacenes de envasado y estamos invirtiendo fuertemente en automatización, en maquinaria y robótica que nos permitan alcanzar una nueva calidad y nuevos estándares de seguridad alimentaria, para así seguir siendo la punta de lanza del sector del dátil. Ya hemos invertido en un proceso de mejora en curso de nuestros aspectos de envasado. Por ahora, somos una de las únicas empresas de todo el mundo que pueden envasar de forma totalmente automatizada dátiles Medjool", continúa Immerman.

Al final, todo el proceso de envasado estará totalmente automatizado y será mucho más eficiente. "Tendremos dos personas haciendo comprobaciones finales. Queremos minimizar los riesgos de contaminación e infección. Recibimos dátiles de muchos calibres diferentes, los clasificamos con precisión según nuestros estrictos estándares uniformes, para que cada envase contenga dátiles uniformemente deliciosos. Antiguamente, clasificábamos los dátiles manualmente solo en cuatro categorías de calidad, como siguen haciendo algunos almacenes de envasado de Israel. Actualmente, la máquina de clasificación óptica de Hadiklaim divide los dátiles en 16 categorías.


Máquina clasificadora de Elisam

Cuanto más definida esté la producción, mayor será el precio de venta. Y más automatización supone una mayor eficiencia de costes. "Es vital para nuestros productores porque, en eta cooperativa, no solo son los dueños de las fincas, sino que también pagan los costes de envasado. Cada séquel que puedan ahorrar en la clasificación y envasado por kilo comercializable es un séquel más de ingresos", explica Immerman.

Los productores se enfrentan a complicaciones
Los dos últimos años apenas han sido provechosos para el cultivo de dátiles. "El tiempo suave cuando los cultivos necesitaban calor redujo entre un 5 y un 10 por ciento la producción. Además, la fortaleza del séquel hace que es portar se más difícil. Y la inflación en Europa también está reduciendo todavía más la posibilidad de ventas de dátiles, un producto que, debido a su naturaleza de nicho desconocido, no encabeza la lista de la compra de todas formas", dice el gerente general de Hadiklaim.

Este año vamos a lanzar un nuevo proyecto importante con el que prevemos estimular el consumo de Medjool en Europa. Nos aseguraremos de que los europeos no solo conozcan los dátiles, sino que los prueben. Y una vez los pruebas, estás vendido", asegura. Los lectores de FreshPlaza conocerán el proyecto en un artículo que se publicará a principios de febrero.

El objetivo de Hadiklaim es introducir los dátiles Medjool como una fruta sana y sabrosa en todo el mundo, y cada vez invita a más gente a disfrutar del sabor y de las ventajas nutricionales del dátil.


A la izquierda, Ariel Immerman

La oficina de Hadiklaim se encuentra en Rosh HaAyin, a 10 km al este de Tel Aviv. La cooperativa cuenta con cerca de 100 productores con un total de, aproximadamente, 12.000 palmeras. Hay dos instalaciones que envasan dátiles todo el año, nueve que operan solo en temporada y tres expresamente para el retail. La empresa dispone de las certificaciones BRC, GlobalGAP, Bio USDA e IFOAM.

Para más información:
Tal Akerman – Tabakman (director de marketing)
Hadiklaim
19 Hamelacha St., P.O.Box 11468
Rosh HaAyin 4809149 (Israel)
Tel.: +972 (3)  6389555
Email: hadiklaim@hadiklaim.co.il
www.hadiklaim.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor