Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Alexandre Picault, de Kultive (Francia):

"El desarrollo del mercado de la remolacha roja depende mucho de la dinámica comercial"

Kultive ofrece remolacha roja los 12 meses del año. La campaña se desarrolla en dos etapas: "Empezamos la cosecha en septiembre con la llamada remolacha de conservación, que trabajamos hasta abril. Luego llega la remolacha temprana, en mayo, y continúa hasta septiembre", explica Alexandre Picault, director comercial de Kultive.  

Oferta deficitaria
Al igual que otros productos del campo, la remolacha roja ha sufrido este año las consecuencias de la sequía y de la ola de calor del verano. "Tenemos escasez de suministro por falta de producto, ya que la remolacha no ha podido crecer de forma óptima por falta de agua. También somos conscientes de que la calidad de la conservación es incierta, lo que exige una mayor selección antes de la cocción y la transformación. Por tanto, la pérdida de volumen es todavía mayor en la fase de comercialización, ya que los productos que envasamos lo hacen con la condición de que sean de calidad óptima y cumplan las especificaciones de las certificaciones con las que los vendemos".  

Producción procesada directamente en las instalaciones
Kultive trabaja con un productor que tiene la particularidad de procesar su propia remolacha en las instalaciones: "La remolacha se cultiva en las regiones de Loiret y Cher en una superficie de 300 hectáreas. Nuestro productor tiene su propia unidad de transformación, lo que es relativamente raro en Francia. Este es uno de nuestros puntos fuertes, ya que la remolacha, dado su alto contenido en betacianina (responsable del color rojo), requiere su propia unidad de procesado para evitar que el color rojo se encuentre en productos posteriores. Por eso también exportamos a Europa, porque aunque algunos países producen remolacha roja, pocos son transformadores". 

Un mercado relativamente estable
En cuanto al consumo, el mercado de la remolacha roja se mantiene relativamente estable desde hace varios años, con un desarrollo directamente correlacionado con el dinamismo comercial que se le asigne: "Es un mercado que solo sobrevive si promocionamos y animamos el producto. Si no se hace nada, tiende a desmoronarse. Pero cuando ponemos nuestros esfuerzos comerciales en dinamizarla, los resultados se notan rápidamente, responde con mucha facilidad. Esto nos permite mantener un cierto equilibrio entre la oferta y la demanda. Este año, por ejemplo, como tendremos menos volúmenes, no presionaremos demasiado a nivel comercial". 

Una oferta diversificada
De las 10.000 toneladas de remolacha comercializadas, todas tienen la certificación Demain La Terre, HVE y Global GAP. La estación es 100% IFS Browker y el 10% de los volúmenes son ecológicos. Kultive vende su remolacha principalmente envasada al vacío en bolsas de 500 g, pero también en bolsas de 4,5 kg. "También vendemos nuestros productos a la industria y al sector público en bolsas de 2 kg de remolacha. Y, por supuesto, en plena temporada, hacemos un poco de remolacha Crapaudine, una remolacha histórica con un sabor especialmente apreciado por los entendidos".

Para más información:
Alexandre Picault
Kultive S.A.S.
190 allée du bois vert 
45640 Sandillon, Francia  
Tel.: 02 38 49 33 49
Fax: 02 38 49 33 48
contact@kultive.com  
www.kultive.fr  


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor