Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Marthia Spangenberg, de Orex Export

Crisis existencial en el sector de la uva ecológica de Sudáfrica

La tumultuosa cosecha de uva en el valle del río Orange ha concluido. La última fruta se cargará esta semana y llegará a Europa y el Reino Unido en la semana 5 o 6, dice Marthia Spangenberg, CEO de Orex Export, situada en Kakamas, en el Cabo Septentrional. Orex cultiva uvas de mesa convencionales y ecológicas, además de cítricos ecológicos.

En los viñedos se está haciendo ahora la poda poscosecha de verano, mientras los productores reflexionan sobre una temporada que comenzó en condiciones desfavorables por el exceso de calor durante la floración, que provocó que algunas parcelas, en particular de variedades tardías, abortaran los frutos jóvenes. La división celular de las variedades de media temporada se vio obstaculizada, cuyo resultado fueron granos más pequeños y menores tonelajes; tan solo las variedades tardías salieron más o menos ilesas.

La lluvia y el granizo de diciembre redujeron todavía más los volúmenes, hasta el punto de que una de las dos fincas de uva de mesa ecológica perdió la mitad de la cosecha.


Los bajos volúmenes ayudaron a la fruta a avanzar en un año de crisis
El periodo previo al Año Nuevo chino suele ser una época importante del año para los viticultores del río Orange, y Orex suministra a Extremo Oriente principalmente uvas convencionales (cantidades limitadas de uvas ecológicas para Malasia y Singapur).

"Si bien podemos colocar sin dificultad el 50% de nuestro producto en los mercados especiales sensibles al calibre de los granos, este año solo hemos podido colocar en torno al 10%", subraya Spangenberg.

El mercado europeo de la uva estaba vacío y esto ayudó hasta cierto punto, y los precios se mantuvieron más estables. "La reducción de los volúmenes de uva ayudaron a seguir moviendo fruta en un año de crisis", observa.

Las uvas no aptas para la exportación se destinaron a la elaboración de pasas, que, dado el coste del embalaje y del envasado, tiene más sentido que venderlas en el mercado nacional.

El sector ecológico se contrae a consecuencia de la guerra rusa
Orex cultiva uvas ecológicas, que constituyen el 30% de sus uvas, desde 1997, y el resto se cultivan de forma convencional, pero el futuro de su negocio ecológico se ve amenazado.

Derecha: uvas Prime ecológicas cultivadas por Orex Export para el retail del Reino Unido.

La empresa ha estado dándole vueltas a la dificilísima perspectiva de abandonar la agricultura ecológica en favor de la convencional; una decisión que costaría años revertir y que, como es natural, no es del agrado de sus compradores ecológicos.

Hace cinco o seis años, el sector ecológico se presentaba muy prometedor, pero, desde que Rusia invadió Ucrania, los precios del gas iniciaron una espiral ascendente y la inflación de precios se apoderó de Europa, el mercado ecológico ha menguado considerablemente.

Al inicio de la temporada, algunos supermercados europeos comunicaron a la empresa que preveían una contracción del 15% al 30% en la demanda de uvas ecológicas. Spangenberg observa que los consumidores oportunistas de uvas ecológicas han desaparecido prácticamente, quedando únicamente un puñado fiel de consumidores para quienes la fruta ecológica representa un modo de vida.

"Se puede ver claramente que, desde el año pasado, cuando la guerra rusa comenzó a elevar los precios del gas, el mercado ecológico se ha reducido visiblemente. En estos momentos, nos está costando mantenernos a flote con la fruta ecológica a raíz de las pérdidas sufridas por nuestro cultivo y por la contracción del mercado ecológicos y unos precios bajo presión. Esperaremos un tiempo a ver si la situación cambia y, si no lo hace, haremos el cambio dependiendo de lo que ocurra en los dos próximos años".

La producción de uva ecológica exige una cantidad enorme de mano de obra.

Spangenberg continúa: "Es preocupante para nuestros compradores ecológicos, pero comprenden el concepto de tener que sobrevivir en tiempos de crisis. Llevamos tantos años con nuestros clientes que entienden que haya que hacer algunos cambios drásticos".

Destruyen en la UE naranjas ecológicas con daños por frío
Y después está la controvertida normativa nueva de la UE para la naranja, que exige unas temperaturas de envío más bajas que nunca.


"Exportamos todos nuestros cítricos ecológicos, pero el daño causado por el frío en las naranjas ecológicas fue terrible, nos perjudicó mucho, y la fruta se tuvo que descartar en Europa. Incurrimos en pérdidas totales durante la campaña de cítricos ecológicos. Fue nuestro segundo año realmente difícil".

Los cortes del suministro eléctrico y los generadores diésel, por si fuera poco, ejercen una presión increíble en el flujo de caja de la empresa, para rematar una cosecha escasa.

"Es una época dramática para todo el sector frutícola, es un momento decisivo. Nuestro corazón está en la agricultura, pero tenemos que hacer planes para conservar la rentabilidad".

Para más información:
Marthia Spangenberg
Orex Export
Tel.: +27 54 495 0087
Email: marthia@orexexport.co.za
https://orexexport.com/


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor