Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Joeri Ongena, de Uienschilbedrijf Ongena (Bélgica):

"Los precios que se pagan por las cebollas gruesas son extremos"

Actualmente se pagan precios muy altos en el mercado belga de la cebolla. "Las existencias limitadas debido a una mala temporada de crecimiento conducen a precios muy altos. Los calibres grandes en particular, que son los que necesitamos para pelar, son ciertamente escasos. Los volúmenes disponibles son mayoritariamente de calibres pequeños, por lo que tenemos que pagar mucho dinero por las cebollas gruesas", dice Joeri Ongena, de la empresa de pelado de cebollas Ongena.

El motivo, según el empresario, radica en una combinación de factores. "Por un lado, el cultivo sufrió durante la temporada de crecimiento. El calor del verano y la lluvia en otoño no favorecieron la calidad de las cebollas. Grandes cantidades de producto no eran adecuadas para un almacenamiento prolongado, por lo que muchos lotes tenían que ser despachados antes de Año Nuevo. Por otro lado, Polonia pide mucho producto, lo que también empuja el precio al alza. Además, vemos que se han plantado muchas menos cebollas, ya que los productores han preferido sembrar patatas. Las empresas de pelado no lo tienen fácil en estos momentos. Y es que los precios que ahora se pagan por las cebollas gruesas son realmente extremos".

Por otro lado, ciertamente hay demanda de cebollas peladas. "Lo que falta es la oferta. Tenemos que planificar nuestros volúmenes de procesamiento muy bien en este momento", explica Joeri. "Todavía no hay grandes cantidades de cebollas de importación. Cuando empiecen a llegar, podremos proceder con cierta normalidad de nuevo. Por otro lado, tenemos que hacer frente al aumento de los costes de la energía, los insumos y los salarios (+10% en Bélgica desde enero). Si no se pueden repercutir en los precios de venta, poco sentido tendrá seguir trabajando".

De cara a los próximos meses, Joeri no espera mejoras. "La escasez de producto durará al menos hasta el mes de marzo. De hecho, creo que las existencias se agotarán casi por completo. Luego, dependeremos de las cebollas importadas. Mientras tanto, esperemos que el cultivo local no sufra tanto como la temporada anterior. De todas formas, los precios nunca volverán al nivel de antes. Puesto que todo se vuelve más caro, probablemente nunca podamos volver a hablar de precios bajos. Solo espero que no sean tan extremadamente altos como ahora". 

Para más información:
Joeri Ongena
Uienschilbedrijf Ongena
Weststraat 62b
9180 Moerbeke-Waas (Bélgica)
info@ongena-uien.be        
www.ongena-uien.be   


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor