Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Condiciones extremas en el Cabo Septentrional por una ola de calor en los últimos doce días

¿Trabajaban las víctimas de un golpe de calor en Sudáfrica en el sector vitícola?

Las circunstancias que rodean el golpe de calor que se cobró las vidas de siete trabajadores agrícolas en el Cabo Septentrional la semana pasada siguen sin esclarecerse, pero FreshPlaza ha podido confirmar que los fallecidos trabajaban en cuatro fincas vitícolas distintas en la zona de Kakamas y Augrabies.

Madalene Spangenberg, de Groenheuwel Boerdery, dice que una empleada de Groenheuwel fue trasladada al hospital, donde falleció la semana pasada. La empresa ha colaborado con el Departamento de Trabajo en la investigación del incidente.

"No existen pruebas de que falleciera a causa del golpe de calor porque no se ha hecho autopsia", apunta, y añade que la víctima presentaba otros problemas de salud.

Reitera que los empleados de la empresa que trabajan en los viñedos (ahora están cosechando uvas para pasas) tienen total acceso a agua y sombra y empiezan a trabajar temprano para evitar las horas más calurosas del día.

FreshPlaza ha intentado contactar con alguna de las tres fincas restantes.

La South African Broadcasting Corporation informó la semana pasada de que siete trabajadores agrícolas de los viñedos de Augrabies habían fallecido por un golpe de calor tras la prolongada ola de calor en el Cabo Septentrional. Según se informa, dos de ellos siguen hospitalizados.

La cosecha de uva de mesa en el valle del río Orange finalizó hace ya dos semanas y el 95% de los temporeros ha regresado a casa.

"La región del río Orange ha sufrido unas condiciones de calor extremo en los últimos 12 días", afirma un viticultor de la zona. "Los cortes del suministro eléctrico contribuyen al malestar, pues se detienen los sistemas de refrigeración y, lo más importante, se entorpece el suministro de agua".

Viñedos a lo largo del río Orange, Cabo Septentrional

La South African Table Grape Industry ha dicho en un comunicado de prensa: "En la actualidad no estamos en posesión de todos los detalles relacionados con los citados sucesos, inclusive si los trabajadores agrícolas afectados trabajaban en el sector vitícola. Se trata de unas circunstancias trágicas y, en nombre del sector de la uva de mesa, expresamos nuestro más sincero pésame a las familias y a los seres queridos de los trabajadores agrícolas fallecidos".

Este organismo sectorial ha reiterado su compromiso con unas condiciones de trabajo seguras y humanas para los empleados del sector de la uva de mesa.

En sus viñedos del Cabo Septentrional, explica un viticultor de la zona, mandar a las cuadrillas a cosechar cuando las temperaturas superan los 34 °C es, de hecho, una transgresión por la que el encargado puede ser despedido.

Los productores de uva de mesa dicen que han prestado atención extra a poner a disposición de los empleados un suministro adecuado de agua, así como sombreros para protegerse del sol y cremas solares.

En algunos viñedos del río Orange, la cosecha comienza a las 4 de la madrugada y finaliza a las 11 de la mañana o a mediodía, y se reanuda con la puesta de sol hasta las 7 u 8 de la tarde. En otros viñedos, los recolectores empiezan a trabajar a medianoche con linternas frontales y acaban cuando se hace de día.

Algunos viñedos del Cabo Septentrional cosechan las uvas de noche para evitar el insoportable calor diurno.

"Nunca trabajamos con el calor del día. Es que, simplemente, no se puede", asegura otro viticultor de Kakamas.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor