Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Nueva vida para Vega, de REV Packaging Solutions

El último bienio habla clarísimo: papel y celulosa son la macrotendencia del momento

Cada día más a menudo, en todos los ámbitos de le esfera pública y privada, oímos hablar de sostenibilidad. ¿De qué se trata exactamente? En relación con el sector del envasado para alimentos, así como más en general, “sostenibilidad” es seguramente la capacidad de un modelo de producción y consumo de satisfacer las necesidades de la sociedad actual sin perjudicar las de las generaciones futuras, citando a la ex primera ministra noruega, además de ser, en la era de la revisión de las cadenas de valor en óptica verde, sinónimo de “ventaja competitiva”.

Y para quienes compran, el índice de sostenibilidad del producto depende incluso de su envase, que tiene que ser, para el 62% de los encuestados por el Osservatorio Packaging del Largo Consumo de Nomisma, reciclable; según el 59%, realizado con materiales que respeten el medioambiente y, para el 46%, sin exceso de gramaje. “Empieza a difundirse la conciencia de que un régimen alimentario es sano no solo cuando está adecuado desde el punto de vista nutricional, sino también si promueve la salud humana y respeta la del planeta”, afirma la presidenta de Slow Food Italia, Barbara Nappini.

Por tanto, sostenibilidad, pero no a expensas de la seguridad y de la calidad del producto, que siguen siendo drivers de compra importantes y que son la razón por la que, dentro de un escenario en que la etiqueta es garantía del marco y en que, como nos recuerda Marco Pedroni, presidente de Coop Italia “llevar frutas y hortalizas sueltas a los lineales de la gran distribución requiere esfuerzos en términos logísticos y de refrigeración con impactos igualmente pesantes en términos de emisiones”, “envasado” todavía es preferible a “suelto”. Y hablando de materiales que respetan el medioambiente, en el ideario común (para ser precisos, en el 41% de los casos), “plastic free” equivale a “ecológico”.

La misma legislación europea se mueve en esta dirección: en Francia ya está en vigor la prohibición de utilizar los polímeros para las confecciones de frutas y hortalizas inferiores a 1,5 kg, y pronto, España también adoptará dicha norma.

Paralelamente, también la GDO tiene que hacer frente al tema de la tutela del medioambiente y, a nivel global, se ha optado, ciertamente, por la reducción del plástico, cuando posible.

En un contexto de este tipo, nuestra Vega, enmalladora horizontal lanzada al mercado en 2015, está viviendo su periodo de máximo esplendor.

Para más información:
REV Packaging Solutions srl
Via F. Parri, 745 - 47522 Cesena (FC) - Italia
Tel.: +39 (0)547 384435
info@revsrl.com 
www.revsrl.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor