Rolf Vetter, director general de Gemüsebau Vetter, sobre la venta de calabazas:

"Los precios se ven limitados por el hecho de que el mercado está inundado de producto"

La sequía ha limitado mucho el crecimiento de las calabazas, según el agricultor Rolf Vetter, que cultiva calabazas Hokkaido, Butternut, Muscat y Spaghetti en su finca de Riedhausen (Alemania). "Empezamos a venderlas hace dos semanas. Entre el 60% y el 70% de la demanda es para la calabaza Hokkaido y otro 20% para la Muscat, y el resto se lo reparten las demás variedades".


Parte del equipo de ventas de Gemüsebau Vetter.

Según Vetter, el precio actual del kilo se sitúa entre 2,60 y 2,80 euros, el mismo nivel de precios que el año pasado. "Nuestros clientes son conscientes de lo tenso de la situación, consecuencia de los desafíos actuales. Al fin y al cabo, en el sector hortícola, los costes en combustible o maquinaria han subido mucho en el ámbito de los cultivos especiales. Desde un punto de vista empresarial, lo deseable sería que no bajaran aún más los precios del año pasado, ya que esto podría suponer problemas. También es importante vigilar de cerca la propia estructura de clientes".

Los costes de producción de las calabazas han aumentado un 15% en su explotación. "La calabaza es un producto que se puede producir de manera extensiva, sobre todo porque se trata también de un cultivo que no requiere mucha protección. También se necesita relativamente poca mano de obra para cosecharla. Los precios se ven limitados por el hecho de que el mercado está inundado de producto. Se ven fotos de calabazas a todas horas, sobre todo en redes sociales".

Vetter afirma que el interés por la calabaza Spaghetti es limitado. "Las calabazas Hokkaido y Muscat son las más conocidas. En general, las variedades especiales son más difíciles de comercializar; solo hay que mirar los precios. Las calabazas especiales tienden también a venderse mediante comercialización directa, aunque en zonas limitadas, con los costes que ello conlleva".

Creciente interés por la remolacha y la remolacha amarilla
Además de calabazas, Vetter también está ofreciendo ya sus últimos tomates y pepinos, así como los primeros lotes de canónigos y berzas, todavía en pequeñas cantidades. "Tenemos de todo en nuestro surtido, desde berenjenas hasta calabacines. Afortunadamente, hemos decidido limitar la producción de coliflor. Por otro lado, estamos notando que crece el interés por la remolacha roja y amarilla y, por tanto, estamos ampliando la superficie dedicada a estas".

Para más información:
Rolf Vetter
Gemüsebau Vetter
Weihermühle 11
88377 Riedhausen (Alemania)
Tel.: +49 7587 359
E-Mail: info@gemuesebau-vetter.de
https://www.gemuesebau-vetter.de


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor

Está usted usando un software que bloquea nuestros anuncios.

Ya que publicamos noticias gratuitamente, dependemos de los ingresos de nuestros banners. Por favor, le rogamos que desactive su bloqueador de anuncios y recargue la página para poder seguir visitando esta web.
¡Gracias!

Haga clic aquí para leer la guía de cómo desactivar su bloqueador de anuncios.