"Ernesto Machancoses (Frutas Inma): "Del 30% restante, podemos descartar el 90%"

Las heladas nocturnas causan estragos en el kaki valenciano



La semana pasada, Frutas Inma, como otros exportadores de Benimodo (Valencia), se estaba preparando para el tramo final de la campaña del kaki. La fruta era buena y estaba lista para la cosecha, pero unas noches de heladas después, la temporada ha sufrido un cambio drástico. "Del 30% que nos quedaba por recoger, el 90% son pérdidas totales. Es un desastre", lamenta el gerente técnico, Ernesto Machancoses, mostrando las frutas dañadas.



No hay mercado de industria para el kaki
"Normalmente, estas heladas se ven en enero o febrero, pero no en diciembre. Sentimos una total impotencia, no se puede hacer nada con este producto. La fruta ya presenta manchas negras y dentro de diez días los kakis estarán blandos como una esponja. Además, los kakis no tienen una segunda oportunidad como, por ejemplo, la industria zumera", explica Ernesto.



"Para los productores, la situación no es del todo dramática, pues estimo que en torno al 70% de los agricultores cuenta con un seguro. No obtendrán beneficios, pero al menos pueden empezar de nuevo. En nuestra zona, gran parte de la economía está directa o indirectamente relacionada con el cultivo de kaki. La situación es dura también para los recolectores y los trabajadores de las centrales de envasado, pero son cosas que pasan, tendremos que hacernos a la idea. Yo creo que no podremos cubrir más del 25% fijado en los programas".



"Hemos informado a nuestros clientes. Es inevitable que se produzca una subida de los precios, pero no preveo un incremento repentino en los próximos días. El motivo es que todo el mundo querrá vender lo antes posible el producto que tenga salida en el mercado", señala. Si bien los efectos de las heladas varían enormemente de unas zonas a otras, se ha visto afectado todo el cultivo de kaki de Valencia. "España cultiva 25.000 hectáreas de kaki, 23.000 de las cuales en Valencia. Esto, por tanto, acarrea unas enormes consecuencias para la situación del mercado. Este año habríamos tenido una temporada normal y habríamos cosechado alrededor de 300.000 toneladas de kaki. Con las nuevas plantaciones que están entrando en producción se espera un volumen de 500.000 toneladas en los tres próximos años".



Interés en destinos lejanos
Mientras que la mayoría de los exportadores se centran en el mercado europeo, Frutas Inma decidió hace ya siete años centrarse en otros destinos mundiales. "La mitad de nuestro volumen se dirige a destinos más lejanos, somos una excepción en este negocio. Canadá, Brasil, Uruguay, Hong Kong, Singapur, Malasia, los Emiratos Árabes Unidos, Jordania y Catar son buenos mercados para nosotros. Dentro de Europa, Alemania y Francia son, con diferencia, nuestros mayores mercados. El kaki es conocido en España, pero las ventas siempre son un poco decepcionantes, porque muchas personas cultivan para consumo doméstico".



En los últimos años, el cultivo de kaki se ha incrementado de forma espectacular en Valencia, en detrimento del cultivo de cítricos. No obstante, Ernesto no cree que esta expansión haya excedido las necesidades del mercado. "Este año, el volumen ha sido incluso un 10% más bajo que el año pasado. El potencial de mercado del kaki es inmenso. Cada vez son más los consumidores que descubren esta fruta. Suele comenzar en los grupos étnicos de la población y después se extiende al resto de mercados. En la actualidad, China está importando mucha fruta de Corea del Sur y Japón. Cuando se abra ese mercado, ofrecerá grandes oportunidades para los kakis españoles. Antes del veto, Rusia importaba el 30% de nuestros kakis. Si ese mercado se reabriera, nos faltaría producto".



"Los volúmenes de esta fruta no suponen un problema, sino la forma de venderla. Enviamos kakis de buena calidad, pero a granel. En nuestro sector, es algo habitual. En el extranjero se venden kakis de menor calidad al mismo precio que nosotros. Dejamos que la gran distribución nos tome el pelo con demasiada facilidad", afirma Ernesto.



Los clientes quieren producto todo el año
Aunque Frutas Inma está probando con nuevas variedades de kaki, sus clientes siguen prefiriendo la Rojo Brillante. "Les preguntamos a nuestros clientes qué es lo que quieren, pero vemos potencial en ampliar la temporada española. No nos veo haciéndolo con el Rojo Brillante", continúa Ernesto. Mediante empresas conjuntas en Perú y Uruguay, la empresa puede proveer fruta a sus clientes durante periodos de tiempo más largos. "Nuestros clientes piden kakis todo el año. Sigue siendo un reto, pero espero que en los próximos cinco años podamos servir kakis diez meses al año".



Además, Frutas Inma ha ampliado su gama con aguacates en los últimos años. "Al igual que los kakis, los aguacates se consideran un producto exótico. Podemos suministrar aguacates a nuestros clientes fijos de kaki. Ciertamente, no es fácil cultivar aguacates en Valencia, pero es posible. También cultivamos aguacates en Perú en una superficie de 200 hectáreas para poder abastecer a nuestros clientes todo el año. Nuestros otros productos, como las granadas, también tienen potencial, por supuesto. No obstante, hemos decidido centrarnos en el kaki y el aguacate. No se puede ser especialista en todos los campos".



Más información:
Ernesto Machancoses
Frutas Inma
Carrer de L’Olivera,
46291 Benimodo (Valencia)
Tel.: +34 96 253 14 71
info@frutasinma.com
www.frutasinma.com


Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018