Resumen del mercado global de la mandarina

En el hemisferio norte, las campañas ya han comenzado. Los productores españoles han tenido un inicio complicado con las variedades tempranas debido al solapamiento con la oferta del hemisferio sur. Ahora España avanza con cantidades significativamente menores en Valencia y Castellón, al igual que los productores de Marruecos e Italia. En los tres países, el calor ha tenido un fuerte efecto sobre los volúmenes. Por su parte, Israel ve oportunidades de exportación. Los Estados Unidos también prevén cosechar menos volumen, aunque no se habla de escasez. En China, los precios están subiendo por la reducción de los volúmenes de cosecha debido, entre otras razones, al impacto del greening de los cítricos.

España: La Clemenules está más cara y terminará unas dos semanas antes
La producción española de mandarinas y clementinas ha bajado un 30% en las provincias de Castellón y Valencia, las regiones más importantes para este cultivo en la Comunidad Valenciana. Como resultado, los precios en origen han protagonizado un marcado ascenso de los precios en campo con respecto al año pasado, aunque los comerciantes han tenido dificultades para aplicar esta subida. La campaña empezó con variedades tempranas como Okitsu e Iwasaki, haciendo frente a la feroz competencia del hemisferio sur, que cada vez alarga más sus envíos. Luego entraron al mercado las Clemenrubi, Oronul, Loretina, Arrufatina u Orogrande, más atractivas y con mayor calibre este año.

En estos momentos la Clemenules está en su última etapa de cosecha. Es la variedad más valorada por el mercado y tal vez las que más han visto bajar los volúmenes. El sector está muy satisfecho con la calidad, que se está viendo beneficiada por temperaturas con saltos térmicos ideales entre el día y la noche y la ausencia de lluvias. El año pasado, las condiciones de mercado de la Clemenules por estas fechas eran desastrosas a causa de las fuertes lluvias, que afectaron gravemente su calidad. Este año, la temporada acabará unas dos semanas antes de lo habitual. El precio en origen ha llegado a una media de 0,36 euros por kilo para categoría I, un buen precio para los productores teniendo en cuenta las campañas pasadas.

En Andalucía, donde Huelva es la mayor provincia productora de mandarinas y clementinas, la producción permanece estable respecto al año pasado. La primera parte de la temporada con clementinas tempranas terminó con una calidad decepcionante para las Clemenrubi, Oronules y Orogross, según la Asociación de Citricultores de Huelva. Además, esta oferta ha coincidido con variedades tardías del hemisferio sur con mayor calidad, principalmente de Sudáfrica. Como resultado, los precios cayeron al inicio de la temporada. Sin embargo, la mayor preocupación de los productores de la región es la falta de recolectores para la cosecha, provocada mayormente por el crecimiento del sector de las berries. Las condiciones de mercado son más satisfactorias para las variedades Clemenvilla y Nova, con mejores calibres, calidad y sabor.


Estados Unidos: Las mandarinas le dan un impulso a la categoría de cítricos
Las mandarinas de Marruecos y España se pueden encontrar sin problemas en el mercado, según un comerciante. Los volúmenes son comparables a los alcanzados el año pasado a estas alturas. Los precios son bajos comparados con los de las últimas semanas y se sitúan en alrededor de los 25-26 dólares, 10 dólares por debajo del precio de hace unas semanas. Las Clemenules españolas ya no pueden hacer el viaje hasta los Estados Unidos por su grado de madurez. La producción de mandarinas Nour de Marruecos es más reducida este año, así que, según prevé un importador, el precio subirá en enero, dado que es probable que se produzca un vacío en la oferta californiana. A partir de febrero, este importador espera una buena oferta de la Orri de Israel.

Sin embargo, las mandarinas importadas no tienen el mercado para ellas solas, porque los agricultores californianos también producen esta fruta. Un productor dice que las estimaciones se han ajustado a la baja, como ha ocurrido con otros cítricos del estado. La temporada comienza en octubre con las Satsuma, a las que siguen más tarde las Clementinas y las Murcott, disponibles hasta que acaba la temporada en mayo. Dentro de la categoría de cítricos, las mandarinas son las más cultivadas. Las marcas Halo y Cuties han crecido de forma considerable en los últimos años.

Marruecos espera una producción inferior
El calor que ha soportado Marruecos ha provocado un pronunciado descenso del volumen de producción. Un exportador de cítricos estima una reducción del 15 al 20%, lo cual deja la cosecha en 2 millones de toneladas. La región Oriental y en la zona alrededor de Marrakech han sido las más afectadas por el calor. Debido a lo estrictos requisitos que el propio país se fija para la exportación de mandarinas, ha sido poca la fruta disponible para despachar este año. La temporada va de octubre a mediados de diciembre. Debido al calor que ha hecho en esos meses, la calidad es decepcionante. Los mercados más importantes para las clementinas son los Estados Unidos, Canadá y Rusia.

Italia: Menos clementinas
La cosecha de clementinas comenzó en octubre. Como resultado de la sequía registrada el verano pasado, el Brix es dos grados más alto; sin embargo, el volumen de producción es más bajo por este mismo motivo. Un productor estima que se cosechará alrededor de un 20% menos. Otro productor estima que la caída en la producción de clementinas oscilará entre un 30 y un 50%.

A finales de noviembre, un comerciante señaló que la demanda superaba la oferta por la bajada de la producción. El aumento de los precios provocado por ello ha hecho descender la demanda. En el mercado internacional, el país compite, entre otros, con España.

Israel: Que la campaña comience temprano es fundamental
Pese a que pasarán varias semanas hasta que lleguen al mercado europeo grandes volúmenes de clementinas europeas, en Israel la cosecha ya ha comenzado oficialmente. Las lluvias han retrasado la cosecha unos días, pero en ese ínterin ya se han cargado los primeros contenedores en los barcos. La temporada pasada, el país disponía de grandes volúmenes; este año, por el contrario, la cosecha será más reducida, en especial debido a las condiciones meteorológicas y al ciclo natural de los árboles.

Para los exportadores, es esencial que la temporada comience temprano, se apresuran a entrar en el mercado antes que otros importantes países productores. Hasta hace unos años, la exportación de clementinas israelíes tenía el éxito garantizado porque el mercado se encontraba vacío. En los últimos años, ya no ha sido así, porque otros países llegan más pronto.

La demanda es buena, en especial en Europa, que absorbe en torno al 70% de las clementinas. Los exportadores también están esforzándose por acceder al mercado norteamericano, pero el largo tiempo de tránsito hace que Europa siga siendo la primera opción. Después de una década de buenos beneficios para los productores, las tornas han cambiado. La superficie de cultivo se ha incrementado en 700 hectáreas, que se han sumado a las 7.000 que ya existían.

Según los exportadores, algo que no cambiará en los próximos años es la posición de la Orri. Si bien lleva en el mercado varios años, las recientes campañas de marketing han estimulado la demanda de esta variedad de mandarina.


Australia: Los productores esperan poder exportar más
Este ha sido un año de éxito para los cítricos y las mandarinas no son ninguna excepción. El volumen de exportación hasta septiembre creció un 38%, a 64.755 toneladas, cifra que será todavía más elevada cuando se haga el valance anual. El mayor comprador de cítricos australianos es China. El pico de la temporada coincide con los meses centrales del año. Según Citrus Australia, los productores se están pasando a las mandarinas porque es un cultivo lucrativo. En parte, a causa del crecimiento en los mercados de exportación de Asia. Además, se está trabajando para lograr acceder al mercado de los Estados Unidos. Queensland es la región productora más importante de Australia. La variedad Murcott ha estado funcionando muy bien en los últimos años. Últimamente, se han producido cambios en los protocolos que también afectan a los tratamientos en frío a los que debe someterse la fruta. La región de Riverland, en el sur de Australia, ha podido confirmar la ausencia de moscas de la fruta en la zona y se han modificado algunos protocolos fitosanitarios. Los productores esperan que las exportaciones a Asia sigan creciendo.

China: El greening de los cítricos empuja los precios al alza
Los precios han subido en China, ya que los productores sufren frecuentes problemas causados por el greening de los cítricos y unas condiciones meteorológicas desfavorables. Mientras, con la ayuda del comercio electrónico y la expansión de los canales de venta, las empresas citrícolas locales están haciéndose con una cuota cada vez mayor del mercado nacional. Por otro lado, los precios de la mano de obra, la materia prima, el transporte y el embalaje se han incrementado. El greening de los cítricos ha ocasionado pérdidas en las cosechas en el sur del país, en especial en las provincias de Cantón y Guanxi. En parte, esta merma se contrarresta con la producción de las regiones del centro y del norte, entre ellas Hubei, Hunan y Sichuan.

En cuanto a la importación de mandarinas, está creciendo rápidamente. El país ha importado 21.000 toneladas en la campaña 2015/2016; un incremento del 10% en comparación con el año anterior. Algunas de las más apreciadas son las Jaffa Orri de Israel, las Empress de Australia y las ClemenGold de Sudáfrica.

Pakistán: Mucha demanda de Kinnow
Según un exportador de mandarinas Kinnow, en estos momentos la demanda es abundante. Los clientes buscan sobre todo calibres grandes, que se venden bien en mercados como Rusia y Ucrania. La oferta es limitada, no obstante, pues la coloración de las mandarinas sigue siendo insuficiente. Esté previsto que la cosecha aumente de aquí unos 10 días, tras lo cual no tardará en alcanzarse el punto de máxima recolección.

Los países del Golfo son otro mercado de exportación en auge. El exportador apunta dos motivos de esa tendencia. Por un lado, los consumidores de esos países acostumbran a comer más mandarinas cuando las temperaturas son altas, sostiene. Por el otro lado, una parte considerable de la población es de origen pakistaní o asiático.

Bélgica: Mercado estable con precios más bajos
Según un comerciante belga, el sabor de las clementinas actualmente es "agradable y dulce". La fruta que llega a Bélgica procede de Marruecos y de España, y tan solo se destina al mercado belga. Este comerciante desconoce cuántas toneladas llegan a Bélgica cada semana, aunque sí que ha notado que los precios son algo más bajos este año que el pasado, si bien opina que el mercado es estable.

Países Bajos: Demanda moderada de mandarinas pese al menor volumen
El mercado de la mandarina ha avanzado muy despacio por el momento esta temporada. Este año hay menos mandarinas, pero la cantidad es más que suficiente para cubrir la demanda. Ahora, el mercado ofrece Clemenules de España, que no se espera que duren más de 2 o 3 semanas. A continuación, llegarán las Clemenvillas y, después, las Nadorcott. Por su parte, Marruecos está suministrando ahora mismo Clemenules y las primeras mandarinas Nour llegarán a principios de enero, seguidas de las Nadorcott. La perspectiva de los importadores holandeses es que las condiciones del mercado de esta fruta mejoren en enero y que los precios suban.

Alemania: Hay demanda de mandarinas con hoja
Los comerciantes alemanes están satisfechos actualmente con la demanda de mandarinas. Las clementinas con hoja, por ejemplo, tienen mucho tirón en el periodo navideño. A partir de enero, la demanda caerá gradualmente. En el mercado predominan principalmente los productos españoles, aunque los volúmenes de cosecha han sido algo inferiores por las temperaturas registradas, que han sido más bajas de lo habitual para esta época del año. El efecto que lo anterior ha tenido en los precios ha sido muy limitado y tanto las clementinas como las mandarinas tan solo son un poco más caras que el año pasado.

El mercado se abastece también con producto italiano y marroquí. En general, la calidad es buena. De entre las clementinas, la Clemenules es la más demandada ahora mismo. En cuanto a las mandarinas, los clientes suelen preferir la Clemenvilla. Desde mediados de enero, la disponibilidad de clementinas Hernandina irá disminuyendo gradualmente.


Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018