Limones pequeños en Sicilia

La campaña de limones de Primofiore está avanzando y, en lo que respecta a la región de Siracusa, el producto se ha retrasado un mes en comparación con la temporada pasada. Esto se debe al clima frío en el invierno, así como a la falta de lluvia y calor durante el verano con picos de 46°C.



La lluvia es crucial, el 2017 ha sido el año más seco de los últimos dos siglos.

"El aspecto más problemático es la falta de tamaños grandes, debido a las condiciones climáticas excepcionales. La cosecha comenzó alrededor de la tercera semana de octubre. La calidad es excelente gracias al clima seco que, aunque paralizó el crecimiento, mató a muchos insectos que suelen atacar a la fruta", explicó Sergio Mazzara, productor de cítricos de la región de Siracusa.


Sergio Mazzara 

"En cuanto a los rendimientos, se espera que los volúmenes sean buenos, aunque más bajos que el año pasado. El calor literalmente destruyó las flores de Bianchetto y Maiolino, que se hubiesen cosechado entre mayo y junio".

Uno de los aspectos más críticos al comienzo de la campaña es el color, y nos gustaría recordar a la gente que los limones son naturalmente verdes. El color amarillo no tiene nada que ver con el grado de madurez, en realidad está relacionado con el cambio de temperatura entre la noche y el día.

"Afortunadamente, muchos clientes están comenzando a acoger a los Primofiore de otoño, que son verdes porque no se someten al proceso de desverdizado. Tal proceso, de hecho, tiende a envejecer la fruta y acortar la vida útil. Adoptamos un sistema de desverdizado muy ligero, con un método natural que preserva la frescura a pesar de que el color no es óptimo para los estereotipos generales. Confío personalmente en que los consumidores se vuelvan más conscientes y entiendan que el color verde es sinónimo de frescura".


Fecha de publicación: 13/12/2017


© 2018 FreshPlaza. Todos los derechos son reservados.