Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Chile: ¿De qué deben ocuparse los productores de kiwi en este momento del año?

El ingeniero agrónomo, Matías Kulczewski, indica cuáles son las acciones de las que deben preocuparse los productores en este momento del año. 

Si bien el Comité del Kiwi tiene un Manual de Producción, el cual guía al productor en materias de análisis de temporada anterior y metas de la siguiente, y en poda y amarra invernal, Matías Kulczewski, ingeniero agrónomo independiente de Asesorías K&R Ltda., Jefe de la Comisión de Producción e integrante de la Mesa del Kiwi creada para la contención de la Psa, indica cuáles son las acciones de las que deben preocuparse los productores en este momento del año.

Principalmente, el experto identifica dos acciones puntuales: el control de Bacteriosis (Psa), como nueva práctica durante la caída actual de hojas; y la poda y amarra invernal, como próxima faena.

“En el intertanto y luego de haber terminado la cosecha, es fundamental que el productor haya revisado sus resultados de producción y calidad, con respecto a las metas del invierno anterior, para planificar esta próxima temporada.

En caso de no haberlo hecho aún, este es un muy buen momento para hacerlo”, puntualiza Matías Kulczewski. “En mayo y aún a comienzos de junio, muchos predios se encuentran en plena caída de hojas, momento clave para efectuar el control preventivo de la bacteriosis (PSA). Esta bacteria que fue detectada recientemente en Chile constituye una gran amenaza para la sustentabilidad de nuestras plantaciones.

El productor también debe prepararse para la próxima faena de rutina, que es la poda y amarra invernal, la más importante del año en términos de costo porque define el resto del desempeño de la plantación durante el resto del año”, señala Matías Kulczewski.

El productor debiera comenzar a podar temprano en junio, pero en zonas donde las temperaturas no han bajado tanto, la caída de hojas no se ha llevado a cabo. “En este caso y para poder entrar a podar pronto, debiera aplicarse un producto para acelerar la caída de hojas y, con eso, facilitar además el control de la Bacteriosis.

Para ello, se ocupan productos como sulfato de zinc y sulfato de cobre”, añade Kulczewski.

Lo que viene

Para la poda y amarra, el productor debe preocuparse de estudiar el capítulo N° 8 del Manual de Producción del Comité del Kiwi. Esto, a modo de ayuda de memoria, con el fin de estar mejor preparado para esta importantísima faena.

“Además, cuando caen las hojas y se empieza a podar, es conveniente realizar un control preventivo de la Enfermedad de Brazos, mediante aplicación de cúprico en alto volumen, dirigido a los brazos donde se alojan los cuerpos frutales que diseminan estos hongos en invierno”, sostiene el ingeniero agrónomo.

“Luego, en poda básicamente, se debe seleccionar la mejor madera frutal intentando la plena ocupación del espacio, sólo con buena madera frutal bien separada.

El grosor mínimo de despunte debe ser 7,5 milímetros, con madera amarrada a no menos de 27 centímetros y sin sobresalir más de una cuarta, por sobre la parrilla del parronal”, puntualiza el experto. Cabe destacar que -aunque se necesitan ajustes en poda basados en el historial de fertilidad y metas de producción y calidad de cada plantación- estas indicaciones son comunes para todos los huertos, independiente de su clima.

“En zonas más abrigadas, puede tener un atraso en el comienzo de poda, en ese caso es conviene aplicar métodos que aceleren la caída de hojas”, reitera Kulczewski. 
 
Fuente:Comité del kiwi/ SimFruit

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor