José Luis Blasco, gerente de Blasco Fruits:

"Solo los especialistas y profesionales sobrevivirán en el negocio de los kakis"

La campaña española de kaki no ha empezado con buen pie para muchos agricultores valencianos, que han visto severamente dañados sus cultivos por las heladas y las tormentas de granizo. De hecho, la cosecha española se reducirá alrededor de un 40% por estas adversidades climatológicas, que, de momento, han respetado la zona productora del alto Palancia, en el interior de Castellón, donde se sitúan las plantaciones propias de Basco Fruit.

La empresa valenciana acaba de estrenar nuevas instalaciones que ha empezado a utilizar en esta campaña con tecnología de vanguardia para la recepción, manipulación y envasado de kaki. FreshPlaza visitó las instalaciones y entrevistó a José Luis Blasco, gerente de Blasco Fruit con más de 35 años de experiencia en el cultivo y comercialización de kaki, y a Cecilia Taboada, directora comercial.

Cecilia Taboada y José Luis Blasco.


“La falta de producción va a ser notable este año, ya que aunque hay nuevas plantaciones que entran en producción en España, no van a ser suficientes para compensar las pérdidas de volumen”, comenta el empresario. No obstante, y a pesar de la notable la falta de producción, los precios están hundiéndose en el mercado. “Las grandes cooperativas, que manejan una gran parte de los volúmenes de kaki en España, están inundando los mercados europeos a precio abierto sin la planificación adecuada, ocasionando un derrumbe de precios que afecta a todas las partes del sector”, explica.


Para esta empresa, la temporada de kaki empieza en septiembre con la cosecha de la variedad autóctona conocida como ‘tomatero’, que recibe ese nombre por su intenso color rojizo. “El kaki tomatero crece tradicionalmente en esta zona. Se trata de un kaki de menor tamaño respecto al Rojo Brillante y resalta por su piel roja que recuerda a los tomates. Su carne es muy dulce, con una textura más tierna, de hecho, puede comerse con una cuchara cuando éste alcanza su madurez óptima”, explica Cecilia Taboada, del departamento de ventas de Blasco Fruit.

Kakis tomateros.

“Las cooperativas de la zona dejaron de comercializarlo hace años porque no dejaba beneficios en comparación con otras frutas. Nosotros somos una de las pocas empresas que logramos vender y exportar este tipo kaki como un producto gourmet, siendo esta variedad un 15% del volumen total hasta un total”, añade.


De acuerdo con José Luis Blasco, el crecimiento del cultivo del kaki en los últimos años en España, ha sido más bien descontrolado, y por eso el mercado está cada vez bajo más presión, hecho que hará que sólo los más experimentados sobrevivan.

“No ha habido apenas ningún control en el crecimiento de la superficie de kaki, y es algo que suele ocurrir en este país, ya que , cuando algo parece que funciona, muchos se lanzan a la aventura sin tener los conocimientos necesarios. El año pasado la sobreoferta en ciertos momentos de campaña derivó en precios medios de hasta 15 céntimos por kilo en el peor de los casos, que no cubren ni siquiera los costes de producción. Este año, debido a las heladas y el granizo, podría equilibrarse el mercado, pero si el año que viene se da una cosecha normal, podría venir una debacle”, indica el productor y exportador. “Por esta razón, algunos agricultores están ya abandonando este cultivo prematuramente. En el futuro sólo permanecerán en este negocio los especialistas y profesionales”.

Aunque será complicado reemplazar la pérdida del mercado ruso, que tan importante era para el kaki con alrededor de un 30% de la cuota, la empresa valenciana está diversificando sus mercados en varios continentes. “Además de Europa, estamos abriendo mercado en países escandinavos, Norteamérica y América Latina, con destinos como Canadá, Estados Unidos, Perú, Colombia. Son países en los que todavía se desconoce bastante el kaki y donde crece su interés, por eso vemos que hay potencial. En Asia, estamos creciendo en mercados como Hong Kong y esperamos que pronto se pueda abrir un protocolo de exportación con China, donde ya conocen el kaki y valoran mucho nuestra variedad, sería un mercado exponencial para nosotros”.

El sector sigue en la búsqueda de nuevas variedades de kaki, y aunque van apareciendo variedades interesantes, distan de las cualidades organolépticas del Rojo Brillante y no cumplen uno de los principales objetivos, alargar el calendario de cosecha.

“Estamos llegando al límite en lo que respecta a alargar los meses de cosecha de kaki, que hasta ahora está siendo posible gracias a los avances en soluciones poscosecha y mejores técnicas de cultivo. Hace pocos años terminábamos la campaña a principios de diciembre y ahora ya podemos comercializarlo hasta marzo”, señala José Luis Blasco, quien opina que Perú puede ser un origen interesante para extender la campaña, de hecho, ya hay empresas españolas que están invirtiendo en este país con tal propósito.

De acuerdo con José Luís Blasco, el kaki es un buen producto, delicioso y atractivo, fácil de comer y con numerosos beneficios para la salud. “Todavía falta mucho por recorrer con el kaki, pero han de hacerse las cosas bien, como empezar las campañas con kakis que reúnan los niveles de azúcar y la coloración idónea para asegurar que tenga éxito y permita a toda la cadena y durante toda la campaña, mantener precios que nos beneficien a todos. Igualmente, es necesaria una buena planificación de la campaña para evitar momentos de sobreoferta, sobre todo en los primeros tramos de campaña”.

 

Para más información:
Cecilia Taboada
Blasco Fruit S.L.
T: +34 964 108453
M: +34 665508676
importexport@blasco-fruit.com
http://www.blasco-fruit.es/

 


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor