Frente frío en el centro y el sur de Italia

El pasado fin de semana se caracterizó por un frente frío de los Balcanes que trajo nieve al centro y sur de Italia y viento al norte de la península.

El frente frío causó una caída repentina en las temperaturas, especialmente en Apulia, Basilicata, Campania, Calabria y Sicilia el viernes por la noche (22 de febrero de 2019).

Nevó en bajas altitudes en Apulia y Basilicata, así como en las montañas de las Marcas y los Abruzos, con nevadas impresionantes entre Catania y Siracusa (Sicilia). Los daños más graves fueron causados por los fuertes vientos que se acercaron a 100 km/h.

El fuerte viento de los Balcanes arrancó los techos de muchas instalaciones en Sicilia entre Vittoria, Ispica y Scoglitti (provincia de Ragusa) y entre Portopalo y Pachino (provincia de Siracusa).

Aunque se habían emitido advertencias, algunas instalaciones no resistieron la fuerza del viento.

En su blog, el agrónomo Corrado Vigo informa que "el sábado se caracterizó por la lluvia, la nieve y violentas tormentas de granizo, especialmente en el sureste de Sicilia. Las zonas montañosas alrededor del Etna se cubrieron de nieve, lo cual es inusual en esta época del año. Los almendros ya estaban floreciendo debido a las cálidas temperaturas de los últimos días. Varios naranjos y limoneros han sido dañados, por lo que ahora debemos tener cuidado con la enfermedad del mal seco".

Algunos cultivos pasaron de 16°C durante el día a menos de cero durante la noche: ese choque puso en peligro a los árboles, como los de fruta de hueso, que estaban floreciendo.

La productora de fruta de hueso Nicola Bollino, quien hace unos días habló sobre el retraso de la floración y la posibilidad de perder los cultivos precoces si las temperaturas bajaban a -2°C, informó: "Temíamos lo peor pero, en este caso, el retraso en la floración fue beneficioso. Afortunadamente, las temperaturas no cayeron por debajo de 1°C, por lo que no se ha perdido nada, pero podríamos haberlo perdido todo".

Otro productor de Apulia informa que las heladas causaron algunos daños, pero "podremos hacer una evaluación en unos días".

Los vientos fuertes persistieron el domingo 24 de febrero en Toscana, Umbría, Lacio, Abruzos, Molise, Campania, Apulia, Basilicata, Calabria y Sicilia con posibilidad de tormentas marinas a lo largo de la costa.

Según Confagricoltura, los cambios repentinos en la temperatura y los fuertes vientos han dañado gravemente los invernaderos y almacenes en Basilicata, por lo que los productores están preocupados por las frutas de hueso y las fresas. Carmela Suriano, directora general del Club Candonga, informó que el mal tiempo duró tan poco que no afectó a las plantaciones de fresa.

En Calabria, los fuertes vientos arrasaron los techos de los almacenes y destruyeron cultivos en las provincias de Cosenza, Crotone y Catanzaro, pero dos productores informaron que la situación está bajo control.

tg24.sky.it informó que el tráfico ferroviario entre Sicilia y Calabria se interrumpió debido a un incendio el sábado por la noche, cerca de las vías en la provincia de Consenza, pero las cosas volvieron a la normalidad el domingo.

En cuanto al lunes 25 de febrero, se esperaban más lluvias y nevadas en algunas zonas del sur de Italia.

Autores: Maria Luigia Brusco y Vincenzo Iannuzziello

©FreshPlaza.it


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor