Fermín Aldaz, director comercial y de marketing de Florette Ibérica:

“La clave no es competir, sino impulsar hábitos”

“Los productos frescos listos para comer son percibidos por el consumidor como una conveniencia saludable con alto valor añadido. Es claramente un mercado nicho: incluso en épocas de crisis sus ventas aumentan”, comenta Fermín Aldaz, director comercial y de marketing de Florette Ibérica.

Con una cuota de mercado del 50%, por delante de Verdifresh y Primaflor, el año pasado Florette alcanzó los 205 millones de euros de facturación. Sus ensaladas parecían una excentricidad hace 30 años, en el momento de su lanzamiento. Actualmente, sus productos frescos de conveniencia han dinamizado el mercado y parecen casi "necesarios" en nuestra forma de vida actual.

Los españoles, los europeos más “frescos”
La evolución y necesidades de la sociedad se reflejan en el gran consumo. En España, la cesta de la compra con IV gama o conveniencia sigue creciendo. En el 2017 aumentó un 9,5% frente al 3,7% del conjunto de mercado. Actualmente, las ensaladas de IV gama están presentes en 8 de cada 10 hogares españoles.

La tendencia no es simplemente la comodidad (convenience), sino un producto saludable, de sabor y aspecto atractivos. “La introducción de cierto tipo de productos de IV gama, como es el caso de las ensaladas en bolsa, ha impulsado hábitos saludables. El consumidor, una vez incorporados ciertos alimentos sanos en la dieta, los sigue consumiendo de forma habitual. En Florette empezamos con ensaladas básicas simples. Ahora las nuevas texturas, sabores y colores mejoran la experiencia y dan ganas de repetir. Un ejemplo son los brotes tiernos, un segmento que tira del consumo general. Y en los últimos 5 años los ultraconvenience, como las recetas ‘Micro’ al vapor asiática e hindú para el microondas”.


Tecnología puntera para preservar el bien más escaso: el agua

“Las mayores irregularidades meteorológicas de los últimos años son una realidad indiscutible en el sector agrícola. Sus consecuencias son innumerables y no solo en España: ecológicas, económicas, etc. El agua es un bien escaso y somos socialmente responsables. Con una pluviometría que presenta curvas extrañas, se precisan planes de contingencia y una gestión de recursos eficaz: cultivos protegidos, sistemas de gestión y recuperación del agua, riego por goteo, microaspersión o recogida del agua de lluvia, la práctica de técnicas de residuo cero, etc. La planificación estratégica es ineluctable”, explica Fermín Aldaz.

La gran riqueza para Florette es la larga y estrecha relación de colaboración con agricultores locales. También posee un 50% de cultivo propio para asegurar la materia prima. “España permite un cultivo rotatorio de norte a sur y a diferentes altitudes. Esta riqueza geográfica nos permite obtener un sinfín de variedades y cultivos a lo largo de todo el año. Sin materia prima no podríamos ofrecer productos de calidad y de forma continuada. Las alternativas de contingencia son también importantes para paliar campañas fallidas por condiciones climáticas: el reto actual de la agricultura es, sin lugar a dudas, la climatología”, apunta Fermín Aldaz.

La cadena de frío, vital
Con un equipo transversal de más de 1 800 profesionales de todos los perfiles, y tecnología de punta (control de clima, sistemas de control de parámetros de cultivo, etc.), sus ensaladas van de la huerta a casa en 24 horas pasando por: recolección, selección y lavado, corte, higienización, peso, envasado y transporte. “Todos los eslabones de la cadena de frío son vitales para conseguir llevar la frescura de la huerta a los consumidores y hostelería. De hecho, los productos no solo conservan sus propiedades, sino que están más protegidos dentro del envase. La única desventaja de nuestros productos de IV gama es que no se puede sacrificar la vida útil del producto en transporte. Por ello disponemos de nuestros propios cultivos en toda la península ibérica e islas Canarias”, precisa Fermín Aldaz.

Florette Ibérica destina un 8% a la exportación a países limítrofes como Francia y Portugal.

La plasticultura, presente en todos los lineales y el e-commerce
“La gestión responsable es un compromiso ineluctable para todos los sectores de gran consumo, incluido el e-commerce. No es una problemática exclusiva de la frutería: en cualquier lineal se observan envases innecesarios y redundantes, ahí donde en la IV y V gama son garantía de seguridad alimentaria”, comenta Fermín Aldaz.

“Nuestra apuesta es constante. Hemos conseguido una reducción del 10% de envases, apelando a materiales y diseños inteligentes. Otra clave es la economía circular. El embalaje ideal debería ser de material reciclado, que sea reciclable y que se recicle en la práctica. La perennidad de los envases y la economía circular pueden aportar una reducción drástica. Y por supuesto, la sustitución del plástico por materiales alternativos”, explica convincente Fermín Aldaz.

Compromiso y sostenibilidad
“En Florette mostramos nuestro compromiso con el medioambiente mediante iniciativas como el plogging. Recogemos desperdicios que encontramos al salir a correr o a caminar. Es una forma de hacer deporte mientras ayudamos a mantener limpio el medioambiente”, cuenta Fermín Aldaz.

El pasado sábado Florette participó en una jornada de plogging en la Ribera navarra dentro del proyecto “Libera 1m2 por la naturaleza”.
La próxima recogida de “basuraleza” tendrá lugar el sábado 15 de junio en diversos lugares de España.

Miguel Ángel Muñoz, embajador del reto #FlorettePloggers: 

 

Para más información:
Florette
Pol. Industrial El Olivo C/2 nº1
31320 Milagro (Navarra)
T: +34 948 40 92 00
info@florette.es
www.florette.es


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor