Investigación y saber al servicio del sabor y la estética

España: Las flores comestibles, un mercado en auge

Las flores comestibles, hasta ahora un mercado nicho especializado y poco conocido, está en pleno auge en España. “Somos pocas empresas en España. Cada una de ellas posee su especificidad y, aunque somos competencia natural, no somos rivales: existe una verdadera necesidad de corporativismo para representar nuestros intereses en un sector tan innovador. Estamos creando una asociación de productores de flores comestibles para avanzar en la profesión y el mercado. Ello nos permitirá una mejor representación ante los organismos oficiales, que no suelen escuchar a los pequeños productores”, comenta Laura Carrera, CEO de Innoflower, empresa del grupo Frutas Olivar de Mercamadrid fundada en 2016.


Laura Carrera, CEO de Innoflower

Laura Carrera es doctora especializada en biología reproductiva de flores y ahora emprendedora. “Me pareció importante combinar diferentes perspectivas en una sola profesión: desde los análisis de variedades en laboratorio, la práctica de terreno de cultivos y la actividad empresarial”, apunta Laura Carrera.


Flor fresca o I gama (Tulbaghia)

“El mundo de las flores comestibles es mucho más amplio que una simple flor que se añade a una ensalada. Ese sería el producto de I gama: la flor fresca, seleccionada en campo y obrador, sin más procesado que su selección visual. La fecha de consumo preferente va de 3 a 12 días (dependiendo de especies), bajo temperatura controlada entre 4 y 6 ºC y sin romper la cadena de frío. De ahí la dificultad para combinar flores con otras plantas, como las ensaladas en bolsa (productos de IV gama), con otros requerimientos de conservación”, prosigue Laura Carrera.


Minipensamientos Borobia

Las flores transformadas que se destinan al sector gastronómico se presentan bajo distintos formatos:

- La flor deshidratada a la que se ha extraído la humedad y de vida útil superior a 2 años. Sus usos, desde infusiones hasta empleo en coctelería.

- La flor comestible liofilizada. Es un proceso altamente tecnológico, donde la flor mantiene todas sus propiedades y vistosidad. Tras un proceso de congelación o ultracongelación se elimina la humedad por altas presiones (sublimación), obteniendo un producto con una vida útil superior a los 2 años. El principal uso es en alta repostería.

- La flor cristalizada. Es belleza pura, la naturaleza preservada y comestible, manteniendo su forma natural casi intacta. Se efectúa un glaseado con clara de huevo pasteurizada a mano, pétalo a pétalo con un pincel, se recubre de azúcar y posteriormente se deshidrata a baja temperatura durante 4 días. Este laborioso proceso es auténtica artesanía.

- La harina de flores comestibles, ya sea flor deshidratada o liofilizada, empleada para la industria alimentaria. Una utilización tiene cada vez más éxito en diferentes sectores son las flores en polvo para fabricar desde masas a helados, hasta usos más originales como es el empleo de un ingrediente para fabricar croquetas, panes de flores, etc.

“Nuestro clima mediterráneo continental es ideal para cierto tipo de flores como el pensamiento mini. Cualquier zona productora tiene sus ventajas e inconvenientes, no existe el clima perfecto, simplemente se trata de saber elegir las variedades que mejor se adapten al contexto, la fecha de plantación óptima y así responder a la demanda de mercado”, concluye Laura Carrera. Con fincas en Soria y Zaragoza, Laura Carrera comenta que la manipulación de flores comestibles no se diferencia tanto de la de otros productos hortícolas. Debido a ello también está relacionado con épocas del año y el manejo de los mismos. Y que este consumo a veces es errático y sujeto a festividades nacionales.

Innoflower comercializa más de 50 variedades. Las fincas repartidas en diferentes climatologías permiten ofertar flores a lo largo de los 12 meses del año. “Por ahora nuestro volumen es más que suficiente para abastecer el mercado español y Francia e Italia. Pero seguimos ampliando: este es apenas nuestro tercer año”, precisa Laura Carrera.


Pensamientos mini

Fundada en 2016, la empresa se dedica al cultivo, recolección, comercialización y venta directa de flores comestibles. Proveedora de Makro, comercializa a través de Montañita, la marca de IV gama de alta calidad distribuida en exclusiva por Frutas Olivar de Mercamadrid y socio mayoritario de Innoflower. Las flores se distribuyen a numerosas tiendas a través de mayoristas como Mercabarna y Mercamadrid, entre otros mercados nacionales.


Para más información:
Laura Carrera, CEO
Innoflower
C/ Alejandro Bell 7-9
50014 Zaragoza
T: +34697162268
info@innoflower.com
www.innoflower.com


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor