Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Yntze Buitenwerf, de Seatrade Reefer Chartering:

"La congestión de contenedores tendrá repercusiones en el mercado mundial durante muchos meses más"

La congestión de contenedores frigoríficos en China continúa aumentando debido al impacto del coronavirus. El cuello de botella se encuentra principalmente en los puertos chinos de Shanghái, Xingang, Tianjin y Ningbo. Los puertos informan que han alcanzado su capacidad máxima de contenedores frigoríficos y, por lo tanto, aconsejan a las compañías navieras que descarguen su contenedores en otro lugar. Debido al aumento de los costes adicionales, las compañías navieras están introduciendo un impuesto de congestión para el transporte refrigerado a China con precios que fluctúan entre 1.000 y 1.250 dólares por contenedor frigorífico.

"La congestión de contenedores reefer no solo se nota en los puertos chinos, sino también en los países vecinos", dice Yntze Buitenwerf, de la empresa belga Seatrade Reefer Chartering, con sede en el puerto de Amberes. “Obtener información correcta sobre la situación en Asia no siempre es fácil. Las empresas difícilmente se comprometen ante esta falta de información. Tampoco en Hong Kong hay enchufes reefer disponibles. Los buques portacontenedores tienen que buscar otros puertos y descargar sus contenedores en la región, incluidas las terminales de Vietnam, Malasia, Taiwán, etc. Los contenedores permanecen durante semanas en esas terminales antes de que los buques feeder puedan entregarlos en destino".

Los contenedores que ahora están varados en las terminales del este de Asia causan escasez de reefers en otros lugares. “En Chile, la exportación de fruta a China se ha estancado porque casi no hay contenedores frigoríficos disponibles. Los buques portacontenedores de China apenas tienen contenedores libres en sus barcos. Además, ya hubo una escasez de reefers en el mercado debido a la gripe porcina en China, que provocó una creciente exportación de carne de Europa y América del Sur a China. El coronavirus refuerza considerablemente ese efecto porque ya no hay servicios de transporte desde los puertos chinos hacia los mercados del interior del país. Además, el personal de los puertos está recluido en sus hogares y, por lo tanto, no puede descargar los barcos".

Yntze no cree que la situación en el mercado vaya a mejorar rápidamente, incluso si mañana mismo se encontrara un medicamento contra el coronavirus. “Este desastre logístico tendrá repercusiones en el mercado mundial durante muchos meses más. Solo hay que hacer los cálculos: si todos los puertos en China están llenos de reefers, entonces estamos hablando de 120.000 contenedores frigoríficos, mientras que el número total en todo el mundo es de aproximadamente 1,5 a 1,6 millones. Es decir, alrededor del 8% de los contenedores frigoríficos están fuera del mercado debido a la congestión. Y mientras tanto, la carga, como frutas y hortalizas, a menudo sigue en el contenedor... ".

La situación está aumentando la demanda de almacenamiento refrigerado adicional en Europa y de buques frigoríficos. "Sin embargo, más del 90% de nuestra flota ya está navegando, por lo que poco puede contribuir al mercado", dice Yntze. "Además, la capacidad en las cámaras frigoríficas es insuficiente para compensar la escasez de reefers. El comercio de mercancías refrigeradas ha aumentado simplemente demasiado y demasiado rápido en los últimos años".

Para más información:
Yntze Buitenwerf
Seatrade Reefer Chartering
Tel.: +32 3 544 9493 (Bélgica)


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor