Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Patrick Brun, de Anteus Fruits:

"Nuestros clientes alemanes son exigentes, pero fieles"

Patrick Brun creó la empresa Anteus France en 2006 para responder a una demanda específica identificada originalmente en el mercado alemán: "Tras seleccionar a los productores que respondían a las expectativas de mis clientes, empecé a exportar al 100% a Alemania. Hoy en día, la empresa trabaja al 85-90% en este mercado y buscamos, al mismo tiempo, desarrollarnos en Francia, Bélgica y Suiza, de forma controlada. De hecho, queremos seguir seleccionando a nuestra clientela, que debe adherirse a las exigencias muy particulares de nuestro proyecto y generar un crecimiento controlado", explica Patrick Brun, director de la sociedad Anteus France.

La empresa trabaja principalmente con productos de origen marroquí y español. "Los productos que más comercializamos son las hortalizas. En invierno ofrecemos tomate, pimiento y calabacín de Marruecos, cultivados en nuestra propia granja. Y, paralelamente, estamos asociados con productores en España para estos mismos productos, todos envasados en nuestra marca Anteus Fruits, siguiendo nuestro riguroso pliego de condiciones. Esta variedad de orígenes ofrece una alternativa al cliente, lo que le permite elegir el origen que prefiera".

"El mercado francés y el alemán son completamente diferentes"
Mientras que vemos cómo florecen en el mercado francés una gran diversidad de etiquetas que llamamos "la tercera vía", como Cero Residuos de Pesticidas (ZRP), Cultivado Sin Pesticidas, Bee Friendly, o incluso el Alto Valor Medioambiental (HVE), por citar algunos, la situación en el mercado alemán es otra totalmente diferente: "El mercado alemán sigue apostando por referencias clásicas, como Global Gap e IFS. Sin estos certificados, hoy en día puede ser muy complicado exportar. Los alemanes están muy comprometidos con estos certificados, mucho más que los franceses. Puede no llegar a ser posible exportar al mercado sin estos certificados. Además, al lado de esta oferta tradicional, hay una numerosa oferta ecológica, cuya parte de mercado en Alemania es mucho más elevada que en Francia", explica Patrick.

La calidad y la regularidad del abastecimiento son, según Patrick, criterios indispensables para poder abastecer a sus clientes alemanes de productos frescos: "Es muy difícil penetrar en el mercado alemán. Los alemanes son muy exigentes en materia de calidad, quieren certificados y, por supuesto, un buen precio. Pero, por otra parte, como están satisfechos y convencidos de la calidad y como somos capaces de aportarles una regularidad en el abastecimiento (lo que es extremadamente importante para nuestros clientes), siguen siendo fieles. Este no es siempre el caso de los clientes franceses, quienes no solo exigen un determinado nivel de calidad, sino que también quieren reducir los precios lo máximo posible. Algunos no dudan en ir a la competencia por una diferencia de algunos céntimos, incluso si hace años que trabajamos juntos, una situación que no nos sucede con nuestros clientes alemanes", explica Patrick.

Aunque se observa un cierto tipo de proteccionismo en los productos nacionales en el mercado francés, que hace que las grandes y medianas superficies (GMS) den prioridad cada vez más al origen Francia en sus estantes, este no es el caso del mercado alemán: "Los alemanes saben bien que sus superficies agrícolas útiles no son capaces de cubrir la demanda nacional de frutas y hortalizas frescas. Por lo tanto, no tienen ningún problema en abastecer el mercado de diversos orígenes a partir del momento en el que la calidad está al nivel esperado".

"La producción marroquí gana en calidad"
Ofrecer productos de origen marroquí a sus clientes alemanes no fue algo fácil al principio. "Antes, las frutas y hortalizas marroquíes no tenían una buena reputación en el mercado europeo. Tuvimos que probar que éramos capaces de ofrecer a nuestros clientes productos de Marruecos que fuesen plenamente satisfactorios en términos de calidad", cuenta Patrick.

Según él, los productos de origen marroquí, con los que la empresa busca desarrollar su producción, mediante su filial Anteus Maroc, progresan cualitativamente y cada año llegan a nuevas partes del mercado. "El cliente que busca realmente productos de alta calidad ya está centrado en el origen español. Por otra parte, el aumento de la calidad marroquí, sobre todo con nosotros, pero también desde un punto de vista general, hace que no haya mucha diferencia entre los dos orígenes. Muchos clientes que estaban centrados solo en España, empiezan a comprar productos originarios de Marruecos. Es el caso de algunos clientes que tratan con hoteles de lujo, a los que nunca podría haber imaginado poder vender algún día tomates de Marruecos. Sin embargo, llegan poco a poco. Este año, gracias a una primera experiencia exitosa, hemos decidido ofrecer en el mercado europeo un pimiento cultivado en Marruecos de calidad muy alta".

Además de los pimientos, la empresa Anteus sigue desarrollando la producción de otras referencias, como la calabaza Hokkaido en Marruecos, y el pepino y la batata en España. "Como en la mayor parte de los países europeos, la calabaza Hokkaido se consume cada vez más en Alemania. El año pasado, producimos un centenar de toneladas en la región de Rabat, en el norte de Marruecos. El clima es muy propicio al desarrollo de la planta, y la calidad de los suelos no está alterada por el cultivo intensivo. Este año, produciremos en una veintena de hectáreas, para una productividad de unas 25 toneladas por hectárea. Queremos obtener cerca de 500 toneladas de calabazas Hokkaido, que estarán disponibles hasta marzo-abril. Dado que el consumo de este producto no es cultural, hay muy pocos operadores presentes en el mercado. Sin embargo, la calidad es la misma que la de las que se producen en Europa".

"Hemos sido los primeros en contar con el certificado IFS de nivel superior
Teniendo en cuenta la importancia que los clientes alemanes dan a los certificados de trazabilidad y de seguridad alimentaria, Patrick ha querido obtenerlos desde la creación de la empresa: "Hemos formado parte de los primeros en lograr el certificado IFS hace 7 u 8 años. En ese momento, solamente había demanda procedente de la gran distribución. Esta demanda no nos afectaba directamente, por lo que decidimos certificar nuestra producción, por ejemplo, con el IFS de nivel superior para nuestros clientes mayoristas. Con nuestra iniciativa de mejora continua, conseguimos el nivel de certificación "Higher Level", del 99,03%. Elegimos adelantarnos a la demanda a este nivel, de forma que no cerrásemos nuestras puertas al futuro con clientes que buscaran productos de alta calidad.

Del mismo modo, la empresa Global Gap fomenta una agricultura razonable y una lucha integrada: "Intentamos no utilizar pesticidas manteniendo rendimientos relativamente importantes y un producto sano en cuanto a sabor. Para ello, realizamos análisis de residuos con mucha frecuencia y buscamos continuamente nuevas variedades, que se trabajen más fácilmente y que necesiten menos tratamiento", concluye Patrick.

Para más información: 
Patrick Brun
Anteus Fruits
Naturopole - 3 Bd de Clairfont, Bâtiment G
66350 Toulouges  
Francia
Teléfono: +33 (0) 411 641 283    
Móvil : +33 (0) 613.686.987 
anteusfruits@gmail.com                                                                        
www.anteusfruits.com  


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor