Resumen del mercado global de la ciruela

La cosecha de ciruela en el noroeste de Europa no suele ser una gran fuerte de ingresos para la cadena, pero este año los precios son buenos. Se han producido incluso cierta escasez en el mercado de vez en cuando. Noruega se ha visto particularmente afectada, pues el 80% de la cosecha se ha perdido por las nevadas de mayo. El mercado de la ciruela esta temporada se caracteriza también por la pérdida del mercado brasileño para las ciruelas españolas, lo que se ha traducido en un poco más de competencia para los Estados Unidos en el mercado norteamericano y para los turcos en la India y el sudeste de Asia.



España: La pérdida del mercado brasileño hace caer los precios
Los volúmenes de producción de ciruela son alrededor de un 25% inferiores a los de la campaña pasada en Extremadura, principal zona productora de esta fruta en España. Si bien el primer tramo de campaña fue bueno en cuanto a demanda y precios, la sorprendente pérdida del mercado brasileño este año ha terminado por derrumbar los precios. De hecho, si no hubiese sido por la ausencia de este mercado, se esperaba a priori una buena campaña, ya que la caída de producción de otros países como Italia, Francia, Portugal o Grecia ha sido acusada por la influencia de las heladas y las tormentas de granizo.

Muchas empresas extremeñas apostaron fuerte por exportar a Brasil. La campaña pasada se enviaron más de 20.000 toneladas. Se trata de un mercado muy atractivo por su buena demanda de fruta de calibres 50 para arriba y envases de 9 kg a granel. Los buenos resultados en este país han dado lugar a que bastantes exportadores hayan puesto todos los huevos en la misma cesta.

Si bien, en cierta medida, la fruta está encontrando espacio en otros mercados terceros como India, Europa continúa siendo uno de los pilares de la exportación de ciruela. No obstante, en un año como este se está comprobando que los huecos están siendo llenados cada vez más por las producciones locales. Si este año está siendo complicado, ¿qué pasaría el año que viene si los exportadores españoles siguen sin poder enviar a Brasil e Italia y los demás países exportadores tradicionales vienen con cosechas normales?

"La campaña española de ciruela de 2018 se caracterizó por una cosecha con bajos rendimientos, tanto en Extremadura como en el resto de Europa, pero los exportadores españoles contaban con el mercado brasileño. Los síntomas que presenta esta campaña son alarmantes", dice un exportador.

La verdad es que el sector frutícola de Extremadura depende bastante de la ciruela, ya que el melocotón y la nectarina se han quedado como en tierra de nadie, perdiendo competencia con otras zonas productoras españolas

Turquía: Crece la superficie dedicada a la ciruela
Las ciruelas se cultivan en toda Turquía, principalmente a lo largo de la costa de los mares Mediterráneo y Egeo. La producción sigue creciendo con la creación de nuevas plantaciones, por lo que el año que viene se esperan más ciruelas. Este año, las condiciones meteorológicas han garantizado el buen crecimiento de la fruta. La demanda de la ciruela japonesa está creciendo en Europa, pero Turquía envía la mayoría de esta variedad a los países asiáticos, como India, Singapur, Hong Kong y Malasia. Dada la mayor demanda, pese a que los precios son un poco más altos, se podría decir que los clientes están dispuestos a pagar precios superiores a la media por la ciruela japonesa.

Alemania: La campaña ha comenzado excepcionalmente temprano
Las ciruelas nacionales dominan el comercio alemán actualmente, en especial las variedades Top, Hanita y Cacaks Schöne. España e Italia están exportando lotes mayores, mientras que la cuota de ciruelas de Europa del Este parece estar menguando, con la excepción de la variedad bosnia Stanley. Dado que la oferta ha sido más que suficiente, cuesta vender la fruta más pequeña o inmadura. Los precios han oscilado entre 1 euro el kilo del producto bosnio y 2 euros de las Cacaks Schöne nacionales. Además, actualmente se están exportando grandes volúmenes de Cacaks de Polonia, República Checa y Serbia.

La temporada nacional de la ciruela en Alemania ha comenzado extremadamente temprano este año. Las principales regiones productoras de Baden-Wurtemberg y Renania-Palatinado ya están en plena recolección. "Esperamos una cosecha ligeramente inferior debido a las heladas primaverales, pero la estimación actual sigue siendo positiva", dicen las cooperativas de la región.

Las cooperativas de productores del sur de Alemania están invirtiendo en nuevas variedades. "La variedad Franzi se cosechará comercialmente por primera vez este año después de una fase de prueba de tres años. La producción se ofrecerá en la gran distribución alemana", dicen desde Obstgroßmarkt Mittelbaden (OGM). VOG Ingelheim también ha anunciado recientemente que lanzará nuevas variedades en colaboración con obtentores.

En cualquier caso, el mercado alemán destaca por su amor a la Zwetschgen, una variedad especial de ciruela muy adecuada para la transformación industrial (sobre todo para productos de pastelería). "Las ciruelas clásicas solo representan el 10% de nuestras ventas, el resto son Zwetschgen”, dice un comerciante. Estas ciruelas tienen especial demanda en esta época del año y se suelen encontrar en los lineales de los establecimientos minoristas.

Francia: Año excepcional gracias a la maduración temprana
La maduración excepcionalmente temprana de las ciruelas al inicio ha continuado durante toda la temporada, lo que ha hecho que este año sea bastante especial. Como resultado, la oferta también acabará antes de lo habitual. La cosecha de este año es en torno a un tercio inferior que la del pasado; sin embargo, estos volúmenes más reducidos garantizan una calidad mejor con un alto contenido de azúcar. Los precios también han sido bastante buenos durante la temporada y la demanda ha sido menor.

Países Bajos: Buenos precios
La superficie dedicada a las ciruelas se ha reducido un poco en los últimos años y los resultados se han visto este año. "En los últimos años, las ciruelas no han sido demasiado rentables, pero esta temporada los precios son buenos. El precio de la Reine Victoria se sitúa en unos 2 euros", dice un comerciante de fruta del norte del país. "Otros años, en ocasiones ha habido excedente, pero ahora incluso falta producto de vez en cuando. La oferta de fruta de hueso española se está acabando y nosotros podemos cubrir ese vacío sin problemas con nuestras ciruelas. Además, en el norte del país las vacaciones ya han terminado y eso le va bien a la demanda. La venta de ciruelas holandesas es un negocio eminentemente nacional. La temporada de Opal ha concluido, la variedad Jubileum ya está prácticamente agotada, y ahora se está haciendo el cambio a la Reine Victoria y a las variedades del concepto Lazoet. Seguiremos con estas otras cuatro semanas".

Bélgica: Volumen ligeramente inferior debido a los daños por heladas en primavera
El volumen de ciruelas belgas en el mercado es comparable al del año pasado. Al principio, se esperaba más producción que el año pasado, pero una parte de la cosecha resultó dañada por las heladas en primavera. Las ciruelas belgas estarán en el mercado unas 5 o 6 semanas. La calidad de la fruta parece buena. La ola de calor de la semana pasada ha provocado quemaduras a una pequeña porción de las ciruelas, pero solo a las que se encontraban en las copas de los árboles. La demanda de ciruela belga crece a ritmo constante cada año.

Noruega: La nieve echa a perder la cosecha
2019 fue un año histórico para las ciruelas noruegas, pero la situación es muy distinta esta temporada. A causa de las nevadas y las heladas. los productores del país lidian con una caída de más del 80%. Los productores noruegos nunca habían tenido una temporada tan mala. La cosecha se estima en 600-700 toneladas (en comparación con las 1.900 toneladas del año pasado).

Italia: Se esperaban precios más altos por las heladas de primavera
En el norte de Italia se informa de buenos precios para la ciruela, pero se esperaban más altos. En el mercado mayorista de Vignola, en Módena, la calidad del producto es buena, con precios que van de 0,80 a 3,00 euros el kilo, según la variedad y el calibre. Este mercado mayorista es uno de los más importantes para las ciruelas. Casi el 60% da la fruta se ha perdido por los efectos de las heladas primaverales. Los productores esperaban una demanda y unos precios más elevados. La Regina es la variedad más buscada, con precios de entre 2 y 3 euros el kilo. La Grossa di Felisio también tiene mucha demanda, con precios que ascienden a alrededor de 1,50 euros el kilo.

 

Sudáfrica: A los productores les preocupa la situación en el puerto
Los productores sudafricanos no pierden de vista las condiciones meteorológicas. En cuanto a suministro hídrico, parece que todo va bien. Ha llovido suficiente y la nieve ha aportado un poco de frío. Sin embargo, a la mayoría de los productores les iría bien un poco más de sol para facilitar la polinización y las ciruelas en los huertos. Las variedades más tempranas ya han completado la fase de floración y el resto lo hará en las próximas semanas. No obstante, un exceso de viento y nubes podría tener consecuencias negativas para la polinización.

En lo que a gestión hídrica respecta, esta temporada ya es mejor que la anterior. Sin embargo, los productores de ciruelas están especialmente preocupados por la situación en el puerto de Ciudad del Cabo, que informa de grandes retrasos en la partida de los envíos, y por los costes de la electricidad (cuyo suministro se corta regularmente en el país) y el envasado. La estimación de cosecha se conocerá a finales del próximo mes. Las primeras ciruelas se cosechan en noviembre.

China: Caída drástica de las exportaciones de ciruela
La ciruela Shuanghua es ahora mismo la más apreciada en el mercado chino. El precio medio ronda los 4 yuanes (0,49 euros) el kilo. Recientemente, la ciruela Xiangcui es la que ha estado ganando más popularidad y ahora también se cultiva en más regiones. Esta variedad también se exporta al sudeste asiático. No obstante, en abril no hizo buen tiempo y eso afectó a la calidad. A causa del coronavirus y de unas condiciones meteorológicas extremas, el volumen de exportación se ha reducido de forma drástica este año. Además, el precio en el mercado mayorista ha descendido casi un tercio. La temporada de exportación de China va de julio a octubre. Estados Unidos y Turquía son los principales competidores de China en la región.

Norteamérica: Competencia española en el mercado nacional
La oferta de ciruela en los Estados Unidos es bastante limitada. En California hay problemas con la floración de algunas variedades, lo que se traduce en volúmenes menores. Esto se debe principalmente a que en la fase de polinización hizo un tiempo frío y lluvioso. Sin embargo, la fruta que cuelga de los árboles es más grande y de buena calidad. Ahora mismo, los productores se enfrentan a nuevos retos por las condiciones meteorológicas. "Estamos teniendo un calor histórico en la región, por lo que estamos recolectando más ciruelas", dice un productor.

Este año, hay competencia principalmente de España en el mercado nacional, ya que el país ha perdido Brasil como destino. "Normalmente no vemos tantas ciruelas españolas en los mercados de Estados Unidos, Canadá y México, pero este año sí", indica un comerciante. No obstante, no se teme tanto la competencia, porque la demanda de ciruelas en el mercado nacional es buena, así como los precios. Las cosas habrían sido distintas si Estados Unidos hubiera tenido una cosecha de récord. Los productores estadounidenses también exportan parte de sus ciruelas al mercado del sudeste asiático, pero allí la demanda también es media debido a la competencia española. Los precios tanto en el mercado nacional como en el de exportación son más altos que el año pasado.

Australia: Fuerte incremento de las exportaciones a China
Según las últimas estadísticas de Hort Innovation, en el año finalizado en junio de 2019, la producción de ciruela en Australia fue ligeramente más alta que en años anteriores. Los volúmenes ascendieron un 8% a 32.241 toneladas, y el valor creció un 4% hasta 75,7 millones de dólares australianos. Las exportaciones se elevaron un significativo 29% hasta alcanzar 6.839 toneladas, y el valor subió un 25% hasta 25 millones de dólares. Las exportaciones a China han crecido de manera especialmente pronunciada desde la apertura de este mercado, de solo una tonelada en 2017 a 2.604 toneladas en 2019, un 38% de la oferta internacional de Australia (la mayor cuota de todos los mercados internacionales).

Nueva Zelanda: Compromiso con el cultivo de nuevas variedades
Después del fin temprano de la temporada pasada, los productores de ciruela de Nueva Zelanda esperan que la campaña 2020-21 se más larga. En cuanto a exportaciones, las ventas de ciruelas son significativamente más bajas que las 60 toneladas registradas hace cinco años, pero, según Summerfruit NZ, podrían estar al inicio de una tendencia alcista. La temporada pasada, las exportaciones se elevaron por encima de las 29 toneladas, a partir de solamente 21 en la temporada 2018-19, siendo Estados Unidos el mercado principal para esta fruta.

Los productores de ciruela de Nueva Zelanda apuestan por probar nuevas ideas, nuevas variedades y más investigación sobre los beneficios para la salud que tienen las ciruelas rojas, ricas en antocianinas, y de las que un productor de Hawke's Bay está obteniendo grandes rendimientos de árboles de tan solo tres años de edad. Flavor Blast es una de las variedades de ciruelas más recientes de las que se cultivan en Nueva Zelanda, y está resultando un éxito.

La semana que viene: resumen del mercado global de la patata


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor