Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Resumen del mercado global del ajo

Actualmente, en el mercado mundial del ajo, los precios tienden al alza, sobre todo en Europa. La cosecha española ha sufrido mucho las condiciones meteorológicas, que han provocado una marcada reducción de la cosecha. En términos de demanda, se ha registrado un aumento significativo, sobre todo en América del Norte: en Canadá se ha duplicado y en los Estados Unidos ha aumentado incluso un 70%. Parece que esto está dando lugar a una escasez a nivel mundial. Un comerciante estadounidense ya ha indicado que no espera competencia de China, España, Argentina, Perú y México este año. En China, la cosecha de ajo será más elevada (+20-25%), pero existen grandes problemas con la exportación a causa de la falta de contenedores frigoríficos.

España: precios en aumento a causa de una oferta inferior y la especulación
Las abundantes y persistentes lluvias a pocos días de la cosecha de ajo en las principales zonas productoras de España causaron este verano bajadas importantes en los volúmenes de producción previstos. Aunque este año la calidad interna del ajo ha mejorado con respecto a la temporada anterior, el exceso de humedad durante el período de recolección ha ocasionado muchos problemas en la piel del ajo, provocando que la disponibilidad de producto de primera categoría sea escasa esta campaña y los precios hayan subido hasta los 3,60 euros el kilo en origen.

Según un comercializador, la escasez de ajo español se ha acentuado todavía más por la abundante especulación que se está dando en esta campaña. Aunque los precios están altos, muchos productores optan por seguir esperando y no vender previendo que las cotizaciones puedan seguir subiendo. De acuerdo con el comercializador, esta situación está llevando a que algunos importadores que trabajan para las cadenas de la gran distribución estén recurriendo a importar ajos de otros orígenes, como China o Argentina, ya que tienen disponibilidad con precios mucho más asequibles.

China: el mercado del ajo es estable, pero los precios de exportación han aumentado
En 2020, la cosecha de ajo chino ha sido abundante y de mejor calidad que el año anterior. En un principio, el precio disminuyó por los grandes volúmenes de producción. En general, el mercado nacional se ha mantenido estable con la llegada de la nueva cosecha. El precio todavía no ha mostrado grandes fluctuaciones y eso ha hecho que este año haya habido menos especulación.

La nueva temporada de siembra comenzó hace un mes. La superficie total destinada al ajo ha disminuido, pero el volumen de producción dependerá de las condiciones meteorológicas de los próximos dos meses. Si las heladas reducen el volumen de producción, es probable que se registre un aumento en el precio. No obstante, en los dos próximos meses las cotizaciones deberían mantenerse estables.

Este año, las exportaciones totales de ajo chino han aumentado. Sin embargo, en los últimos meses se ha presentado un problema de distribución desigual de los contenedores frigoríficos, lo cual se ha vuelto bastante grave en el mercado asiático. Además, el transporte marítimo ha sufrido una desaceleración y eso ha determinado un mayor aumento de la carencia de contenedores frigoríficos, en ciudades portuarias como Shanghái, Ningbo, Qingdao y Lianyungang. Hay mucha demanda de contenedores frigoríficos estándares de 40 pies y no hay oferta suficiente.

Después de julio y agosto de este año, Europa se concentró en la importación de grandes cantidades de ajo. A causa de la crisis sanitaria, los restaurantes han permanecido cerrados, la demanda del mercado ha disminuido y  la velocidad de envíos se ha ralentizado. El ajo blanco conservado en almacenes todavía es suficiente para satisfacer la demanda de los dos próximos meses. Además del hecho de que no queden muchas cuotas en el mercado europeo y que el valor de la divisa china esté en aumento, los exportadores de ajo opinan que la demanda se mantendrá relativamente estable en los próximos dos meses.

En el pasado, algunos exportadores de ajo solían pagar el coste, seguro y flete (CIF) de la mayor parte de sus operaciones de exportación en el sudeste asiático, pero ahora muchas grandes empresas no son dispuestas a incluir los costes de envío en sus precios, por lo que se están cambiando al transporte FOB. Actualmente, el precio FOB del ajo gira en torno a 1.200 dólares por tonelada.

Perú: menos ajo, pero más demanda
En Perú, la temporada comenzó de manera puntual en octubre, si bien este año la producción total disminuirá cerca de un 20%. Esto se debe a que la importación de semillas de ajo se ha visto obstaculizada por el coronavirus en China. Aún así, los volúmenes disponibles son de buena calidad y se nota una demanda satisfactoria. Perú produce principalmente ajo rojo y morado, y la demanda de estas variedades proviene sobre todo de Canadá, México, Europa y Australia. Este año, a causa de los bajos volúmenes procedentes de España, Perú registra una buena demanda en Europa. En general, hay una demanda fuerte de ajo también por los beneficios saludables que el producto aporta, en relación con la pandemia, y porque los consumidores de todo el mundo cocinan más en casa. Debido a que hay mucha demanda y la oferta es limitada, también los precios son elevados, cercanos a los niveles de 2016, cuando la cosecha china fue pésima.

Argentina: la debilidad del peso argentino genera más demanda en el mercado mundial
Argentina comienza la cosecha de ajo a principios de diciembre y las previsiones para la próxima temporada son prometedoras. A diferencia de Perú, el problema con la adquisición de semillas ha sido menos acusado. Se prevé que este año la demanda de ajo argentino será más elevada por la situación del peso argentino. Esto debería generar una mayor demanda del ajo de este origen.

Países Bajos: ¿inminente escasez de ajo?
Según un importador holandés, en los Países Bajos la situación del mercado no es fácil. Por ejemplo, la cosecha española ha disminuido casi un 45% y la oferta disponible no es de calidad alta. China ha tenido una gran cosecha con buenos calibres y calidad, pero también ha recibido una fuerte demanda y ha exportado mucho a todo el mundo.Como las cosechas mundiales son decepcionantes y del norte y el sur del continente americano proviene mucha demanda, en Chile, Argentina y México los precios están subiendo con rapidez y están alcanzando niveles demasiado elevados para el mercado europeo. Una vez las temperaturas comiencen a disminuir de verdad en la UE, las existencias actuales de los importadores se terminarán muy deprisa y esto debería dar lugar a escasez de producto.

La oferta estival se ha vendido a mucha más velocidad de lo normal, y las nuevas llegadas de China tienen precios mucho más elevados, considerando unos costes de transporte que han subido más del doble. Las cotizaciones que se están registrando en China han subido ya cerca del 50%. En los últimos meses, una vez más, los especuladores han decidido no vender hasta el final del año chino (12 de febrero), visto que se prevén precios comparables a los de la temporada pasada. Esto significa que en China podría materializarse otro aumento de los precios del orden del 50%. Además, la disponibilidad de contenedores frigoríficos es un problema y la moneda china se está devaluando respecto al dólar. Sumando todo lo anterior, la temporada podría dar un giro muy extraño.

Alemania: mercado inesperadamente tranquilo para el ajo
En Alemania, el mercado del ajo ha estado inesperadamente tranquilo en las últimas semanas. Cuando en octubre y noviembre se anunciaron las nuevas medidas de confinamiento, los comerciantes esperaban un fuerte aumento de las ventas, como ocurrió en primavera. En cambio, los consumidores se han comportado de forma muy diferente. Un importante operador comercial alemán sostiene que los consumidores han notado el impacto económico de la pandemia y son reacios a gastar dinero. El considerado "confinamiento suave" y el consiguiente cierre de la restauración al comienzo de este mes han influido mucho en la demanda de ajo. "La del producto pelado –típico de la restauración– ha disminuido marcadamente en las últimas semanas", señala un comerciante.

Actualmente, el ajo seco proviene sobre todo de España. Los productores y comerciantes españoles esperaban un aumento de los precios y han tenido cierto éxito. Sin embargo, por la escasez de demanda, no han sido posibles aumentos considerables. Lo mismo ha ocurrido con el ajo chino, que muestra precios similares a los del español. Ahora mismo, en el mercado alemán hay disponible ajo fresco de los Países Bajos a precios históricamente altos.

"Las existencias son muy bajas y esto hace subir los precios", dice un comerciante. "La próxima semana recibiremos los primeros envíos de Argentina, con volúmenes bastante bajos y precios elevados". Un gran problema para los vendedores de ajo fresco o seco es el aumento de los costes de envío, que se han duplicado con respecto al año pasado y siguen subiendo.

En Alemania y España, ha comenzado la siembra para la temporada siguiente y, gracias a unas condiciones meteorológicas favorables, todo está yendo bien. A largo plazo, cabe destacar la aparición del ajo fresco de origen alemán. "En el segmento del producto fresco, a diferencia del conocido ajo seco, tenemos poca o ninguna competencia por parte de las importaciones chinas de bajo coste. Además, las distancias no son demasiado largas hasta nuestro mercado de venta y ofrecemos un concepto de producto regional interesante que atrae a los consumidores", afirma un productor del norte de Alemania que comercializa su producto entre junio y agosto.

Reino Unido: se prefiere el ajo español al chino
En el Reino Unido hay buenas existencias de ajo. Actualmente, las importaciones proceden sobre todo de España y de China. Se prefiere el ajo español porque circulan rumores sobre la calidad del ajo chino. Además, hay activo un boicot al ajo pelado procedentes de China.

Francia: crece la demanda de producto nacional
En Francia hay escasez de ajo nacional por el mal tiempo que ha hecho este año. La sequía ha sido el factor principal. La demanda es bastante buena, lo que garantiza precios razonables para los cultivadores. La competencia de otros mercados es, en realidad, menos relevante que el año pasado. La cosecha francesa y española está bastante buscada porque hay pocos volúmenes de ajo chino en el mercado europeo.

Italia: aumento contaste del precio del ajo
La temporada 2020 del ajo italiano, comenzada a finales de junio, principios de julio, ha sido buena en calidad y rendimientos. El periodo de secado también ha sido bueno, sin problemas relacionados con las condiciones meteorológicas. Los volúmenes producidos, en general, han registrado un aumento del 10% con respecto a la campaña precedente. Un productor del centro de Italia dice que las ventas de 2020 han sido muy buenas.

En cuanto a precios, se ha registrado un leve aumento general, debido a la fuerte demanda en el periodo de confinamiento de marzo y abril. La mayor parte de las cadenas de supermercados italianas están vendiendo producto nacional. Las cadenas extranjeras, por el contrario, la mayor parte discounters, están ofreciendo mercancía española o china. En este sentido, se nota una clara división en el precio: las cotizaciones del producto español son muy fuertes; las del producto chino son muy competitivas.

Según un comerciante de Campania, el mercado del ajo tiene normalmente un comportamiento bastante constante. Pero en estos momentos los precios están en continuo aumento, sobre todo los del producto español por la falta de oferta; el aumento de los precios es del orden del 35%, mientras que la demanda registra, respecto al año pasado, cerca de un 10-15% de crecimiento. Últimamente, está en aumento también la demanda de ajos italianos de nicho, como Eufita, Nubia y muchas variedades italianas más. La demanda de estas referencias tiende al alza también a escala europea.

En general, cabría esperar un precio sostenido durante el periodo de final de año y comienzo de 2021, también a la luz de la nueva cosecha del producto argentino, que indica una demanda fortísima de países como los Estados Unidos, Taiwán, Canadá y también los de Europa.

Sudáfrica: los productos locales se enfrentan a la competencia de las importaciones
En Sudáfrica, la producción nacional de ajo ha comenzado, pero a muchos productores les cuesta competir con el producto importado. Sobre todo este año, que se ha importado una cantidad insólita de ajo. También los revendedores al detalle sudafricanos prefieren el producto importado porque tienen la certeza de tener existencia para todo el año. El precio de mercado ahora mismo es de 35,84 rands (1,98 euros) el kilo.

Estados Unidos: aumento acelerado de la demanda de ajo
Actualmente, la demanda de ajo está alcanzando niveles extremos en los Estados Unidos. Respecto al año pasado, se registra un aumento de hasta el 70%. Además de los cítricos, el ajo es uno de los productos que se está beneficiando de la pandemia porque el consumo está creciendo. En este sentido, está influyendo también la tendencia de cocinar más en casa.

En California, la producción de ajo ha aumentado esta temporada y ha logrado absorber una subida de la demanda del 20-25% en los siguientes 12 meses. Al comienzo del verano, muchos comerciantes y productores esperaban que este aumento pudiera dar lugar a una sobreoferta y habían destinado ya parte de la producción a la industria transformadora. Ahora que se avecina diciembre, sin embargo, estos lotes están regresando al mercado en fresco.

Los volúmenes para industria, de momento, proceden del extranjero y consisten en ajos pelados de España, Argentina y México. "Normalmente, abastecemos al sector con nuestros lotes, pero este año ha cambiado todo", afirma un comerciante californiano. Los precios han aumentado cerca de un 5-10%, pero muchos agricultores lo atribuyen a la adopción de medidas extras relativas a la pandemia, y no al mercado.

A causa del aumento de la demanda registrado en todo el mundo, este año los comerciantes estadounidenses no planean competir con el ajo proveniente de España, Argentina y China. No obstante, también en China la cosecha este año será un 20-25% mayor.

Canadá: el consumo de ajo se duplica
A nivel mundial, Canadá es uno de los países en los cuales el consumo de ajo por cápita es más elevado que en otros. El coronavirus ha redoblado la demanda respecto a un año normal. La demanda de ajo pelado por parte de la restauración ha disminuido un 80-90%, pero la del ajo fresco procedente del comercio al detalle se mantendrá fuerte también a la vista de las Navidades. Normalmente, en diciembre la demanda de ajo aumenta un 20%, pero muchos comerciantes esperan incluso que la demanda se duplique a causa del coronavirus. No obstante, el precio es estable y también ligeramente inferior al del año pasado, pero de aquí a finales de julio los comerciantes prevén un aumento del 20%.

Australia: aumenta un 33% la producción interna, pero la importación sigue siendo más importante
Australia es un productor de ajo muy pequeño, con importaciones que superan con diferencia la producción. Según las últimas estadísticas de Hort Innovation, en el año concluido en junio de 2019 se han producido en el mercado interno 2.812 toneladas de ajo, con un aumento del 33% respecto al año precedente. También el valor se ha elevado a 19,3 millones de dólares australianos (+26% que en 2018). Las exportaciones se han situado en 88 toneladas, mientras que las importaciones han crecido un 7% a 13.060 toneladas, la mayor parte provenientes de China (9.810 t). El 5% de la producción nacional se destina a la transformación.


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor