Rendimiento en campo y estabilidad genética de la grosella espinosa micropropagada

La grosella espinosa es un pequeño cultivo frutal que produce unos frutos valiosos que no dejan de ganar importancia. La propagación in vitro de esta especie puede contribuir significativamente a la producción de material de plantación libre de virus y a acelerar la introducción de nuevos cultivares en el mercado. Los científicos del Instituto de Investigación de Horticultura de Skierniewice (Polonia) han evaluado el desempeño en campo y la estabilidad genética de las plantas micropropagadas (MP) de cuatro cultivares de grosella espinosa: Captivator, Hinnonmaki Rot, Invicta y Resika.

Para el estudio, se evaluó en un experimento de campo el vigor de crecimiento y el rendimiento de las plantas MP y las plantas propagadas por métodos estándares a partir de esquejes de tallos blandos (ST). Se llevaron a cabo observaciones microscópicas del número y la longitud de los estomas de las plantas MP y ST. Para evaluar la estabilidad genética de las plantas MP, se usaron dos técnicas basadas en ADN: polimorfismos en la longitud de los fragmentos amplificados (AFLP) y repetición de secuencia intersimple (ISSR).

"Los resultados obtenidos mostraron que el método de propagación in vitro de cuatro cultivares de grosella espinosa utilizado en nuestra investigación es adecuado para obtener plantas con una elevada fidelidad genética".

En tres cultivares, Captivator, Hinnonmaki Rot e Invicta, el vigor de crecimiento y rendimiento de fruta de la planta fueron mayores en las plantas MP que en las ST. En el caso de Resika, la mayoría de estos parámetros fueron más elevados en las plantas ST. Las observaciones microscópicas indicaron que la frecuencia de estomas en las hojas de las plantas MP era más alta que en las plantas ST. El análisis AFLP mostró que la variabilidad genética de las plantas MP oscilaba entre un 0,35% para Hinnonmaki Rot y un 2,12% para Resika; mientras que el análisis ISSR mostró una variabilidad del 0% en el caso de Hinnonmaki Rot y Resika al 4% y 8,69% en Captivator e Invicta, respectivamente.

"En nuestro estudio, el nivel de variabilidad genética de las plantas de grosella espinosa micropropagadas varió dependiendo del cultivar", subrayan los científicos. "Utilizando ambos sistemas de marcadores, la menor variabilidad genética se detectó en Hinnonmaki Rot y la mayor, en Invicta".

Fuente: Danuta Wójcik, Aleksandra Trzewikand, Danuta Kucharska, 'Field Performance and Genetic Stability of Micropropagated Gooseberry Plants (Ribes grossularia L.)', 2021, vol. 11, 45.


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor