Guillermo González de Aledo, de Sweet Papaya:

"Poco a poco, la papaya canaria va conociéndose y posicionándose más en Europa”

La papaya canaria está ahora en plena campaña, siendo este uno de los periodos de más producción en las islas. Si bien las papayas de América Latina dominan los mercados, el producto canario se va abriendo paso poco a poco en Europa como producto exótico de cercanía, a pesar de que los efectos de la pandemia en el canal de la restauración y la hostelería no se lo están poniendo fácil a este producto.

“Si bien producimos papaya durante 52 semanas al año, en estos momentos tenemos los mayores volúmenes disponibles y continuarán hasta bien entrado el verano, donde los volúmenes exportables serán algo menores debido a las características del cultivo y las condiciones climáticas. En Sweet Papaya, garantizamos un calendario de 52 semanas al año”, explica Guillermo Gonzalez de Aledo, socio de la empresa tinerfeña Sweet Papaya.

La papaya es un producto con una presencia significativa en el canal de la restauración y la hostelería, que se ha visto gravemente afectado por la pandemia. “Los productores o intermediarios que tradicionalmente trabajan mayoritariamente para el canal horeca están sufriendo mucho. Afortunadamente, nosotros trabajamos mayormente con cadenas de supermercado, las cuáles han reportado aumentos en sus ventas al haber crecido el consumo en los hogares por las medidas de confinamiento en diversos países, aunque en general, también hay más presión de oferta en el retail al haber disminuido la actividad en otros canales.

“Al principio de esta crisis sanitaria se dejó de importar de Brasil por los altos costes y las limitaciones logísticas. Los importadores que se abastecían de Brasil se quedaron sin papaya y tuvimos mucha demanda. Ahora la situación está más normalizada y hay abundancia de papaya en el mercado, tanto de Brasil, como de México, Costa Rica, Ecuador... Hay una oferta importante en los mercados y una demanda contraída por la coyuntura del coronavirus, que se está reflejando negativamente en los precios de venta. Los consumidores están empezando a notar en sus bolsillos la recesión económica que ha traído la pandemia. Hay que tener en cuenta que la papaya es una de las frutas exóticas más caras”, sostiene Guillermo.

Uno de los principales elementos diferenciadores de la papaya canaria es su cercanía a los mercados europeos, además de las ventajas que puede conllevar el hecho de no ser grandes producciones. “La gran distribución tiende a aplicar políticas de sostenibilidad y reducción de la huella de carbono. En frutas exóticas, las Islas Canarias juegan con la ventaja de la cercanía en Europa respecto a los productos latinoamericanos. En algunos supermercados de Europa, por ejemplo, se ha impuesto la papaya de cercanía. Por otra parte, el ser productores pequeños, en comparación a nuestros homónimos en Brasil, podemos controlar mejor los procesos de producción y por tanto, la calidad. Poco a poco, la papaya canaria va conociéndose y posicionándose más en Europa”, afirma el productor y exportador

Sweet Papaya sigue invirtiendo en ampliar y mejorar su producción, pues este año han crecido un 20% en la superficie cultivada y espera seguir creciendo en los próximos años.

 

Para más información:
Guillermo Gonzalez de Aledo
Sweet Papaya
+34 617469094
info@sweetpapaya.es

 


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor