Un productor francés de patatas equipa su nueva línea con dos clasificadoras ópticas

El principal productor francés de patatas, Parmentine, ha equipado su nueva línea de Samazan con dos clasificadoras ópticas de Tomra Food: una Tomra 5A y otra Sentinel II.

Parmentine procesa 180.000 toneladas de patatas al año, de las cuales vende tres cuartas partes en Francia y el resto en otros países europeos. Mediante un modelo de negocio de integración vertical, Parmentine contrata a los agricultores, que son en su mayoría accionistas de la empresa.

Parmentine agrupa a más de 400 productores que producen patatas en 3.835 hectáreas. La empresa cuenta con 240 accionistas, emplea a más de 200 personas, suele envasar 1.150 toneladas de patatas al día y tiene instalaciones de almacenamiento para 150.000 toneladas.

El grupo gestiona centros de almacenamiento y envasado en el corazón de cinco zonas de producción diferentes en Francia: Champagne en Fère-Champenoise, Voves en Eure-et-Loir, Saint-Méen-le-Grand en Bretaña, Cavaillon en Provenza y Samazan en Lot-et-Garonne. Los productores de dichas zonas ofrecen a Parmentine diferentes variedades de patata, lo que permite a la empresa adaptarse a las demandas cambiantes de los clientes. El compromiso de la empresa con la responsabilidad medioambiental incluye la producción de cultivos ecológicos sin pesticidas y el uso de envases biodegradables.

Proyecto piloto en el centro de envasado de Voves
Parmentine se estableció en Voves, en el Valle del Loira, en 1997. Después de que el centro sufriera un incendio en 2013, fue completamente rediseñado y reequipado con nuevos equipos en una inversión de 11 millones de euros. Hoy en día, las instalaciones albergan la mayor de todas las unidades de almacenamiento de Parmentine, con capacidad para 80.000 toneladas de patatas, de las cuales 55.000 son refrigeradas. La planta envasa 350 toneladas al día.

El centro de envasado de 8.000 metros cuadrados de Voves prepara y envía una gran variedad de tipos y calidades de patatas. Con una plantilla de 80 personas, está diseñado y equipado para lograr la máxima calidad de los productos mediante el uso de las más modernas tecnologías de selección y clasificación. Es el único centro de Francia equipado para lavar las patatas en agua caliente cuando llegan del campo. Por lo demás, la configuración de la planta es típica de los centros de Parmentine, que gozan todos ellos de una estrecha relación de trabajo con Tomra y emplean Titan II, Tomra 5A, Sentinel y Compac* Sizer MLS InVision 9000CIR.

"En 2014, Parmentine invirtió en dos nuevas líneas de procesamiento de patatas frescas en dos zonas, en Voves y Fere Champenoise. Eligió las máquinas Odenberg y Compac: una Compac Sizer de 6 líneas InVision MLS 9000CIR en la planta de Voves y una Compac Sizer de 8 líneas MLS Invision 9000CIR en la planta de Fere Champenoise", explica Roberto Ricci, director regional de Tomra Food. "Odenberg y Compac han sido seleccionados por su excelencia tecnológica en sus respectivas especialidades. Que ambas marcas se hayan unido al grupo Tomra Food, prueba que, en su estrategia de crecimiento a largo plazo, Tomra Food adquiere las mejores empresas y tecnologías".

En Voves, se han instalado dos FPS (clasificadores de patatas de campo) a la entrada de la planta para recibir los tubérculos sin lavar que llegan directamente de las plantaciones. En este primer paso se eliminan los materiales extraños (como piedras y terrones) y otros defectos que, de otro modo, podrían acelerar el desgaste mecánico e interrumpir el flujo de producción en las líneas, e incluso provocar roturas y paradas de las máquinas.

A continuación, los tubérculos pasan por dos líneas equipadas con clasificadores ópticos Titan II, que eliminan todos los productos con defectos: cualquier patata verde, cortada o podrida. Todas las patatas se examinan individualmente, perfeccionando la calidad del flujo de productos. Las patatas se mueven a gran velocidad a lo largo de las cintas y a través de las máquinas de clasificación, pero las máquinas están diseñadas para garantizar que se haga con suavidad y sin que se produzcan magulladuras en el producto, preservando el aspecto y la vida útil de las patatas.

Después se realiza un último paso en otra máquina clasificadora de varias pistas, que detecta los defectos más pequeños y dirige las patatas, según su tamaño, a la línea de envasado o a los palés de la zona de almacenamiento. Este último paso garantiza la calidad y la clasificación uniforme del producto que exigen los retailers y los consumidores.

La tecnología Compac permite no solo la clasificación de manchas (calidad externa) de los productos, sino también la clasificación de los tubérculos según diferentes parámetros (como tamaño, forma, volumen, longitud, color), lo que permite al operador seleccionar los tubérculos según diferentes criterios y dirigirlos a diferentes tratamientos antes del almacenamiento y el envasado.

Thierry Lamblin, director de Marketing y Desarrollo del Grupo Parmentine, explica: "Este sistema de selección y clasificación es muy sofisticado. Las cámaras de alta resolución, que toman 40 imágenes de cada patata, permiten una clasificación muy precisa y lotes homogéneos para el envasado, garantizando la calidad y la satisfacción del cliente. Los envases son más pequeños que antes y también los envasamos en bolsas aptas para el microondas. Eso significa, más que nunca, que es necesario un alto grado de consistencia, y permite a los consumidores seguir las sugerencias de las recetas".

Nuevas inversiones en el sur de Francia
Parmentine también ha realizado una importante inversión, recientemente, para rediseñar y ampliar sus instalaciones de 6.000 metros cuadrados en Samazan. La instalación funciona con un formato actualizado y mejorado, utilizando las clasificadoras Tomra 5A y Sentinel II, desde noviembre de 2020.

La clasificadora Tomra 5A garantiza la eliminación de materiales extraños, el control de calidad y la inspección del pelado. La máquina también permite, gracias al fácil acceso a una biblioteca de 20 a 30 programas diferentes, ajustar la configuración de clasificación al tipo de patata (roja o blanca) y perfeccionar los parámetros de clasificación. Todos los operadores consideran que el puesto de control de la máquina es fácil de entender y utilizar.

El Sentinel II se encuentra en la parte superior para eliminar una amplia variedad de defectos, como decoloración, daños y productos fuera de categoría, así como para eliminar materiales extraños. Utilizando lo último en tecnología de iluminación y detección, la máquina supera a sus competidores en cuanto a especificaciones técnicas, eficiencia de clasificación y durabilidad. También cuenta con el mayor rendimiento del sector.

Para más información:
Tomra
www.tomra.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor