La crisis energética en China amenaza la producción de alimentos

La crisis de energía en China causada por el aumento de los precios del carbón y por sus esfuerzos de descarbonización está poniendo en jaque a la ya congestionada cadena de suministro mundial que lucha por sobreponerse a la pandemia mientras se enfrenta a la alta demanda de la temporada navideña.

Citigroup, un índice de vulnerabilidad, indica que los exportadores de insumos para el sector manufacturero chino así como de materias primas, corren especial riesgo ante un debilitamiento de la economía china. Vecinos como Taiwán y Corea son sensibles, al igual que exportadores de metales como Australia y Chile, y socios comerciales clave como Alemania también están expuestos.

Ahora la cuestión es si los fabricantes y los retailers absorberán los costos más elevados o los repercutirán. "Esto se parece a otro golpe de estanflación para el sector manufacturero, no solo para China sino para el mundo", dijo Craig Botham, economista jefe de China en Pantheon Macroeconomics.

El esfuerzo por la descarbonización
Mientras tanto, Beijing ha ordenado a las minas de carbón que aumenten la producción y recorre el mundo en busca de suministros energéticos. El impacto en la economía mundial dependerá de la rapidez con que esos esfuerzos den sus frutos.

Sin embargo, a pesar de su retroceso temporal en cuanto a no incentivar a la minería del carbón, la determinación de China respecto a la descarbonización "podría dar lugar a beneficios incalculables a largo plazo, pero los costos a corto plazo tanto para la economía real como para los mercados financieros son sustanciales". Las consecuencias del cambio climático están apareciendo con más frecuencia que antes y pese a todas las tecnologías de baja emisión de carbono, todavía se está lejos de poder confiar en ellas para reducir las emisiones de carbono sin socavar la economía.

La cadena de suministro de alimentos, afectada
Las provincias de Cantón, Jiangsu y Zhejiang son responsables de casi el 60% de las exportaciones chinas, que ascienden a 2,5 billones de dólares y son los mayores consumidores de electricidad de China y fueron los más afectados por los cortes. La producción en la industria del papel como cajas de cartón y materiales de embalaje ya se ha visto afectada por el aumento de la demanda durante la pandemia, y ahora se ha resentido por la escasez energética, lo que ha provocado una posible reducción del 10% al 15% de la oferta en septiembre y octubre, según Rabobank.

La cadena de suministro de alimentos también está en peligro, ya que la crisis energética hace más difícil la temporada de cosecha para el mayor productor agrícola del mundo. Los precios mundiales de los alimentos ya se han disparado hasta los máximos de la década, y aumenta la preocupación de que la situación empeore. Los precios de los fertilizantes, uno de los insumos más importantes de la agricultura, se están disparando.

 

Fuente: mundomaritimo.cl


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor