"La digitalización en la logística es necesaria para combatir el desperdicio de alimentos"

"El mercado global de alimentos está bajo presión", dice Jarell Habets, CEO de Shypple, en su blog. "Wageningen University and Research (WUR) calcula que el 40% de todos los alimentos producidos se pierden. El desperdicio de alimentos ocurre en todas partes".

"Casi toda la innovación está enfocada a evitar el desperdicio durante la cosecha o a evitar tener que desechar productos finales. Es lo que hacen empresas como TooGoodToGo, que asigna a los consumidores alimentos que casi han alcanzado su fecha de caducidad".

"Por tanto, hay innovación al principio y al final de la cadena, pero muy poca en el medio. Todavía hay mucho margen de mejora en lo que respecta al almacenamiento y transporte. En el sudeste asiático y en África se pierden bastantes alimentos durante el manipulado y el almacenamiento. Los problemas de distribución son la principal preocupación en América Latina", afirma Jarell.

El transporte global es un eslabón esencial para asegurar el futuro de la industria alimentaria. En el envío de frutas y hortalizas frescas entran en juego numerosas variables: la temperatura, el tiempo de tránsito, la disponibilidad de los contenedores y la velocidad de procesamiento de los pedidos. Por ello, Jarell desea que se acelere la innovación digital en este ámbito.

Hay que tener una visión integral
La incesante presión sobre la red logística mundial no hace más que aumentar. La monitorización en tiempo real del transporte de mercancías es vital, especialmente para los productos frescos. Cuando se envían productos perecederos, las empresas deben ser capaces de hacer un seguimiento de sus envíos en tiempo real. Esto no solo acelera el proceso, sino que también reduce el riesgo de errores. Shypple ayuda a las empresas a calcular los costes y prever congestiones y plazos de entrega con antelación. Esto es crucial, porque los retrasos pueden marcar la diferencia entre fruta estropeada o beneficios para la empresa.

La información detallada a nivel de contenedor reduce el desperdicio de alimentos
"Ahora se puede saber exactamente cuándo llegará un contenedor a una terminal. Esto ayuda a las organizaciones a planificar el resto del transporte. También acelera las distintas inspecciones que los cargadores tienen que programar. Este avance se traduce en una mayor rapidez en la llegada a las subastas, los mercados o los retailers. En definitiva, productos más frescos", explica el director general.

Las plataformas asumen el papel de "vigilantes de las terminales"
"Hasta ahora, a menudo no estaba claro si un barco había descargado un contenedor. Los transportistas controlaban las terminales y llamaban por teléfono a los cargadores cuando su envío estaba listo. Este proceso manual conllevaba un sistema desconectado de hojas de Excel, correos electrónicos y llamadas telefónicas. Las plataformas han asumido este papel y ofrecen un mayor control de la planificación y flexibilidad".

Es hora de democratizar el comercio mundial
"Es casi imposible que los productores controlen sus cadenas logísticas; es algo que implica un montón de papeleo. Sin embargo, la digitalización les permite mantenerse al corriente del movimiento de sus mercancías y les ayuda a reducir el desperdicio de alimentos durante el transporte. Democratiza el comercio mundial, ya que ahora más partes pueden comerciar con sus mercancías sin temor a desperdiciar productos", continúa Jarell.

La innovación tecnológica en los contenedores es imprescindible
"Los contenedores de frutas y hortalizas tienen que atravesar océanos. Eso crea incertidumbre. La más mínima desviación puede tener consecuencias graves, e incluso ligeros ajustes pueden provocar grandes pérdidas. El sector necesita más avances, como la mejora del aislamiento de los contenedores, un mejor seguimiento de la temperatura en tiempo real y la capacidad de ajustar la temperatura a distancia".

De la agricultura local al transporte marítimo sostenible
"Enviar alimentos desde otra parte del mundo no suena sostenible, pero tampoco lo es cultivar todo localmente. Al menos, todavía no. Hasta que encontremos la manera de cultivarlo todo localmente, necesitamos un sistema de comercio global que permita alimentar a todo el mundo. Debemos optimizar cada eslabón de la cadena logística y facilitar que los expedidores minimicen sus emisiones. Los expedidores digitales ofrecen ahora envíos con combustibles sostenibles, reforestación, extracción de carbono o una combinación de estos. El futuro es verde si trabajamos en equipo", concluye Jarell.

Para más información:
Hanna Steenstra
Shypple
Email: h.steenstra@shypple.com
Web: www.shypple.com  


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor