Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Claudia Bernal, de Mountain Range Produce:

"En Colombia cultivamos aguacates con doce meses de lluvia y sin luz solar en todo el año"

Aguacates con un tamaño por encima de la media, ricos en aceite y que no ven la luz del sol prácticamente en todo el año, a la vez que reciben constantes lluvias a unos 2.500 metros sobre el nivel del mar, en las montañas de la Colombia tropical. Cultivar estos árboles de aguacate es la recién descubierta pasión de Claudia Bernal, afincada en Estados Unidos, una contable que salió de su Colombia natal hace 20 años para perseguir su sueño de trabajar en finanzas.


Claudia Bernal con uno de sus árboles

Bernal y sus vecinos productores tienen una dificultad: no disponen de un almacén de empacado para preparar y enviar sus preciados aguacates. Sus aguacates Hass –injertados en la variedad antigua Criollo, una variedad nativa sudamericana, para resistir la constante humedad– están listos para la cosecha y la exportación. Actualmente, Bernal tiene 40 toneladas para cosechar. Para diciembre de 2022, tendrá al menos 100 toneladas.

"Somos nuevos en este negocio. Tengo tres fincas que he levantado yo sola con mi sueldo en Estados Unidos. Sigo siendo contable. Ayudo a mis vecinos colombianos a verificar la exportación a Estados Unidos. Lo tenemos todo listo para la exportación, pero no tenemos almacén de empacado. Aunque todo el mundo dice que quiere exportar nuestros aguacates, si no podemos exportar con nuestra marca propia no vale la pena el esfuerzo que hemos puesto en nuestros árboles. Trataremos de dar con la manera de empacar. Nuestro Gobierno se asegurará de que enviemos los aguacates con las condiciones correctas".

"Hay una empresa que dice que va a empacar nuestro producto si lo exportamos a través de ella. Desafortunadamente, lo hará con un nombre distinto. El problema es que se dirá que el producto es de otra empresa. Para nosotros estaría bien utilizar otro almacén de empacado para empacar con nuestra marca propia. Somos un grupo de pequeños productores que brindan una atención personalizada a sus árboles, de ahí la buena calidad. Las fincas grandes tienen entre 27 y 30 hectáreas, la mayoría entre 14 y 20. No somos grandes empresas que cultivan aguacates ordinarios. Tenemos unos aguacates premium de gran tamaño. Pasamos mucho tiempo con los árboles, no tenemos muchas plagas. Cuidamos de los vecinos para asegurarnos de que nadie sufra ninguna plaga", explica Bernal.

Su pasión por los aguacates tiene origen en su infancia en Colombia, donde creció en la finca de aguacates de su abuelo. "De niña, recuerdo comer los aguacates Criollos, que tenían un cuello largo, y que eran muy productivos y deliciosos, pero no se cultivaban comercialmente. Me mudé a Estados Unidos hace 20 años. Mi meta era ser una consultora de mucho éxito. Toda mi familia sigue en Colombia. Mis padres están muy mayores. Regresé para encontrar algo en lo que ocuparme mientras cuidaba de mis padres al mismo tiempo.

"Volví para comprar la propiedad de mi abuelo y cultivar aguacates. Planté aguacates Hass, después traje cerca de 2.000 árboles de un vivero local con material certificado de California, con patrones desconocidos. Casi todos los árboles murieron. Regresé a California, donde había una universidad de investigación cerca de donde vivía. Les pregunté por el problema, por qué los árboles no prosperaban. Hicieron un estudio y concluyeron que el patrón no era resistente al clima de las montañas colombianas, constantemente lluvioso, frío y húmedo. Decidí usar los árboles nativos de mi abuelo y siguen en el suelo como patrones.

"Costó unos cinco año injertar el Hass en los patrones de Criollo. Ahora tengo un árbol muy bueno que no tiene problemas. Tenemos lluvias sin parar. Literalmente, llueve todos los días, hace un año que no vemos el sol. Nuestras fincas están situadas en Antioquia, la montaña donde se unen los Andes, de ahí que mi empresa se llame Mountain Range Produce. Después de injertar la variedad Hass, tengo unos árboles muy hermosos que son resistentes a las condiciones de lluvia. Dan aguacates Hass de muy buena calidad, con calibres muy grandes y muy robustos. Debido a la alta elevación, los aguacates son ricos en aceite, tienen mucho sabor, a diferencia de los aguacates que tan deprisa crecen cerca del mar", explica Bernal.

Bernal viaja entre Colombia y Estados Unidos cada dos o tres meses. Sigue siendo contable pública certificada y trabaja con su hijo Sebastián en su asesoría contable. Su hija Valentina le ayuda con todo el proceso de reproducción e investigación del nuevo patrón, pues se está doctorando y está llevando a cabo una investigación como tecnóloga de patología vegetal en la UC Riverside.

"Ahora mismo, Europa es un mercado que no está funcionando para Colombia debido a los bajos precios. Estoy intentando enviar los aguacates a Estados Unidos. Los aguacates premium se pueden exportar a otros países. Tenemos frutas de diferentes tamaños, que también vendemos en el mercado local. Tenemos muchas posibilidades con el aceite de aguacate. Necesitamos un poco de ayuda", reconoce Bernal.

Para más información:
Claudia Bernal
Mountain Range Produce
Tel.: +1 5592847148
Email: Cbernal@mountainrangeproduce.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor