Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Las plantas en maceta se quedan un poco atrás

El control biológico de plagas se utiliza en el 95% de la superficie hortícola

En 2020, el 95% de los cultivos de invernadero disponían de control biológico con avispas parasitarias o ácaros depredadores. En 2016, este porcentaje era del 92%, y en 2012, del 78%. Para cada uno de los cultivos estudiados, el control biológico de plagas se aplicaba en al menos el 75% de la superficie cultivada en 2020. Estos son los resultados preliminares de una encuesta del CBS sobre la protección biológica de los cultivos realizada a 1.315 empresas de horticultura de invernadero.

En 2020, el control biológico de plagas se utilizaba en toda la superficie cultivada de pepinos, pimientos y tomates en invernadero para combatir las plagas y los ácaros. Para estos tres cultivos alimentarios, el uso del control biológico de plagas ya era elevado en 2012. Por ejemplo, el 96% de la superficie de tomates y casi el 90% de la superficie de pepinos y pimientos dulces se protegían con control biológico de plagas en 2012.

El uso del control biológico de plagas en las fresas cultivadas en invernadero ha aumentado significativamente: del 58% en 2016 al 98% en 2020. Las plantas ornamentales, como las rosas, las gerberas y los crisantemos, también alcanzaron una cuota de control biológico superior al 90% en 2020. Solo las plantas de maceta –para la floración o para el follaje– se quedan atrás, con un 75% y un 81%, respectivamente.

De arriba a abajo: Total de superficie con control biológico en 9 cultivos: tomates, pimientos, pepinos, rosas, fresas (bajo cristal), gerberas, crisantemos, plantas en maceta (follaje), plantas en maceta (floración) 

Aumento del número de agentes de control biológico utilizados
Se utilizan cuatro grupos principales de agentes de control biológico para combatir las plagas en la horticultura de invernadero. En 2020, se usaron unos 52.000 millones de ácaros depredadores y avispas parasitarias, casi cinco veces más que en 2016. El número de avispas parásitas y moscas de las agallas desplegadas suma 2.400 millones, más del doble que en 2016. El número de chinches depredadoras, crisopas, sírfidos y escarabajos depredadores es considerablemente menor, con 200 millones, pero más del doble que en 2016. El cuarto grupo de agentes de control biológico de plagas son los nematodos, que se utilizan en gran número en la horticultura de invernadero, pero solo se dispone de cifras correspondientes a 2020 (5.202 millones).

Aumento de la superficie cultivada con ácaros depredadores y trips depredadores
El uso de ácaros depredadores y trips depredadores en los nueve cultivos estudiados aumentó ligeramente, pasando del 66% de la superficie cultivada en 2016 al 69% en 2020. El uso de estos agentes de control biológico de plagas aumentó sobre todo en el cultivo de fresas de invernadero (98% de la superficie, frente al 54%  en 2016) y en las gerberas (98% frente al 68%). En el cultivo del tomate, los ácaros depredadores tienen un papel menos importante. Allí, las avispas parásitas cumplen un rol más importante como agentes de control biológico.

De arriba a abajo: total de superficie con control biológico en 9 cultivos: rosas, pepinos, pimientos, fresas (bajo cristal), gerberas, crisantemos, plantas en maceta (follaje), plantas en maceta (floración), tomates 


Fuerte aumento del uso de avispas parasitarias en la producción de rosas
En 2020, las avispas parasitarias y las moscas de las agallas se utilizaron en el 74% de la superficie total de los nueve cultivos de la horticultura de invernadero. En 2016, esta cifra seguía siendo del 67%. Estos agentes de control biológico se utilizan ampliamente en el cultivo de pimientos (98% de la superficie), tomates (95%) y gerberas (94%). El mayor aumento de uso se produjo en el cultivo de rosas: del 52% de la superficie en 2016 al 82% en 2020. En ambos tipos de plantas en maceta (de flor y de follaje), el uso es inferior al 40% de la superficie cultivada.

Más insectos depredadores, moscas y escarabajos utilizados como plaguicidas
El uso de chinches depredadoras, crisopas, sírfidos y escarabajos depredadores en la horticultura de invernadero aumentó del 54% de la superficie cultivada en 2016 al 61% en 2020. En el cultivo de pimientos, este grupo de insectos se utiliza para el control de plagas en el 98% de la superficie, seguido del cultivo de tomates con el 93%. El uso de estos agentes de control biológico de plagas aumentó significativamente en el cultivo de rosas en invernadero, pasando del 25% en 2016 al 56% en 2020. El resto de cultivos, excluyendo los crisantemos, también experimentaron un aumento. En el cultivo del pepino, este grupo de agentes de control biológico se utiliza poco (8% de la superficie total), ya que son los ácaros depredadores los que se utilizan principalmente.

Fuente: CBS


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor