Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Joan Serentill: “De cara a la nueva ley habíamos preparado un diseño alternativo para más de 1,5 kilos”

“Las Pink Lady tienen este año los calibres y la coloración característica de siempre”

2023 arranca con novedades para el sector de las frutas y hortalizas con respecto al envasado: la ley 7/2022 del 8 de abril, que establece medidas fiscales para incentivar la economía circular e implanta un impuesto especial sobre los envases de plástico no reutilizables –los famosos 0,45 euros por kilogramo–, y el Real Decreto de Envases y Residuos de Envases que, entre otras novedades, obligará a la venta a granel, a excepción de todas las frutas y hortalizas envasadas en lotes de 1,5 kilogramos o más, de las que pueden deteriorarse o mermar en la venta a granel y, como recoge el texto publicado en el BOE, “de las frutas y hortalizas que se envasen bajo una variedad protegida o registrada o cuenten con una indicación de calidad diferenciada o de agricultura ecológica”.

“Afortunadamente, la ley 7/2022 de residuos y suelos contaminados prácticamente no nos va a afectar en nada a los productores de Pink Lady, porque, desde hace varios años, todos los envases usados para envasar nuestras manzanas son absolutamente reciclables y están fabricados con cartón”, explica Joan Serentill, gerente de Fruilat –una de las empresas leridanas productoras y distribuidoras homologadas de Pink Lady en España–, y miembro del consejo de administración de la Asociación Pink Lady Europa.

Con respecto al real decreto, tal como había sido redactado inicialmente, dejaba fuera de los supuestos la posibilidad de añadir valor sin límite de peso a los productos diferenciados a través de su envasado, aun siendo a través de formatos sostenibles y reciclables. “No estamos en contra de la venta en granel; de hecho, vendemos las Pink Lady a granel en los supermercados y vemos que con este formato también llegamos a los consumidores. No obstante, de cara a la nueva ley habíamos preparado una alternativa en Pink Lady y teníamos un diseño para un envase superior a 1,5 kilos, con el que podríamos haber seguido comercializando las bandejas de nuestra marca con las que diferenciamos a nuestro producto y a través de las que los consumidores nos reconocen”.

La ley fue aprobada hace tan solo días, en el Consejo de ministros del pasado 27 de diciembre, incluyendo la excepción para las indicaciones de calidad diferenciada o, como en este caso, para las variedades protegidas o registradas. “En Pink Lady teníamos herramientas para actuar tanto si la ley salía adelante como si no lo hacía; pero como presidente del comité de Pera y Manzana de FEPEX, así como consejero de la DO Pera de Lleida, he insistido en todo momento en que en el sector de la pera y la manzana necesitábamos contar con mecanismos que nos permitan diferenciar los productos con valor añadido en el mercado”, remarca Joan.

“Este año priorizaremos las ventas en el mercado nacional”
De hecho, gracias al esfuerzo de promoción y de diferenciación de Pink Lady, la marca ha logrado posicionarse con nombre propio en los lineales dentro del cada vez más competitivo segmento de las manzanas club. Y este año en el que las condiciones meteorológicas han golpeado con fuerza las producciones de fruta dulce en Lleida, las Pink Lady han demostrado su fortaleza mucho más allá del terreno comercial.

“Las heladas del 4, 5 y 6 de abril acabaron con un 40% de la producción de Pink Lady en la zona productora de Lleida para el año 2022/23”, recuerda Joan, “prácticamente estamos trabajando con la producción protegida con los sistemas antihielo. La zona de Girona, afortunadamente, no sufrió heladas, y la cosecha, de calidad, es de normal a alta”.

“Estamos trabajando con este 60% de volumen de la producción potencial de Lleida, pero eso no va a afectar a la comercialización de Pink Lady en el mercado nacional, al que vamos a priorizar esta campaña frente a las exportaciones”, destaca. “Con respecto al calibre, el calor había afectado al tamaño de las manzanas, como a todas las de la zona, pero como Pink Lady es la manzana que más tiempo pasa en el árbol, ya que es la primera que florece y la última en cosecharse, pudo recuperar ese retraso en el crecimiento y este año tenemos unos calibres en línea con los del año pasado. Y lo mismo pasó con el color”.

“Una manzana consigue color por la diferencia de temperatura entre el día y la noche. El calor nos hizo ser bastante pesimistas respecto a la coloración esta campaña, pero, justamente gracias a que nuestras manzanas se cosechan más tarde que el resto de variedades, pudieron ganar su coloración característica antes de la recolección”.

“En este sentido, Pink Lady solo nos da satisfacciones. Es una manzana resiliente que se adapta perfectamente a nuestro clima en la zona de Lleida, donde consigue fácilmente niveles de Brix de 14-15 grados. En España no se estila tanto, pero en Reino Unido, cuando hacen pruebas de sabor, por lo general las ganamos nosotros”, comparte Joan. “La provincia de Lleida es una región de producción de fruta simplemente extraordinaria”.

Para más información:
Pink Lady
www.manzana-pinklady.com


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor