Se continuará con las pruebas en 2018

El cultivo de okra en Canadá arroja buenos resultados

Los agricultores canadienses pronto podrían estar cultivando okra gracias a los investigadores del Centro de Investigación e Innovación Vineland (Vineland). Llevan trabajando en esta hortaliza cinco años y los resultados han sido sumamente positivos. Esto podría cambiar de forma drástica la necesidad que tiene Canadá de importar este producto. El país importó más de 6 millones de kilos de okra en 2015, un 43% más que en 2011. 

¿Por qué la okra? Bien, dado que la demanda está al alza, el científico investigador de Vineland el doctor Viliam Zvalo explica que se eligió en un principio porque es uno de los productos de gran consumo en la categoría de hortalizas étnicas. "Esta hortaliza tiene demanda en varios grupos étnicos. Por consiguiente, nos pareció (además de la berenjena asiática) que les brindaba a nuestros productores una significativa oportunidad de producción".



Resultados de las pruebas
En los últimos años, Vineland ha probado diversas variedades y, desde hace poco, hay disponibles variedades híbridas de mayor rendimiento. En 2017 se han evaluado en pruebas de campo cuatro cultivares, además de cuatro nuevos híbridos de Tailandia. "Se seleccionaron para determinar el espaciado para una producción óptima sobre plásticos negros para cubrir las hileras", dice Zvalo. "De las probadas desde 2015 (Clemson, Elisa, Jambalaya y Lucky Green), Jambalaya y Lucky Green han superado en rendimiento al resto de variedades de forma continuada, y han sido las que mayor rendimiento comercializable por hectárea han logrado con una separación de 25 centímetros entre plantas. De los nuevos híbridos probados (Beendiya, Dorotha, Maha y Olathe), Dorotha ha mostrado el mayor rendimiento comercializable por hectárea con una separación de 38 centímetros".

La okra es un cultivo tropical que se adapta bien a condiciones de cultivo calurosas y secas. "Con el sistema de producción desarrollado (hileras elevadas cubiertas con plástico negro de acolchado, riego por goteo y plantación en hilera doble), el rendimiento suele ser más alto durante los meses de calor (como los experimentados en 2015 y 2016 en Ontario), pero el rendimiento en 2017 (fresco y húmedo, en comparación) ha bastado para que el cultivo se presente atractivo desde el punto de vista económico", explica Zvalo. La plantación suele hacerse a finales de mayo o principios de junio, mientras que la cosecha va de julio a octubre.



Campo abierto
Los cultivares Elisa, Beendiya, Dorotha y Olathe producen vainas normalmente largas y delgadas (como la okra tipo bhindi) que son más apreciadas en los mercados asiáticos, mientras que los cultivares Clemson, Jambalaya, Lucky Green y Maha producen vainas cortas y más gruesas que tienen más demanda en los mercados americano y caribeño. Los cultivos se producirían a campo abierto. Aunque Zvalo asegura que se pueden cultivar en invernadero, el rendimiento por metro cuadrado no lo hace viable económicamente en comparación con las alternativas. "El objetivo es permitir la producción estacional de la okra durante cuatro o cinco meses al año, y proporcionar a los mercados okra canadiense para reemplazar las importaciones".

Se han hecho pruebas en tres provincias canadienses: Ontario, Quebec y Manitoba. "El proyecto ha brindado información agronómica y varietal esencial que permite el cultivo local de okra", continúa. "El rendimiento por hectárea es suficiente para que el cultivo sea viable económicamente, superando a muchos cultivos hortícolas tradicionales en cuanto a ingresos por hectárea". Resulta interesante que, según Zvalo, los niveles de productividad requeridos para que el cultivo sea atractivo desde el punto de vista económico se hayan alcanzado en las tres provincias.



Oferta 4-5 meses
De acuerdo con Zvalo, el cultivo de okra se engloba bajo el paraguas del programa World Crops, destinado a crear un mercado de hortalizas etno-culturales que puedan proporcionar productos de cultivo nacional para abastecer a la demografía cambiante de Canadá. "Esta iniciativa encabezada por Vineland ha investigado nuevas variedades de cultivos, tecnologías de producción, requisitos poscosecha, consumer insights y desarrollo de mercado". La participación de la gran distribución ha tenido un papel fundamental en el éxito de este programa, pues ha aportado la demanda de okra nacional por parte de importantes retailers. "Con los resultados de este programa de investigación y el interés de la gran distribución, los productores canadienses pueden abastecer al mercado interno durante cuatro o cinco meses al año, gracias a lo cual se crea valor para los productores y se posibilita al consumidor el acceso a producto local fresco y de calidad".
 


¿Cuáles son los siguientes pasos para continuar con la investigación y el desarrollo de este nuevo producto canadiense? En Ontario, en 2018, se harán algunas pruebas más con híbridos. Mientras, Zvalo dice que el programa brindará "apoyo" a los productores interesados en producir este cultivo con fines comerciales o en hacer pruebas para evaluar la viabilidad".

Más información:
Viliam Zvalo
Vineland Research
Tel.: 905.562.0320 

Fecha de publicación :



Reciba el boletín diario en su correo electrónico gratis | haz clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2018