David van Steenkiste, de Plant-T (Bélgica):

"Nuestras torres constituyen un minicultivo vertical para hierbas, flores, verduras o frutas"

Durante años, David van Steenkiste fue herborista en el restaurante con tres estrellas Michelin Hertog Jan, ubicado en la ciudad belga de Brujas, al mismo tiempo que dirigió la empresa de hierbas aromáticas Herbas. Después, David vendió su negocio y fundó Plant-T, una empresa que comercializa torres de cultivo. “Nuestras torres constituyen un minicultivo vertical. Se pueden cultivar hierbas, flores, verduras y frutas en ellas”, dice David.

“Tenemos dos modelos: una torre de 1,50 metros con espacio para 20 plantas y una de 2,10 metros para 36 plantas. El modelo pequeño es muy popular entre los particulares que desean cultivar verduras o hierbas en el jardín o en la azotea, mientras la demanda de las torres grandes proviene de cocineros, escuelas, cárceles, parques de atracciones, hospitales, supermercados, mayoristas de frutas y hortalizas, etc. La demanda es, como se puede ver, muy amplia”, comenta David. “Cualquiera puede usar la torre y se puede poner tanto en interiores como en exteriores. Y como no se llenan de tierra, las torres no pesan nada, lo que las hace muy fáciles de mover”.

El proceso de cultivo
“Para comenzar el proceso de producción, las semillas se colocan en tacos de lana de roca natural para la germinación sin tierra. Una vez que los plantones han crecido lo suficiente, los colocamos en las cavidades de la torre para que las raíces de las plantas puedan crecer dentro de ella. En un depósito, llenado con una solución de nutrientes minerales iónicos, se coloca una bomba sumergible para impulsar la solución nutritiva hasta la parte superior de la torre, que, una vez llegada allí, pasa a través de un dispositivo que crea una ligera llovizna que cae y se esparce uniformemente hasta llegar otra vez al fondo de la torre”, explica David.


Las torres en el jardín de un restaurante

“Mientras la mezcla líquida es rociada para nutrir las raíces de las plantas, la solución mineral se oxigena por la fuerza de la gravedad, creando condiciones favorables para la absorción de nutrientes”, continúa David. “Además de utilizar hasta un 95% menos de agua que otros métodos de producción convencionales, el cultivo vertical ahorra mucho espacio, ya que se pueden cultivar entre 250.000 y 500.000 plantas por hectárea”.

También setas y endibias
Además de hierbas, flores comestibles, frutas y verduras, David también ha realizado pruebas con setas. “Pusimos la torre en un sótano oscuro y logramos cultivar setas y endibias. Es un sistema muy bonito, y además a prueba de futuro. El clima es cada vez más caluroso y seco, la disponibilidad de agua es escasa y el precio de suelo agrícola está subiendo. Las torres de cultivo no serán la solución a todos estos problemas, pero sí que están haciendo una contribución. Con este sistema uno puede cultivar sus propios productos frescos sin necesitar mucho espacio. No podría ser más fácil, ¿verdad?”.


Los plantones

David van Steenkiste
Plant-T
Sint-Jorisstraat 83 B                                      
8730 Beernem (Bélgica)
info@plant-t.be 
www.plant-t.be 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor