Una trampa contra la chinche asiática que utiliza feromonas y vibraciones

Hay pocos principios activos que puedan utilizarse contra la chinche asiática (Halyomorpha halys) y el número de tratamientos disponibles es limitado, por eso los productores eligen cada vez más las trampas. La Shindo Trap de Agroeletronics, en CBC Biogard, combina la tradicional atracción por feromonas con una nueva por vibración.

"Los pentatómidos se comunican entre sí también mediante señales vibratorias que se perciben entre las plantas en las que viven y se mueven. Las frecuencias y secuencias de vibración son específicas para los sexos y las especies, por lo que pueden reconocerse y localizarse entre sí y reproducirse. Las investigaciones realizadas por los entomólogos en los últimos años han permitido descifrar partes claves del lenguaje de las vibraciones que, si se reproducen eficazmente, generan atracción hacia la fuente".

La investigación de Biogard identificó la mejor manera de reproducir constantemente la señal de comunicación. Los estudios se centraron en la reproducción fiel de las señales disponibles en la naturaleza, con especial atención a la eliminación de todos los componentes secundarios y accidentales.

"Shindo Trap se ha estudiado específicamente para que sea fácil de instalar, utilizar y mantener en el tiempo. El innovador sistema de apertura permite dejar la trampa instalada durante toda la temporada sin necesidad de realizar complejas operaciones en el campo. El práctico sistema de vaciado facilita la eliminación de los insectos y la calidad de los materiales hace que pueda emplearse durante varios años si se utiliza y se mantiene bien".

Las trampas deben instalarse al principio de la temporada, en el exterior y a cierta distancia de la plantación para protegerse mediante postes de apoyo. Deben instalarse en las zonas de la empresa donde es más probable que se encuentre Halyomorpha halys, especialmente a lo largo de los perímetros de los cultivos, cerca de los setos y los edificios. Deben colocarse trampas adicionales en cualquier lado o punto de riesgo. Las trampas deben sustituirse al cabo de 12 semanas.

Para más información:
CBC Biogard
via Civinelli, 1090
47522 Cesena (FC)
+39 0547 630336
info@cbceurope.it  
www.biogard.it  


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor