Australia: Crema facial de tomate para una piel sana

¿Qué pueden aportar los tomates para el mantenimiento de una piel suave y bien hidratada?

"Licopeno", afirma Frank Lucien, profesor adjunto de Ingeniería Química en la UNSW (Universidad de Nueva Gales del Sur), quien acaba de ayudar a su socio industrial Abundant Produce a crear una crema facial completamente natural y única a base de tomate.

"El licopeno es el pigmento rojo de la piel del tomate, es una materia activa con potentes propiedades antioxidantes que puede absorber los daños que los rayos solares infligen habitualmente en la piel y reducen los signos visibles del envejecimiento", detalla Lucien.

El CEO de Abundant, Tony Crimmins, dice que los consumidores cada vez son más conscientes del poder de los extractos botánicos naturales en cualquier forma, desde suplementos dietéticos hasta cosméticos; un conocimiento respaldado por un gran y creciente conjunto de pruebas científicas.

Pese a que es de sobra conocido que el licopeno tiene propiedades antioxidantes y se puede producir de forma artificial en un laboratorio, Lucien está de acuerdo en que hay fuertes motivos para mantenerlo dentro de su "matriz natural" por el resto de materias naturales beneficiosas que se obtienen de este extracto. "Para ese fin, hemos desarrollado un proceso único que utiliza CO₂ para extraer el licopeno a calor bajo. Esto nos permite producir un extracto completamente natural que podemos utilizar para elaborar la crema", explica.

La colaboración es el resultado de un encuentro fortuito entre Crimmins y Lucien en el campus de la UNSW.

"Nos conocimos en diciembre de 2016 y en enero ya teníamos un contrato para hacer las primeras investigaciones. En julio de 2017, ya teníamos un producto en los lineales", indica Lucien.

"Abundant tiene la mira puesta en el mercado chino, porque los productos australianos tienen una muy buena reputación allí, pero estamos orgullosos de ofrecer la crema facial también en la farmacia del campus".


Frank Lucien lidera el equipo de investigación de la Facultad de Ingeniería Química de la UNSW

Crimmins no podría ser más halagador sobre la experiencia de colaboración con la UNSW en el proyecto. "Ha sido muy rápido y eficiente. Para nosotros no es valioso solo el extracto químico puro, sino también las estadísticas y los análisis. La calidad del trabajo de Frank y de su equipo es sobresaliente".

Puesto que ya hay en marcha colaboraciones en cosmética para investigar los compuestos bioactivos de otros vegetales, así como debates sobre productos farmacéuticos futuros, está previsto que la relación prospere en el futuro y Crimmins enfatiza las oportunidades que brinda la colaboración.

"Como enfermo de psoriasis, me apasiona la idea de crear extractos naturales para sanar problemas cutáneos y estoy convencido de que tan solo estamos en el principio de algo grande. Estamos empezando a descubrir que los oxidantes de la berenjena, por ejemplo, podrían utilizarse en cosas como antidepresivos o medicamentos contra las migrañas. Las posibilidades son verdaderamente infinitas".

Fuente: UNSW

Fecha de publicación: 02/01/2018


© 2018 FreshPlaza. Todos los derechos son reservados.