Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Los productores pueden utilizar un kit de prueba para detectar el ToBRFV antes de que las plantas muestren síntomas

Saber, con seguridad, que su cultivo está infectado antes de que las plantas muestren síntomas es lo que los productores quieren desde que el TOBRFV asomó la cabeza. Y, preferiblemente, con rapidez. Este verano, la empresa holandesa Spark Radar ha lanzado un kit de pruebas para productores, que pueden utilizarlo para detectar, con gran fiabilidad y en tres horas, si su cosecha está contaminada.

Según el cofundador de Spark Rader, Rogier van der Voort, la fiabilidad y sensibilidad de su prueba puede compararse con la de una prueba PCR. "Sin embargo, no es necesario enviar las muestras de nuestra prueba a un laboratorio. Eso ahorra un tiempo considerable, que es crucial a la hora de detectar y contener un posible brote".

Cuando estalló la pandemia de COVID-19, él y Bas Rutjens, fundador de Spark Genetics, se pusieron de acuerdo. La empresa lleva apoyando a las empresas de obtención con problemas de genética desde 2018. "Cuando empezó la pandemia, el laboratorio tuvo que cerrar parcialmente. Empezamos a preguntarnos cómo podíamos ofrecer al mercado algo que era muy necesario: una prueba de patógenos fiable y sensible que cualquiera pudiera realizar in situ", dice Rogier.

Pruebas antes de que aparezcan los síntomas
La prueba funciona de forma presintomática, lo que significa que se puede comprobar la presencia del virus de forma temprana. Rogier establece un paralelismo con la COVID-19. "Ahora se puede hacer un autotest. Pero es una prueba de antígenos que se utiliza cuando ya hay síntomas". En el caso del coronavirus, por ejemplo, la mucosidad.

Uno de los síntomas del ToBRFV son las manchas en el fruto o las señales en las hojas. "Las pruebas de antígenos, sin embargo, no son tan fiables como las de PCR, y su menor sensibilidad significa que no funcionan antes de los síntomas. Además, solo se pueden analizar dos o tres plantas a la vez", explica Rogier.

Material foliar
En la actualidad, los productores pueden analizar 60 plantas a la vez con los kits de prueba de Spark Radar. Las pruebas pueden realizarse de tres maneras. "Empezamos con muestras de hojas. Un trozo de hoja del tamaño de una uña es suficiente. Los productores introducen la muestra de hoja en una bolsa que les proporcionamos y, una vez introducida, pueden empezar las pruebas".

Los kits de pruebas incluyen el material y las herramientas para que los productores puedan realizar las pruebas ellos mismos. "Hemos desarrollado equipos para leer las pruebas. Para ello utilizamos bastidores magnéticos y de detección. La gradilla magnética nos permite extraer el virus de la muestra, lo que ayuda a garantizar la alta sensibilidad de nuestras pruebas", continúa Van der Voort.


Una parte del kit de pruebas. El recipiente blanco está revestido de imanes. La detección se realiza con otra gradilla.

Pruebas en la superficie y en el agua
Sin embargo, los productores prefieren analizar algo más que el material foliar. "Hay mucha demanda en el mercado de pruebas con hisopos, que permiten comprobar la presencia del virus en cosas como carros o cuchillas. Es como el hisopo de algodón que se usa en la garganta y la nariz cuando se hace un autotest de COVID-19".

Desarrollaron un tercer protocolo de pruebas para el agua. "Los productores pueden hacer pruebas para el ToBRFV en, por ejemplo, su sistema de drenaje", explica Rogier. Estos dos últimos métodos de prueba se encuentran actualmente en sus fases finales de introducción en el mercado. "Estamos en plena fase de prueba de estas nuevas aplicaciones y utilizamos los comentarios de las pruebas para que los kits de agua y de hisopos sean lo más duraderos posible". La empresa tiene previsto comercializar estos dos kits de pruebas en diciembre.

Internacional
Spark Radar también quiere empezar a ofrecer los kits a nivel internacional, y esta incipiente empresa ha dado los primeros pasos hacia esa dirección. "Un gran grupo norteamericano lleva varios meses utilizando nuestra prueba. Quieren implantarla más ampliamente durante el próximo periodo de cosecha. También tenemos el compromiso de un grupo holandés con explotaciones en el extranjero, que tienen la intención de utilizar nuestras pruebas fuera de los Países Bajos", afirma Rogier.

Una prueba de virus debe ser fiable. Por ello, los kits de pruebas incluyen un manual claro (también se puede ver un vídeo en línea). Por ahora, está en holandés e inglés, pero la empresa quiere incluir también otros idiomas. "Actualmente, nos centramos en la producción de las pruebas. Hemos conseguido nuevos clientes tras presentar la prueba en un evento reciente".

Pruebas para otros patógenos
No cabe duda de que el ToBRFV está recibiendo atención mundial. Eso nos lleva a preguntarnos: ¿Tiene Spark Radar la influencia necesaria para ayudar a los productores a combatir el virus? El cofundador de Spark Radar cree que sí. "Recientemente fuimos elegidos para participar en el programa Fast Lane del Foodvalley y del fondo de inversión gubernamental InvestNL. Tuvimos que dar una respuesta a lo que se necesita para ser aún más influyentes, escalar y mantener la velocidad actual y proyectada de nuestra prueba".

Esa velocidad no solo se aplica al ToBRFV, sino a otros virus, bacterias y hongos de las plantas. Spark Radar también está trabajando en un kit de pruebas para el virus de la piel del pepino y el virus del mosaico en los tomates. "Serán pruebas similares a las del ToBRFV", concluye Rogier.

 

Para más información:
Rogier van der Voort
Spark Radar
8 Padualaan
3584 CH, Utrecht, Países Bajos
Email: rogier@sparkgenetics.com 
Email: info@sparkradar.bio 
Web: www.sparkradar.bio


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor