La empresa navarra Endinava, especialista en endibias y lechugas vivas, se lanza al cultivo de higos

"Está habiendo un boom en el consumo de higos"

De vender endibias y lechugas vivas a apostar por también por una de las frutas que cada vez es menos desconocida en los países del centro y norte Europa: el higo. La empresa navarra Endinava ha encontrado la forma de producir este fruto de forma ecológica en una zona poco común para su cultivo.  

Los orígenes de Endinava se remontan al año 1977. En aquellos tiempos fundaron la empresa dos hermanos: Julio y Faustino Calvo. La empresa se llamaba Hnos. Calvo. Nadie creía que en un clima seco y caluroso como es el de la Ribera de Navarra pudiera darse este producto que se cultiva en climas húmedos en el Norte de Europa. En 2012, con la segunda generación de la familia se inició un nuevo proyecto: la lechuga cultivada en piscinas de agua. Este producto se comercializa con raíz, lo que hace que se mantenga fresca mucho más tiempo. En poco más de un año, Endinava puso en el mercado varios tipos de lechugas vivas como Batavia, Lollo, Hoja de Roble y la famosa Salanova® Trocadero, una alternativa más fresca y duradera a las bolsas de IV gama.

"En 2017 comenzamos otro ilusionante proyecto que este año 2021 tendrá sus primeros frutos. Hemos plantado unas 24 hectáreas de higo ecológico, seleccionando nosotros mismos variedades prometedoras de higos y usando técnicas novedosas de cultivo gracias a la cooperación con una empresa israelí, para obtener el mejor producto posible", explica Carlos Menchaca, del departamento comercial de Endinava. 

"Antes de realizar la inversión, comprobamos que las higueras daban fruto de buena calidad alrededor de dos semanas más tarde respecto a la zona del Levante español, de donde proceden los mayores volúmenes en el país. Afortunadamente, el higo no es un producto difícil de cultivar en ecológico y nosotros podemos suministrarlo hasta mediados de octubre", cuenta el comercial.

La superficie de cultivo para fresco está aumentando en diversas zonas productoras de España, especialmente en la Comunidad Valenciana y Lérida, en Cataluña. "La verdad es que hemos observado como la popularidad de este producto crece en los últimos años, ya que ha pasado de considerarse una fruta que engorda, a un producto muy rico en propiedades nutricionales y beneficiosas para la salud, el cual están impulsando, entre otros, los canales de cocina y los influencers. Está habiendo un boom en este producto", afirma Carlos Menchaca. 

Las primera cosecha empieza a finales de junio con las brevas, que dura alrededor de 3 semanas, mientras que, a finales de julio tiene lugar la cosecha de higos, con una duración de entre 6 y 7 semanas. 

La empresa está en estos momentos en la búsqueda de clientes en Europa para los grandes volúmenes que espera en los próximos años. "El año pasado hicimos algunos envíos con cantidades pequeñas a Francia y Países Bajos. Los clientes quedaron muy satisfechos y esperamos crecer con ellos. No obstante, estamos abiertos a nuevos contactos para dar salida a la producción que está por venir. Este año esperamos cosechar entre 100.000 y 150.000 kilos de higos, cantidad que duplicaremos el año que viene. Esperamos alcanzar el medio millón de kilos en alrededor de 3 años, cuando alcancemos la plena producción. Al producirlo en ecológico pensamos que tendremos una buena aceptación en los mercados del norte de Europa. Si bien Turquía también suministra a estos países, apenas tenemos constancia de que lo produzcan en ecológico", concluye Carlos Menchaca.

 

Para más información: 
Carlos Menchaca
Endinava
T: +34 948667048
M:+34 608634171

Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor