La oferta de pimientos hasta la Pascua era muy poca. El precio no era muy bueno, sobre todo en comparación con el año pasado, afirma Hans Derks de FresQ-Fresteem. "Hasta la Pascua el pimiento holandés fue afectado por la competencia de Israel. Israel ya casi está terminando."




"La oferta holandesa está muy avanzada. La producción después de Semana Santa fue buena, ya que el clima ayudó mucho, después los precios estuvieron bajo la presión de la gran oferta. El Bloque del Este ha cambiado ahora de Israel a Holanda. La demanda de los EE.UU. también esta aumentando y principalmente quieren pimientos rojos y naranja", agregó el Sr. Derks.

"Aún hay suficiente pimientos amarillos a nivel local. El precio es de 1,50 para el rojo, 1,25 para el amarillo, 1.25 para el naranja y 1.10 para el verde que es demasiado bajo para esta época del año. Este año, se tuvo que hacer un cambio rápido de poca oferta a demasiada, generalmente la transición es más suave, pero el verano también comienza después", concluye.