Con el objetivo de incrementar los ingresos económicos de pequeños productores agrarios de la región Cajamarca, el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) y la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) anunciaron ejecución de proyecto.

Mejorar la calidad de vida de los agricultores y reducir la pobreza, mediante la tecnificación de la actividad agrícola, la promoción de la cadena productiva por asociación de agricultores y la conservación de los recursos naturales, son también objetivos que se ha planteado el proyecto.

Para lograrlo, el INIA, en coordinación con una misión de expertos del JICA, generará y transferirá tecnología agraria que eleve los niveles de productividad de los agricultores beneficiarios. Además, proveerá semilla de calidad de los cultivos de ajo, arveja y maíz morado, masificando su producción y uso para hacerlos más rentables.

Por su parte, el JICA cofinanciará el proyecto y ha comprometido la participación inicial de seis expertos japoneses, así como el suministro de maquinaria y equipos. También facilitará la capacitación, en Japón y otros países, de especialistas peruanos.

El proyecto "Incremento de los Ingresos Económicos de los Pequeños Productores Agrarios en la región Cajamarca" tendrá una duración de cinco años y su ámbito de acción serán las provincias de Cajamarca, Cajabamba, San Miguel y San Pablo, así como el distrito de Ichocán.

Cinco comunidades modelo han sido seleccionadas para la ejecución de los trabajos y se estima que alrededor de 500 familias de pequeños productores agrarios se beneficiarán directamente.

Datos

El INIA lidera el proyecto y cuenta con el apoyo del Programa de Desarrollo Productivo Agrario Rural (AgroRural), el Gobierno Regional de Cajamarca y de las municipalidades de Cajamarca, Cajabamba, San Miguel, San Pablo e Ichocán.

Estas instituciones también orientarán sus esfuerzos en la capacitación y asistencia técnica de los agricultores. Asimismo, trabajarán en dinamizar la cadena productiva, que incluye el procesamiento y comercialización de los cultivos, para lo cual se prevé la construcción de plantas de procesamiento primario y agroindustrial.

La meta principal es la obtención de un modelo de desarrollo rural que pueda aplicarse en otras provincias de Cajamarca y en regiones como Amazonas, Áncash, Ayacucho, Huancavelica, Huánuco, Junín, La Libertad y Piura.

Fuente: AgrariaPe