"Este año tenemos que prestar más atención a los tomates cherry y hemos contratado a alguien para ello. También estamos ampliando nuestras actividades orgánicas. Ahora, varios de nuestros productores son capaces de empacar en sus campos, un ejemplo de esto son las berenjenas. Este año también contamos con la marca King y se desempeña muy bien", dice Kees Havenaar, responsable de las ventas de verduras de invernaderos españoles de Frutas Luna.

"Dejamos atrás una semana con clima oscuro y lluvioso. En todo caso, la lluvia aumenta el precio, ya que no se puede realizar la cosecha. Con un clima oscuro los pepinos se doblan y salen sus frutos, por lo cual, veremos los resultados en dos semanas. De lo que pasará en el mercado depende de los supermercados. La oferta no será menor. El precio posiblemente puede disminuir, pero no demasiado", espera Havenaar.

El producto principal de Frutas Luna es el pimiento. "El precio de los pimientos también aumentó drásticamente, debido a que la lluvia llegó al mismo tiempo que la disminución de los pimientos rojos holandeses. Entre tanto, tenemos de nuevo un precio normal. Las ventas de pimientos verdes y amarillos fueron buenas durante poco tiempo, pero ahora el mercado es muy tranquilo, sólo es cuestión de esperar hasta que la oferta holandesa termine. Además espero que los precios de los pimientos verdes y amarillos aumenten para la próxima semana, debido a que los productores no recogen los amarillos e Inglaterra quiere los verdes".



"También, el precio de las berenjenas aumentó debido al mal tiempo. Ahora el producto holandés se termina y esto es bueno para los productores, ya que hasta ahora la temporada no fue muy buena. La oferta disminuirá bastante durante el próximo período y ahora hay buena demanda desde Rusia. Por otra parte, los tomate tienen precios normales y vendrá competencia principalmente desde Marruecos con tomates (cherry) y frijoles. Pero en mi opinión, Israel es un competidor mucho más grande".

A pesar de la crisis económica, Havenaar espera que el sector de las frutas y verduras pueda salir de esto. "La gente va a seguir comiendo. Obviamente se quiere pagar menos todo el tiempo, pero comer es una necesidad. La desventaja es que el fisco español está vacío y las empresas, con el IVA en compras y ventas, a veces tienen que esperar mucho tiempo antes de que les sea devuelto por las autoridades fiscales. Además, los bancos no están particularmente interesados en los préstamos".

Más información:
Kees Havenaar
Frutas Luna
Tel +34-950178653
E-mail: kees@frutasluna.com
www.frutasluna.com