En los últimos años, no ha sido muy habitual encontrar espárragos en el mercado polaco. La producción se concentraba en los mercados de exportación, principalmente en Alemania. Sin embargo, parece que el espárrago está empezando a ganar popularidad también en el mercado nacional.

Marian Jakobsze, presidente de la Asociación de Productores Polacos de Espárragos, dice que la mayor parte de la producción (alrededor de 5.000 toneladas) ahora se queda en el país. Según la información ofrecida por Eurostat, es ligeramente inferior a la mitad. Las cifras de Eurostat muestran que Polonia exportó en torno a 2.700 toneladas de espárragos en 2012. La mayoría de ellas terminaron en Alemania. Otras 500 toneladas se enviaron a los Países Bajos y el resto se suministró a Francia, Suiza y Austria.
 
Jakobsze comprende la razón del interés creciente en los espárragos. Por un lado, los polacos han adquirido la nueva libertad de viajar a nuevos países y conocer las especialidades regionales gracias a la reunificación alemana y a la entrada en la UE. Esto ha llevado a que sea más fácil adquirir estas especialidades en su propio país. Por otro lado, la fuerte presencia del espárrago en los programas de cocina, en páginas web de recetas y en restaurantes también está contribuyendo a esta nueva popularidad.
 
 
Fuente: ami